Vestido para el futuro - BMW GINA Lightvision

By | 13:05 Comentarios
Esta semana en Top Concept Machines viajamos hasta el cercano año 2008 para recordar un prototipo que se sale por completo de la normalidad por un detalle fácilmente apreciable: ¿quién se habría imaginado un BMW con una carrocería que se asemeja más a la piel que al acero al que estamos acostumbrados? Y es que de hecho, no tiene nada que ver con el acero, sino que se trata de un tejido híbrido de lycra y polyuretano, impermeable, resistente al frío, al calor y con una capacidad de dilatación sorprendente.


Se aprovechó la ocasión de la reinauguración del Museo BMW en Múnich para presentar este genuino prototipo diseñado por Chris Bangle. Su nombre: el BMW GINA Lightvision, siendo el nombre de GINA las iniciales de Geometry and Functions in “N” Adaptations (Geometría y Funciones de Múltiple Adaptación). Esta nueva pieza de BMW tiene su base en la plataforma de Z8 Roadster.

Lo que más nos llama la atención, además de lo obvio, que es el material en el que está construida está carrocería, es que está dotada de elementos cuya movilidad depende de las circunstancias. Además es curioso observar que no existe ninguna ranura visible, lo que da un aspecto de continuidad y suavidad en las líneas estéticas del vehículo.


Ésta carrocería se divide en varios segmentos: el primero que abarca desde la parte frontal hasta la base del parabrisas continuando hasta el límite posterior de las puertas, luego tendríamos las piezas laterales que cubren desde la base de los umbrales delanteros hasta la zaga pasando por los pasos de rueda traseros y por último estaría la parte central de la zaga.

De los elementos móviles que citábamos, llama la atención la parte que rodea los faros del coche. Ésta parte se abre y se cierra como si fuera el párpado de un ojo, en función de si llevamos los faros de tecnología LED encendidos o apagados respectivamente.Pero es importante decir que esto únicamente sucede con los faros delanteros, ya que los traseros, LED igualmente, se transparentan a través del tejido, que es traslúcido.

Otra de las partes móviles de esta carrocería es la parte central del capó, un corte longitudinal que se abre en sentido lateral para mostrarnos el motor de este espectáculo rodante a través de una abertura de 50 cm. Por último, el alerón colocado en la parte trasera del concept también sale en función de la velocidad a la que vaya el vehículo.


Podríamos decir que nos encontramos ante uno de los grandes hitos de la historia de la ergonomía en lo que a su aplicación al mundo del motor se refiere, ya que su interior es adaptable, así como el salpicadero, a las exigencias preferidas por el conductor afortunado de poder llevar este vehículo. La posición del volante, de los mandos y del asiento, nos facilita la entrada al vehículo estando éste parado, pero en el momento que el conductor se encuentra sentado al volante, estos elementos se adaptan a las medidas de la persona en cuestión resultando ideales para la conducción. Es ciertamente curioso ver cómo el reposacabezas emerge del asiento para llegar a la posición adecuada para el conductor.

El mecanismo que activa el movimiento de esta carrocería se genera a través de una serie de impulsos electro-hidráulicos inducidos por varios motores que empujan el tejido que rodea el bastidor del concept. En caso de impacto el chasis de fibra de carbono formado por cableado y tubos de este material sería el encargado de actuar.



La tapicería que se emplea en este modelo concepto está hecha del mismo material que la carrocería, y cubre parte del habitáculo y los dos asientos de los que dispone.
Las puertas que monta este prototipo son en elitro.

Respecto al panel de instrumentos se ha elegido la sobriedad, la simplicidad y la funcionalidad por encima de cualquier otra cosa, y sólo se muestran las opciones útiles para el conductor en cada momento, quedando ocultas otras que se consideran de importancia secundaria. La palanca de cambios surge de un fuelle textil fuertemente tensado.

Del motor sabemos que se sitúa en posición frontal, bajo la abertura de cremallera que antes os contábamos, y suponemos, ya que no se dice nada al respecto, que al estar fabricado sobre la base del Z8 montara el motor de este, que es un V8 de 400 CV  y propulsion trasera. Asimismo equipa llantas de 20”, doble salida de escapes traseros y una tercera luz de freno incorporada en el alerón móvil.


Este ejercicio de estilo de la marca alemana no deja indiferente a nadie por la originalidad de la propuesta y desde luego por la incertidumbre que nos provoca el pensar si el día de mañana llegaremos a ver coches "vestidos" con este tipo de tejido. Aunque nos parece que la propuesta es interesante, seguimos con la duda de cómo se comportaría el concept en caso de colisión, y si el material es ignífugo. Tendremos que seguir pendientes de este tipo de novedades y propuestas para hacernos una idea de lo que nos depara el futuro en cuanto a los vehículos que nos acompañarán por las calles en años venideros.

0 comentarios: