Carreras-cliente - Mercedes SLS GT3

By | 20:05 Comentarios
Durante el mes de abril del año 2010, mas concretamente del 2 al 11 del mencionado mes, se celebró el Salón del Automóvil de Nueva York en el Jacob Javits Convention Center.

En dicho salón pudimos ver varias propuestas destinadas a su comercialización, de marcas como Hyundai, que presentaba su primera mecánica híbrida que montaría el modelo Sonata en Estados Unidos. O Ford, que comunicó su acuerdo de colaboración con la empresa de software informático Microsoft.

Pero todos los años hay algún fabricante dispuesto a sobresalir por encima de los demás, con alguna creación, sea un show car, o algún invento nuevo. Y ese año fue Daimler-Benz, más conocido por el nombre de sus productos, Mercedes, quien contaba en su stand con algo que centraba gran parte del interés del público presente. Y no estamos hablando del Clase R BlueEFFICIENCY, que no es que le falte interés, sino que no es el tipo de coche que tratamos en este blog.

Hablamos de un automóvil destinado a un nicho y una categoría donde nunca había estado presente la firma de la estrella. El de los coches carreras-clientes para la categoría GT3 de la FIA.

Muchos de vosotros os preguntaréis que es un carreras-cliente. En el mundo competición, los carreras-cliente son aquellos vehículos que un constructor desarrolla para que los pilotos privados puedan participar en carreras con máquinas mínimamente competitivas por un precio comedido. Aunque los 400.000 euros que piden por nuestro protagonista no parece un precio muy comedido.

Y hablando de nuestro protagonista, ¡¡¡aún no os lo hemos presentado!!! Se trata del Mercedes SLS AMG GT3.

Salta a la vista en este coche, qué modelo a tomado Mercedes como base. El SLS de producción lógicamente.

Con la ayuda de HWA, empresa encargada de desarrollar los Clase C del DTM, se pusieron manos a la obra, y del SLS, cogieron prácticamente todo, pero con algunas modificaciones, para hacerlo competitivo en la categoría GT3 y para cumplir las normas de la FIA.

Se le somete a un nuevo estudio en el túnel de viento, recibiendo multitud de piezas en fibra de carbono. El frontal incorpora un alerón o splitter regulable y se sobredimensiona el paragolpes para alojar una entrada de aire más grande, permitiendo que llegue al motor una mayor cantidad de aire. Se han ensanchados los pasos de rueda y se ha practicado una salida de aire tras ellos para evacuar el aire caliente del vano motor y los frenos. También dispone de otro par de salidas de aire detrás de los pasos de ruedas traseros para la extracción de aire caliente, haciendo que la anchura total del conjunto aumente 50 mm respecto al modelo de producción, llegando hasta los 1.990 mm. En la parte trasera también se ha instalado un enorme alerón regulable, construido en fibra de carbono, que invalida la pequeña ala retráctil que tienen los SLS de producción, y en la parte baja cuenta con el indispensable difusor, que mejora la adherencia del coche en pista.

Todo esto montado sobre el mismo chasis del vehículo que podemos comprar en las tiendas. Un monocasco formado por un 45% de perfiles de aluminio , un 31% de chapa de aluminio, un 20% de vaciado de aluminio y un 4% de acero, que pesa tan solo 241 kg. 

Pero para poder competir hace falta cumplir unas normas de seguridad que impone la FIA, así que recibe una jaula de acero , aumentando la rigidez. A su vez, el asiento del piloto va metido en un "cajón" de fibra de carbono reforzado con CFRP, igual que los coches que compiten en el DTM.


El motor es el mismo que se usa en el modelo de calle, el V8 de 6.3 litros atmosférico y 571 CV, prácticamente sin cambios, sólo unas bridas en admisión que rebajan su potencia hasta los 480 CV. ¿por qué? Pues porque la reglamentación de la categoría FIA GT3 se basa en intentar la máxima igualdad para todos los participantes. Por eso se condiciona la potencia del motor según el peso total del coche a competir, es decir, intenta equiparar la relación peso potencia de todos los coches inscritos en la categoría. 

Por descontado que la potencia se aplica al eje trasero, con autoblocante mecánico y caja de cambios secuencial de 6 velocidades en posición transaxle, osea, colocada detrás del diferencial, en el mencionado eje trasero. Ésta, está unida al motor como en el modelo de producción, por un árbol de fibra de carbono. 

La caja de cambios condiciona las prestaciones, pues se pueden cambiar los desarrollos de las marchas para adaptarlo a los diferentes circuitos. Eso sí, la aceleración desde parado hasta los 100 km/h la pudo hacer en poco más de 3,5 segundos y la velocidad puede superar los 300 km/h. 

Para las suspensiones también se deriva de las montadas por el SLS AMG de calle. Paralelogramo deformable mediante triángulos superpuestos con muelles helicoidales, amortiguadores de gas y barras estabilizadoras. Por descontando, se pueden regular tanto las geometrías, los tarados, la altura o la dureza. Las barras estabilizadoras también pueden ser reguladas.

Cuenta con dirección asistida, más directa que la de calle, y que se endurece con el aumento de la velocidad. Los frenos incorporan discos de carbono y ABS especialmente tarado para competición. 

En el interior se mantienen ciertos detalles del modelo de calle, como el salpicadero o las salidas de aireación  pero se cambian los relojes por una pantalla multifunción donde se puede ver diversa información sobre el estado del coche o incluso los tiempos de vuelta. Se eliminan los asientos de serie y se incluye un backett que lleva un arnés de seis puntos y las sujeciones del Hans. El volante también se cambia por uno especial para este vehículo, acortado por la parte superior para facilitar la lectura del cuadro de mandos, incluyendo las levas para manejar el cambio secuencial. 

En el lugar que ocuparía la palanca del cambio se incluyen los mandos de arranque, del extintor o del control de tracción, por poner algunos ejemplos. Y el equipo de audio se elimina, poniendo en su lugar una tapa con la inscripción SLS AMG GT3.

Este coche, debutó en el circuito de Nurburgring el 2 de abril de 2011, y se le puede ver en varias competiciones como el AOAL GT, el Belcar o el FIA GT.

Tras su exposición en el Salón de Nueva York, se vendieron 35 unidades en tan solo 6 meses, augurando un gran futuro y muchos títulos para este modelo. 

0 comentarios: