Centenario de Chevrolet

By | 21:08 Comentarios

Cien años han pasado desde que Louis Chevrolet y William Crapo Durant firmaran un acuerdo de colaboración para la construcción de pequeños vehículos a precios asequibles. Desde aquel 3 de noviembre de  1911 muchos cambios se produjeron en la dirección de Chevrolet y de GM, los cuales aún así  no impidieron el desarrollo de la marca y del grupo (a pesar de varios encontronazos entre una y otra) finalmente en conjunto para la creación de vehículos que hoy día forman una importantísima parte de la historia del automóvil.

Para la celebración de este aniversario, los amigos de Chevrolet organizaron una exposición en IFEMA (Parque Ferial de Madrid) donde reunieron algunos de los modelos más carismáticos de la marca en un ambiente donde los años 50 con sabor americano fueron los protagonistas: el rock n' roll envolvía un entorno en el cual la historia de la marca era la protagonista.


En la mencionada cita que se dio lugar el pasado 15 de diciembre podíamos ver desde los primeros modelos lanzados por la marca hasta la flota de vehículos que actualmente tiene en el mercado, pero empecemos por las raíces para seguir el bonito recorrido histórico que nos tenían preparado.

Chevrolet Internacional Doble Phaeton Serie 2AC
Nos vamos hasta 1929 para admirar un Chevrolet Internacional Doble Phaeton Serie 2AC. Este coche fue cedido a la exposición por un propietario particular y se encuentra restaurado sólo con recambios originales Chevrolet impotados de EEUU a Argentina. Este pionero de la marca montaba un motor de 6 cilindros en línea, de 3.181 cc y llegaba a desarrollar hasta 45 CV. El estado en el que se encuentra este ejemplar es simplemente espectacular y la restauración practicada es un trabajo brillante.

Chevrolet Universal Deluxe 4P Sedan Serie AD
Para seguir con la ruta, el siguiente protagonista de esta tarde es el Chevrolet Universal Deluxe 4P Sedan Serie AD, un modelo que sigue de cerca al anterior en el tiempo, ya que fue creado en 1930. En este caso el motor era también de 6 cilindros en línea pero aumentaba su potencia hasta 50 CV. Una de las novedades que se incorporó con el lanzamiento del Universal Deluxe fue que el indicador de gasolina, que estando en el depósito, se trasladó hasta el panel de instrumentación. Llegaron a producirse 135.193 unidades.



Chevrolet Universal Serie 9AD Club Sedan
Y volvemos a 1929 para contemplar esta maravilla azul brillante que tiene por nombre Chevrolet Universal Serie 9AD Club Sedan. Montando el mismo motor que el Doble Phaeton, desarrollaba 5 CV más que éste. También había sido restaurado con recambios originales de la marca importados de EEUU y asimismo fue cedido por el mismo propietario que el primer coche.

 Chevrolet Sedán 4P Convertible
Y así llegamos hasta el cuarto y último de estos primeros clásicos expuestos y que se encontraban por continuidad agrupados en la primera sección de la exposición. Por ser el último, nos encontramos con el más veterano de la exposición. Con fecha de 1927, el Chevrolet Sedán 4P Convertible monta un motor de 6 cilindros e igualmente ha sido cedido generosamente por un coleccionista privado. Nos llama la atención una capota con mínima visibilidad, unas llantas hechas de madera así como un sistema de frenos de cinta.

Chevrolet Pick Up

Aún nos quedaba mucho por ver y otro de los modelos expuestos fue uno de los grandes hitos del mercado norteamericano de mediados del siglo XX: y es la característica e inconfundible Chevrolet Pick Up de 1949. Obtenida por un comprador español en 1963, mantiene su estado original y llega a alcanzar los casi 130 km/h.






Chevrolet Impala
Uno de los modelos más carismáticos y que el equipo de Sobre Ruedas ya ha tenido la oportunidad de encontrarse en otras ocasiones es un espectacular Chevrolet Impala de 1966 que fue importado desde su tierra natal por su primer propietario, un mando de la Base Aérea Militar de Torrejón de Ardoz. Este modelo pasó por un minucioso proceso de restauración en el que se respetaron todos los elementos originales así como los materiales y los colores. Con un motor de 6 cilindros y 3.851 cc consigue unos impresionantes 157 CV.


Chevrolet Bel Air
Siguiendo con este viaje en el tiempo nos trasladamos a 1956 para ver al Chevrolet Bel Air. Con un motor V8 de 4.300 cc logra una potencia de 160 CV. La transmisión es automática de 2 velocidades y envía la potencia al eje trasero. Este vehículo fue igualmente restaurado a principios de los 90 con recambios conseguidos en desguaces de piezas originales Chevrolet.

Chevrolet Bel Air Convertible
Junto a este Bel Air teníamos también su versión convertible del mismo año. En este caso el motor con el que contaba era un V8 de 4.342 cc 265 Ci, y además introducía el cambio automático con mando al volante "PowerGlide Automatic". El color de este ejemplar es una edición limitada de nombre Onyx Black/ Crocus Yellow '56. Su completa restauración le ha llevado a ganarse varios concursos en varias categorías y desde luego que tenemos que decir que visto en vivo se entiende mejor el porqué.

Chevrolet Caprice SW
Un gran salto de 32 años de diferencia separa este Bel Air Convertible de su más cercano compañero en el espacio de la exposición: un Caprice SW de 1988. El salto en estética como en prestaciones evidentemente se hace notar. Esta tradicional ranchera americana con sus vinilos en los laterales simulando madera, estaba impulsada por un motor V8 de 5.000 cc que conseguía desarrollar 157 CV y que hacía andar al coche hasta los 180 km/h como máximo. Este es otro de los modelos cedidos por cortesía de un propietario particular.

Chevrolet Suburban
Nuestro viaje en el tiempo nos hace dar continuos saltos, esta vez volvemos a 1949 para ver esta Suburban movida por un motor de 22 CV. Este ejemplar puede llegar a dar cabida a 7 personas y ha sido protagonista de competiciones de rallyes en 17 ocasiones, como es el Rally Madrid-Benidorm-Madrid durante los años 60, 70 y 80 y en 12 ediciones del Rally D. Quijote y Sancho en los 80 y los 90. Nuestro protagonista ha sido utilizado para eventos de diversa índole, que van desde el traslado de toreros hasta el de tripulaciones y pasajeros de Aviación.

 Chevrolet Camaro del '67
Un espacio aparte distingue dónde se disponen los deportivos más importantes de la firma norteamericana. Empezamos el repaso por uno de los más exitosos del mercado: el archiconocido Chevrolet Camaro. Este modelo fue lanzado en  1967 por los americanos de la marca de la pajarita para hacer frente a uno de los modelos que desde 1964 se estaba haciendo con el segmento: el Ford Mustang. El Camaro está impulsado por un motor V8 de 213 CV y en el caso concreto de este ejemplar, no ha sufrido restauración alguna, sino que se encuentra en estado totalmente conservado original. La calidad de este vehículo está
respaldada, como decimos, en este caso concreto, por su comportamiento hace apenas 4 años en un viaje de traslado de 1.500 km, durante el cual no dio un solo problema.

Chevrolet Camaro Iroc-Z
Desde esta primera generación saltamos a la 3ª con un Camaro Iroc-Z de 1988, coetáneo del Caprice antes comentado. La peculiaridad de esta generación y de este coche en concreto es que integra por primera vez un sistema de inyección electrónica multipunto.

Chevrolet Camaro 4ª generación
Seguido de este, pasamos a la 4ª generación del Camaro que vino en el año del 30 aniversario del modelo en el año 1997. Este ejemplar tipo targa monta un motor V8 de 5.700 cc que desarrolla 288 CV de potencia. De este coche que pudimos ver se fabricaron un total de 3.350 ejemplares

 Chevrolet Corvette de 1.959
Otro de los coches que suscitan el orgullo de los americanos de Chevrolet se trata sin duda del Corvette y en esta ocasión también teníamos una buena muestra de algunos de ellos. Empezamos por la primera serie que llegó al mercado en 1959. Se trata de un cabrio con motor delantero longitudinal de 8 cilindros en V con 4.342 cc y 225 CV. Este ejemplar apenas ha sufrido algunos retoques en ciertos embellecedores y en el motor, pero esencialmente se conserva exactamente tal y como salió de Pensilvania, EEUU.

Chevrolet Corbette Stingray Crossfire
El segundo que vemos es el Chevrolet Stingray Crossfire, una edición de coleccionista del Corvette C3 que salió a la venta en el año 1982. Con unas espectaculares prestaciones esta edición especial conserva todo el equipamiento con el que salió de la fábrica.

Chevrolet Corvette C2 
Sin dejar al Corvette retrocedemos hasta 1963 cuando Chevrolet produjo su C2. Con un motor en posición delantera longitudinal, V8 llegaba a desarrollar unos impresionantes 620 CV que le permitían acelerar de 0 a 100 en 3.8 segundos en tercera marcha. Este modelo en particular está transformado a partir del de serie a Z06 Race Car, pero conservando su motor de aluminio original Gran Sport V8. La restauración del coche se realizó a lo largo de 2 años en una planta de Dallas.

Chevrolet Corvette C3 Stingray
En 1974 llegó el Corvette C3 Stingray. El ejemplar expuesto llevaba un motor totalmente restaurado con piezas de motores de competición además de la parte trasera correspondiente al modelo de 1982. Respecto al motor se incorporaron culatas de aluminio, se mejoró la compresión y se incluyó un carburador de cuatro tiempo SpeedDemon. El interior también está restaurado pero siendo fiel a la estética de la época. Un dato a destacar es que este Corvette del 74 fue el primero en incorporar paragolpes trasero y delantero de fibra integrados en la carrocería.

Chevrolet Corvette C4
Otro de los Corvette protagonistas de este evento se trata del C4 del año 1990. Este ZR1 llevaba un motor V8 de 5.700 cc, 375 CV y contaba con ABS y suspensión regulable en dureza en 3 modos: Tour, Sport y Performance. Además contaba con cambio de marchas manual de 6 velocidades. Se trata de otro de los vehículos cedidos por particulares.

Chevrolet Corvette C5
Por fin llegamos al cercano 2002 para ver el C5 que Chevrolet vendió en aquel año. Montando la misma configuración de 8 cilindros en V de 5.700 cc desarrolla hasta 350 CV. Se trata de un coche restaurado por su propietario que también tuvo la gentileza de cederlo para esta celebración del centenario.

Corvette C6
También tuvimos la ocasión de contemplar el último Corvette que ha salido de Chevrolet. Con motor V8 de 6.162 cc y una potencia de 437 CV no deja indiferente a nadie. Manteniendo la imagen sobre todo de la parte trasera respecto a sus predecesores, a las cifras que antes os comentábamos habría que añadir un nada despreciable consumo mixto de 13.6 L a los 100.

Chevrolet Cruze WTCC
Ya para finalizar el evento, también contábamos con la presencia del modelo del WTCC con el que compite la firma norteamericana. Este Cruze lleva un motor transversal de 4 cilindros en línea de 1.600 cc turboalimentado. Su máxima potencia son 310 CV a 5.500 rpm. Integra un sistema de lubricación por cárter seco y su cambio secuencial de 6 velocidades X-trac envía toda su potencia al eje delantero. Con este coche Chevrolet incorporó a su palmarés el título de 2010 del Mundial de Pilotos del WTCC así como el título de 2011.



Como antes os comentábamos, la exposición se encontraba presidida por la comitiva de coches que actualmente tiene Chevrolet a la venta, aunque destacaban en dos tarimas por encima del resto unos modelos muy concretos. Para empezar en una de las citadas tarimas se encontraba el Volt junto con el Camaro Cabrio y en la otra se situaban el Malibú (modelo lanzado a todos los mercados en los que se mueven) y otro Camaro.

Como podéis comprobar, esta exposición fue muy completa, pudimos deleitarnos con la evolución de la marca desde sus modelos más pioneros, hasta sus más apreciados clásicos y llegando a la gama actual. Además Chevrolet, como patrocinador oficial de la Selección Española de Fútbol, tuvo el detalle con los que allí nos reunimos de llevarnos tanto el trofeo del Mundial de Fútbol 2010 como el de la Eurocopa conseguida en 2008. Y como así fue, no podemos evitar despedir este reportaje con una instantánea de ambas copas.




0 comentarios: