Delante del futuro de Ford - Ford Evos

By | 14:53 Comentarios
La conectividad, la posibilidad asombrosa de interacción, las líneas dinámicas, y mucho más, son los protagonistas principales que se reúnen en el nuevo y aclamadísmo prototipo de Ford. Con el pretexto de su visita a Madrid y de la posibilidad que tuvimos de tenerlo delante en vivo y en directo, esta semana nuestro concept no podría ser otro que el Ford Evos.


Tal y como pudimos escuchar en las palabras de los propios diseñadores, la línea estética que han querido obtener tiene como objetivo despertar en el público la sensación de estar ante un vehículo dinámico. Y es que la idea del Kinetic Design de Ford se encuentra presente en cada detalle de este modelo, pero sobre todo en su carrocería. La sensación de movimiento se ve alimentada gracias a las líneas discontinuas que se dibujan en su exterior y gracias a un frontal en el que destaca la expresión que unos estrechísimos faros otorgan al prototipo. Estos faros son tan sólo 1/3 del tamaño de los del Ford Mondeo. Su batalla es de 2.74 m, y sus 4.5 m de largo por 1.36 m de alto están tintados con ese granate brillante que le da una apariencia tan deseable como tal era el objetivo de sus diseñadores. Desde luego que han conseguido con creces la meta de despertar en el público el deseo de poseer el coche, no sólo de admirarlo.


Unas puertas de ala de gaviota nos dan acceso al sobrio interior del que no es fácil pensar que pueda incluir tantas innovaciones y nuevas tecnologías. El color dominante es el gris, pero para el asiento del conductor se ha elegido un color rojo anaranjado. En palabras del propio equipo de diseño se trata de una elección guiada por la intuición, por la convicción que tienen de que esta distribución de colores se convertirá en tendencia en un futuro no muy lejano. Los asientos delanteros están anclados sólo por el centro, en lugar de en las cuatro esquinas de la banqueta, lo cual añade un espacio extra para que los pasajeros de los asientos traseros puedan ir más a sus anchas.

Monta un motor híbrido, lo cual demuestra su toma de corriente que se encuentra al abrir la puerta trasera izquierda o la tapa del depósito de combustible en la parte derecha, a la vista como todas las que conocemos. La autonomía declarada para este motor es de 800 km, siendo una cifra bastante respetable para lo que últimamente nos está llegando de la mano de otras marcas.


El panel de instrumentación se dispone en varias pantallas, algunas de ellas de funcionamiento táctil. Entre sus sorprendentes funciones, que giran en torno a hacer del coche un instrumento interactivo mucho más allá de la pura conducción, se encuentran todas las funcionan en base a la información que se encuentra en la "nube" como ellos lo llaman.

Esta nube contendría todo tipo de información para hacer de la experiencia a bordo del Evos, algo único. Por ejemplo, en esta nube estaría disponible nuestra información de redes sociales, donde se encuentran evidentemente nuestros amigos. Si el coche detecta mediante esta información, que hay algún amigo cerca, puede ofrecerte llevarte hasta él redirigiendo tu ruta. ¿Se acabaron los encuentros casuales con amigos y conocidos o quizás van a ser sólo más frecuentes? Asimismo, y a un nivel más práctico, esta nube contiene información de la densidad de tráfico que tiene la ruta que vamos a seguir, para así, si detecta que hay retenciones, darnos la posibilidad de rehacer el trayecto y guiarnos por otro camino que esté despejado.


Pero no acaban aquí las facilidades, ya que ¿quién no se ha enfrentado al gélido ambiente del coche después de estar toda una noche de invierno en la calle o en un garaje? Todos sabemos que, aunque depende del coche que tengamos, nos cuesta entrar en calor. Esta sería una situación que no sufriríamos con el Evos, ya que podemos programarlo para que sepa a qué hora nos levantamos (sincronizándolo con el despertador de nuestro smartphone) y cuánto tardamos en coger el coche, para así tener la temperatura que queramos preparada en el momento de meternos en el coche.


El Evos aprende también de nuestras rutinas en la forma de conducir y se adapta a nosotros haciendo que la tarea se convierta en una experiencia divertida y singular. Ésta es una idea a la que los fabricantes dan mucha importancia, al hecho de que sentarnos al volante del Evos nos haga disfrutar con la conducción del coche. Podemos, por ejemplo, elegir que en el panel de instrumentos sólo aparezca disponible la información básica que necesitamos para conducir, liberando de información prescindible a tal efecto.

Si sucede como con el Iosis, que se terminó viendo reflejado en el nuevo modelo del Mondeo, podemos llegar a ver el diseño del Evos por nuestras calles. De hecho la idea de Ford es que el frontal del prototipo sea el que veamos en los siguientes modelos de la marca, y por lo que a nosotros respecta, pensamos que es un acierto haber escogido este diseño y de hecho pensar en hacerlo global y para todos los mercados.

0 comentarios: