Especial TVR

By | 19:53 Comentarios
Cuando salió la noticia de la posible vuelta de TVR, se nos ocurrió la idea de contaros un poco la historia de esta pequeña marca no muy conocida por el gran público.

TVR Mark I
Esta marca fue fundada por Trevor Wilkinson en 1947, con el nombre de Trev Car Motors. Ese mismo año fabricó su primer coche basado en un Alvis Firebird que contaba con una carrocería diseñada y fabricada por él mismo, la cual tuvo mucho éxito. Dos años más tarde la empresa cambió de nombre a TVR Engineering, ya que su familia y amigos le dijeron que nadie compraría un coche llamado Trevor. Bajo este nombre vendió su primer coche de fabricación totalmente propia que contaba con un chasis multitubular creado por Trevor. Una anécdota sobre este coche es que en unas pruebas lo estrelló antes de finalizarlo, y con este pequeño lance se percató de que el chasis era muy robusto, dándose así cuenta de que iba por buen camino, y en 1951 fabricó 3 unidades similares al coche accidentado. Los beneficios de estas ventas le permitieron financiar la fabricación de nuevos modelos, por lo que en 1954 presentó el Sport Saloon, que fue el primer TVR diseñado para fabricarse en serie. Su carrocería era de fibra de vidrio y disponía de varios motores para elegir, desde el Ford 10 hp hasta el Lea Francis de 2.4 L. Había varias posibilidades de compra: completamente montado, o siguiendo con la gran tradición británica, en forma de kit para que lo montes tú mismo.

TVR Grantura
Así llegamos al año 1958, en el que aparece el Mark I. Pero la fabricación de éste se vio retrasada por diversos motivos, y Wilkinson se vio forzado a disolver la marca TVR y a crear Layton Sports Ltd. En 1961 vuelve a tener problemas financieros y Wilkinson vuelve a disolver la empresa y crea una nueva: TVR Cars Ltd. Para entonces ya tiene listo el modelo Grantura Mark II-A. Pero si pensáis que aquí acaban los contratiempos, os equivocáis, pues un año después, Trevor pierde el control de su empresa y se fuerza su marcha.

TVR Taimar
En 1963, la nueva empresa, Grantura Engineering monta nuevos motores V8 en todos los modelos TVR disponibles en EEUU, pasando a llamarse Griffith 200. Dos años después, en 1965, vuelven a pasar por dificultades económicas y Arthur y Martin Lilley toman el control creando TVR Engineering, haciendo que la marca se expandiera con nuevas instalaciones y poniendo a la venta en 1967 el Tuscan con motor V8 y además sacando a la venta en 1968 el Grantura 1800 S (modelo trascendental en la turbulenta historia de la marca, ya que definiría la línea estética de los próximos modelos durante la siguiente década).

Todo funciona sin altercados hasta 1976, cuando aparece el modelo Taimar, basado en un concept car presentado en 1971, el cual no pudieron fabricar por falta de liquidez. El Taimar se estuvo vendiendo hasta 1978, año de la aparición del 3000 S, que se convirtió en el modelo estrella de la marca. La marca sigue ampliando su catálogo con el Tasmir en 1980, pero el anguloso diseño de este coche no resultó del gusto de los clientes y las ventas cayeron estrepitosamente, provocando una nueva bancarrota en la empresa.

Peter Wheeler hace su aparición en 1981, poniéndose al frente de la empresa, y volviendo a montar motores V8 en el Tasmin en 1983 Cinco años más tarde sale a escena el 400 SE y organiza el campeonato British Tuscan Challenge.

TVR Griffith
En el Salón de Londres de 1990 Peter desvela un concept con el conocido nombre de Griffith, el cual forma un auténtico revuelo y recibiendo multitud de reservas. Al año siguiente, se monta un motor V8 de origen Rover de 3.900 cc en el modelo "S", creando el V8 "S". Los primeros Griffith fueron entregados en 1992, y montaban motores V8 de 4.000 o de 4.300 cc. En 1993 siguen apareciendo nuevos modelos como el Chimaera, diseñado al mismo tiempo que el ya mencionado Griffith, de hecho la única diferencia es la carrocería.

En 1994 la cilindrada del motor llega a los 5 L y está disponible en Chimaera y Griffith, y en 1996 aparece el Cerbera con motor V8 AJP, capaz de batir a nada más y nada menos que al 911 Turbo en aceleración, costando una fracción que éste.

TVR Speed 12
El Speed 12 hace su entrada en 1997, con la promesa de ser más rápido que el McLaren F1 de Gordon Murray, y también se presenta el Speed Six con motor de 6 cilindros en línea de creación propia, que se pondría a la venta en 1998. El motor V8 AJP, que montaba el Cerbera, pasa a cubicar 4.5 L y a desarrollar 450 CV, logrando una velocidad de 298 km/h.

En el año 2000 llega la tercera edición del modelo Tuscan y en 2002 aparece el T440 R, que anuncia a bombo y platillo una velocidad punta de 320 km/h. Llegado el año 2003, el Chimaera y el Griffith dejan de fabricarse y se sustituyen por el Roadster Tamora y el T350 en versiones coupé y targa. Estos modelos entraron en pugna directa con el Porsche Woxter, pero a pesar de ser más baratos, más rápidos y dinámicamente similares, esto no fue suficiente para convencer al gran público, ya que en esa época, TVR adquiere una dudosa fama sobre su fiabilidad.

TVR T350
Las ventas no dejan de caer, y Peter Wheeler se ve forzado a vender la marca a un joven banquero ruso de 24 años, Nikolai Smolenski por 15 millones de libras. Los nuevos directivos se ponen manos a la obra y en 2005 presentan un nuevo coupé, el Sagaris, que monta un motor de 6 cilindros en línea, 4.000 cc y 406 CV, con un peso de tan sólo 1.100 kg. Para quien no tuviera suficiente con este modelo, hubo una versión denominada Typhon, que desarrollaba la friolera de 580 CV.

En el año 2006, la producción cesa y la empresa entra en suspensión de pagos, asimismo la compañía se escinde en varias filiales, casi todas propiedad de Smolenski, y surgen rumores de que la producción podría trasladarse a otros países. Desde entonces la marca no ha dado más que hablar, hasta hace unos días, cuando nos llega la noticia de la posible vuelta a la actividad.

TVR Cerbera
TVR Sagaris

0 comentarios: