50 años de historia 2ª parte - Jaguar E-Type Lightweight

By | 18:51 Comentarios
La semana pasada, comenzamos hablando del Jaguar E2A. Un prototipo que perfiló las líneas y el camino a seguir con el E-Type. Un coche muy importante, ya que se probaron en él muchas soluciones que posteriormente usó el modelo de producción. En esta segunda parte, continuaremos con la historia de este gran automóvil que es el Jaguar E-Type, centrándonos, recordad, en las versiones de competición.

Después de la aventura y las múltiples pruebas realizadas con el Jaguar E2A, en marzo de 1961 se presentó finalmente el esperado GT de Jaguar en el Salón de Ginebra. Y prácticamente un mes después, se hizo lo mismo en el Salón de Nueva York. Al ser un mercado muy importante para la marca originaria de Blackpool, se contó con la actriz y “sex symbol” Marilyn Hanold como madrina del modelo.

Este modelo recibió el motor de 6 cilindros en línea con bloque de hierro y culata de aluminio de 3.781 cc de la familia XK, que alimentado por tres carburadores horizontales SU-HD8 desarrollaba 265 CV a 5.500 rpm. El bastidor derivaba del D-Type, siendo como en aquel un monocasco con subchasis delantero para motor y suspensiones. También se echaba mano del habitáculo de la Berlina MK2. Alcanzaba los 242 km/h y llegaba a los 100 km/h desde parado en 7 segundos. Su peso se quedaba en 1200 kg.

Todo esto, hacia del E-Type un auténtico Gran Turismo y una base magnífica para competición. Aunque hay que decir que Lyons le dio la espalda en este sentido y fueron los clientes quienes se encargaron de evolucionar el modelo en competición. Pero como es de esperar, sin apoyo de fabrica, la evolución fue lenta y bastante escasa.

Gracias a los pequeños triunfos puntuales de privados al volante de los E-Type en 1961/62, en especial de John Coombs, que puso su preparación al servicio de Roy Salvatori y Graham Hill, la fabrica empezó a plantearse volver a competir.

También la insistencia de muchos de ellos para que Jaguar fabricara una versión de competición, fue decisiva,y Sir Lyons finalmente decidió construir una pequeña serie de 12 unidades para la temporada de 1963. Jaguar tomó como base la preparación de Coombs (que tan solo montaba un frontal algo más ancho y una batería de carburadores triples de la marca Webber) y evolucionó el E-Type. Para mantener la homologación del modelo como GT, la carrocería se podía modificar, e incluso cambiar, pero el chasis no. Por lo que el chasis seguía siendo el monocasco de acero. La carrocería en cambio, se cambió por una de aluminio, más ligera que la original. Montaba un hardtop con un respiradero trasero para mejorar la rigidez y la aerodinámica.


Obligados por las exigencias de la competición se incluyeron algunos cambios también en el motor. El 3.8 litros se modificó y revisó montando una culata de aluminio en vez de la de acero fundido, y se incorporó una inyección Lucas, que ayudaba a que el 6 cilindros llegara hasta algo mas de 300 cv. Comentar que gracias a estas modificaciones, el coche rebajó su peso en poco mas de 200 kg, quedándose en 975 kg, y recibiendo el apodo “Lightweight”.

La potencia del motor se transmitía a las ruedas traseras a través de una caja de cambios de 5 velocidades de relación cerrada.

Los equipos privados no tardaron en reservar su unidad, algunos de los cuales recibieron apoyo directo de fábrica, como John Coombs o Briggs Cunningham, quien tras la experiencia con el E2A, reservó 3 unidades para Le Mans.

También se fabricaron algunas unidades como Fast-Back, ya que se probó que era más eficiente.

En Inglaterra, Peter Sutcliffe estaba obteniendo muy buenos resultados y el distribuidor alemán de Jaguar Peter Lindner ganó una cantidad considerable de carreras con la versión fastback del Lightweight a la cual se dio por llamar Low Drag. Pero por desgracia sufrió un fatal accidente en Montlhely en otoño de 1964.

A raíz de este incidente los restos del coche fueron requisados y no se recuperaron hasta principios de los años 80. El nuevo propietario consideró la posibilidad de reconstruirlo, pero finalmente optó por acudir a Lynx Engineering que realizó básicamente un coche nuevo utilizando un chasis de repuesto y varias partes recuperables del Jaguar. Sin embargo, los restos del coche fueron preservados y permanecieron con el coche fabricado por Lynx Engineering en el Museo Roso Bianco. En 2008 el propietario vigente adquirió los dos coches y restauró el original.

El trabajo fue llevado a cabo por su propia compañía “Classic Motor Cars”, decisión más que acertada ya que sólo el trabajo de restauración y fijación de la carrocería supuso más de 5000 horas de trabajo. Lo más sorprendente de todo esto es que los empleados de “Classic Motor Cars” consiguieron salvar el 90% de la mutilada carrocería, cosa que 30 años antes habría sido totalmente impensable. El trabajo de restauración tardó en completarse alrededor de 3 años pero estuvo a tiempo para la celebración del 50 aniversario del E-Type. Una de sus primeras apariciones fue en el concurso de elegancia de Villa d’Este de 2011. Durante la primera semana de julio también fue exhibido en el Festival de Velocidad de Goodwood, donde Jaguar es marca patrocinadora. El chasis S850663 ha podido verse desde entonces en multitud de eventos en los últimos dos años.

He aquí, la historia de este gran automóvil, que cumple este año 2011 su 50 aniversario.

0 comentarios: