Dos en línea - Volvo Tándem

By | 17:45 Comentarios


Echándole un vistazo a nuestras carreteras en los momentos de hora punta, y más si somos participantes de estos embotellamientos, seguro que ninguno hemos podido evitar ver como nuestros amigos motoristas pasaban por nuestro lado deshaciéndose del entuerto y viendo cómo sus compañeros “enlatados” perdían la paciencia. Evidentemente la elección de la moto como medio de transporte diario soluciona problemas a muchos niveles: el que acabamos de comentar de evitar atascos, el problema de aparcamiento, se reduce considerablemente el gasto de combustible así como las emisiones de CO2, los precios de los seguros suelen ser más bajos...y todos estos argumentos han sido tenidos en cuenta por parte del Volvo Monitoring and Concept Center (a partir de ahora VMCC) en el diseño del prototipo que esta semana os traemos.


A la alternativa de la moto, muchos conductores pueden ser reacios por varios motivos, que tampoco se han escapado de la consideración del VMCC. Es lógico pensar que en condiciones meteorológicas adversas o en momentos en los que tenemos que transportar una carga que no entra en las maletas de la moto, el hecho de tener que coger el coche es casi obligatorio (si se tiene la alternativa, claro).



La marca sueca Volvo se sentó a pensar allá por el año 2004 en un concept que solucionase los problemas que para muchos usuarios pueden plantear las motos en determinadas circunstancias pero que se aprovechase de las ventajas con las que indudablemente cuenta. Así, partiendo de esta base, creó el que se dio por llamar Volvo Tándem, debido a la disposición en línea de los asientos de sus dos ocupantes. De este Volvo Tándem se produjeron 2 modelos, perfectamente distinguibles por los colores de su carrocería (una amarilla, la otra en roja) y por los detalles exteriores que incluían.

Para empezar, como podemos ver, el que está pintado en amarillo tiene los guardabarros independientes de la carrocería y una forma que no recuerda tanto a un coche como el que está pintado en rojo. Ambos modelos miden 1450 mm de ancho, pero los diseñadores de VMCC comentaron en su día que esta medida puede verse reducida hasta los 1300 mm ¿Qué conseguiríamos con esta reducción a priori inestimable? Algo tan importante como que dos Tándem entren a la vez en un sólo carril. Además, teniendo en cuenta el ligero peso de este concept, de tan sólo 600 kg, no es necesaria una gran potencia para hacerlo funcionar eficazmente. Además en principio, el hecho de que vaya tan a ras de suelo hace que se potencie una buena adherencia y no tenga el problema de poder volcar en un momento dado.



Estando ante este prototipo es lógico que nos planteemos cuestiones de seguridad en cuanto a la posibilidad de vernos involucrados en un accidente. Volvo, marca siempre considerada líder en cuestiones de seguridad, no ha dejado de lado este aspecto y ha conseguido combinar el confort de los pasajeros con una estructura de seguridad que protegería a los mismos en caso de colisión lateral con otro vehículo más pesado.

El motor de este ejercicio de diseño está situado en posición trasera, por lo tanto, el espacio para llevar equipajes y demás cargas que deseemos transportar, se encuentra bajo el capó del coche. Además este frontal, igual que los laterales que hemos comentado antes, se encuentra reforzado por estructuras que nos protegerían en caso de colisión frontal. El motor de este prototipo es eléctrico, como viene siendo más que habitual en los concepts de nuestros días, y es capaz de desarrollar hasta 120 cv, según hemos leído en varias fuentes. Según Doug Frasher, el jefe del proyecto, se decidieron a impulsar este prototipo mediante un motor eléctrico por cuestiones de seguridad principalmente, pero no descartan que pueda montar un motor de combustible convencional.

La conducción de este vehículo, según las impresiones de las personas que han tenido la posibilidad de probarlo, es bastante cómoda. La opinión generalizada al respecto es la de que estar dentro del vehículo da la sensación de estar metido en una pecera, pero que su cristal panorámico hace que no tengamos impresión ninguna de claustrofobia. Desafortunadamente no tenemos disponibles imágenes del interior del vehículo, así que no podemos hacer una descripción exhaustiva del aspecto del mismo.

Cuando se presentó este Tándem en 2004, algunos directivos de VMCC apostaron a que en el año 2010 podríamos ver algunos coches de estructura similar en nuestras calles, siendo utilizados como vehículos que nos transportasen en nuestros recorridos diarios. A la vista está que de momento, esta predicción no se ha cumplido. Quizás el planteamiento de Volvo de "tener un coche para cada ocasión, igual que nos vestimos con diferentes trajes para cada ocasión" esté un poco lejos de las posibilidades y los bolsillos del usuario medio, al menos en este clima económico que venimos viviendo desde hace unos 4 años.

0 comentarios: