Mazda Skyactive aterriza en Madrid

By | 22:54 Comentarios
La semana pasada en Madrid, Mazda organizó un encuentro para contar al público que estuviera interesado en acercarse, la nueva tecnología Skyactiv que han ideado para sus motores. Un recorrido a lo largo de varias estaciones (como así las denomina la marca) en las cuales un guía de la exposición nos detallaba paso a paso las mejoras e innovaciones introducidas por los japoneses. Este motor Skyactiv es el que montará el nuevo CX-5 que encontraremos disponible en el mercado en su versión de gasolina a partir de febrero y en sus versiones diésel a partir de mayo aproximadamente.

El recorrido comienza con unos vídeos interactivos que presentan la trayectoria de la marca tanto fuera como dentro de competición. A esta primera estación la conocemos como "Credenciales". Hay que recordar que Mazda con su 787B ganó la edición de 1991 de las 24 de Le Mans demostrando que un motor rotativo podía ser fiable, eficaz y competitivo.
Siguiendo con la visita llegamos a otro stand (llamado "Skyactiv") donde se proyectaba el vídeo de cómo funcionan los componentes del motor modificados por Mazda para obtener un mejor rendimiento. Junto a él nos encontrábamos la muestra de cómo han diseñado los pistones para lo que han dado en llamar tecnología Skyactiv. En este caso se ha reducido su peso y su tamaño y además se ha incluido una hendidura en la parte superior que contribuye al objetivo de conseguir una relación de compresión de 14:1, una de las más altas conseguidas en un vehículo de calle sin necesidad de utilizar gasolina de 98 octanos, gracias a que su diseño evita el autoencendido que se da cuando hay demasiada presión y temperatura dentro de la cámara de combustión.

Además la marca ha diseñado un sistema de escape 4-2-1. Este sistema alarga la salida de gases de escape y la aleja del bloque, de esta manera se evita que los gases de escape que salen del cilindro vuelvan a la cámara de combustión.

Por otra parte podíamos ver las diferentes transmisiones que existen para modo automático y manual. Estas cajas de cambios se han reducido notablemente de tamaño y se han añadido algunas mejoras. En el caso de la transmisión automática (Skyactiv-Drive) ésta se ha diseñado para tener 6 marchas en lugar de 5 (lo que disminuye el consumo en un 7%) y se ha incluido un sistema que evita el resbalamiento del convertidor de par. Con esta caja, Mazda asegura que combina lo mejor de los cambios de doble embrague, los CVT y los de convertidor de par. En el caso de la manual, también de seis marchas, es mucho más compacta gracias a que en lugar de dos ejes para la piñonería se han utilizado tres, permitiendo colocarlos de tal manera que la caja de cambios pueda ser más pequeña. Con lo que se ahorra mucho en espacio y peso.










Y así vamos llegando a una nueva estación en la que se nos explica la reducción de pesos que se ha llevado a cabo en diferentes piezas del vehículo, "La Estrategia del Gramo" es el nombre escogido para esta parada. En este caso pudimos comprobar como piezas como las bielas que se han utilizado son más ligeras que las de otros coches. Podíamos coger en nuestras propias manos estas bielas para comprobar este dato e incluso pesarlas en una báscula electrónica que tenían preparada. La filosofía de Mazda de hacer menos pesados los componentes sigue el objetivo principal de hacer el motor más eficiente. Es lógico que ante un modelo en el que se reduce el peso, el motor tenga que hacer menos esfuerzo por "tirar del carro", y así se convierte en más eficiente. Como podemos comprobar, muchas variables han sido tenidas en cuenta por la marca de Hiroshima para controlar el consumo del coche y alcanzar la máxima propuesta de hacer un coche divertido de conducir, y que además tenga igualadas sus características en su versión de gasolina y en su versión diésel. Como dato mencionar que el CX-5 tiene un peso que parte de los 1.345 kg.


Otra de las muestras de que Mazda está siendo muy ambiciosa con tu proyecto del CX-5 es su chasis. En este caso se trata de un chasis monocasco y en este "esqueleto" estaban indicados en cada travesaño y en cada larguero los Megapascales que podían soportar en caso de colisión. El parachoques delantero es la zona donde más resistencia se ha puesto, y en los "enganches" del parachoques a la carrocería donde menos, para así hacer que la absorción del impacto quede mediada por éstos y no afecte de forma tan brusca a los ocupantes del vehículo en caso de accidente. Os podríamos dar más datos sobre la resistencia del chasis, pero creemos que con este ejemplo podéis haceros una idea.


Por último pudimos ver el modelo preserie del protagonista de estas jornadas. El Mazda CX-5, un SUV que se verá las caras en el mercado con coches tan exitosos como el Nissan Quashqai. Este CX-5 tendrá 3 motorizaciones diferentes disponibles: un gasolina 2.0 de 160 CV (Skyactiv-G) y dos diésel 2.2 (Skyactiv-D) con potencias de 150 y 175 CV. Además tendremos disponible tracción total o delantera y transmisión manual o automática. Los precios partirán de los 24. 790 €.




Para acabar, mencionar que Mazda había preparado un catering en la segunda planta donde pudimos tomarnos un refrigerio y comer algo mientras jugábamos con la Play Station 3 al Gran Turismo 5. Una manera perfecta de acabar con esta visita a la presentación del Mazda CX-5 SkyActive.

0 comentarios: