Ferrari 125 F1 - El primer Ferrari de Fórmula 1

By | 19:52 Comentarios
La Fórmula 1 es uno de los deportes del motor con más seguidores en el mundo entero. Comenzó su andadura en 1950 con siete carreras, siendo la primera el 13 de mayo en el circuito de Silverstone en Reino Unido. Como se puede ver, las cosas han cambiado mucho, pero hay una cosa que a día de hoy sigue siendo como el primer día de esta competición: La presencia del constructor de deportivos más famoso del mundo, Ferrari. La Fórmula 1 se relaciona siempre con Ferrari y a la marca italiana se le relaciona automáticamente con la Formula 1. Es la marca más antigua que compite en esta categoría, y en esta entrada os vamos a mostrar su primer coche de Formula 1.


Ferrari 125 Sport
Para ello, tenemos que echar la vista atrás y regresar a 1946, concretamente a finales de ese mismo año, momento en el que Enzo Anselmo Ferrari hizo público por primera vez, su programa como constructor de coches de competición con la marca que lleva su apellido. Cierto es que esta actividad ya estaba siendo llevada a cabo por el italiano, pero con la compañía fundada tras su marcha de Alfa Romeo, Auto Avio Construzioni, que fabricaba el modelo 815, y que fue interrumpida por el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Volviendo al día del comunicado, anunció que iban a fabricarse un modelo de calle/competición (el primero con el nombre Ferrari) llamado 125 Sport y una versión monoplaza destinada a la nueva categoría que comenzaría en 1950 y de la que se conocían las reglas desde antes de que estallara la guerra.

Ferrari 125 F1
Este modelo de calle, equipaba un motor de 1.5 centímetros cúbicos con 12 cilindros en V a 60º y 120 CV a 7.000 rpm. Como imaginareis, no es nuestro protagonista, pero tiene una cosa en común con el, y esa es el motor. En la primera temporada de Fórmula 1, las normas decían que se podía correr con motores sobrealimentados por compresor de 1.500 cc o atmosféricos de 4.500 cc. Uno de los grandes fabricantes al que se le tenia como favorito, era Alfa Romeo. Estos eligieron la opción sobrealimentada para el famoso Alfa 158. Ferrari, que no era tonto, decidió  preparar el motor de 12 cilindros que equiparía el 125 S.

Enzo disfrutó de la ayuda de uno de los mejores ingenieros, Gioachino Colombo, que había estado con Don Anselmo en su época en Alfa Romeo. Junto a Colombo también trabajaron en el proyecto Giuseppe Busso y Aurelio Lampredi. Como curiosidad comentar, que el primer boceto de la tapa de los cilindros, se realizó en papel de embalaje el 15 de agosto de 1945. Este motor tenía como característica principal el diámetro de sus pistones, superior a la carrera. Algo que hoy no sorprende, pero era muy poco habitual en aquella época. La cilindrada exacta era de 1.496, 77 cc y sus medidas eran de 55 mm de diámetro de pistón por 52,5 mm de carrera. En sus primeras versiones desarrollaba una potencia de 230 CV, frente a los más de 400 Cv que obtenía la marca del Biscione de su motor V8. La mecánica Ferrari estaba diseñada para alcanzar cerca de 10.000 rpm, pero por falta de un sistema de encendido adecuado nunca superó las 8.000 vueltas.

¿Por qué un doce cilindros para su primer coche de calle y su primer Fórmula 1? Sencillo, Ferrari estaba fascinado por la potencia y el rugido de los motores con esta configuración que equipaban los Packard que corrían en Indianápolis antes de la guerra y decidió que sus coches debían montar ese motor. De hecho, hasta la aparición del Dino en 1968, todos los Ferrari montaban motores V12. Pero esto es otra historia que contaremos algún día.

El motor tenía un árbol de levas por bancada y dos válvulas por cilindro. La alimentación corría a cargo de tres carburadores Weber y un compresor Roots de una sola cámara. La potencia llegaba, como no podía ser de otra manera, a las ruedas traseras a través de una caja de cambios manual de 5 velocidades.

Para el chasis se decidió que sería algo más convencional. Consistía en un tubular de vigas y travesaños de acero con una longitud de 3,68 metros. La anchura alcanzaba los 1,40 y la altura unos ridículos 1,02 m. Las suspensiones también eran de tipo convencional. Éstas eran independiente delante con dobles triángulos y la trasera con puente rígido y semiejes basculantes. Para los frenos se recurrió a tambores (típico de la época de los 40 - 50). El monoplaza pesaba en total 700 kg y alcanzaba los 240 km/h aproximadamente.

Su debut se produjo en 1948 (año en el que todavía no existía la Fórmula 1), más concretamente el 5 de septiembre, en el circuito del Valentino, en Turín. Para la carrera, Enzo llevó 3 unidades pilotadas por Raymond Sommer, Nino Farina y el príncipe siamés Bira. Sommer consiguió el tercer puesto tras los Alfa Romeo de Wimillw y wl Maserati de Villoresi, ¡¡pero con dos vueltas de retraso!!. El primer éxito llegó el 24 de octubre de 1948 en el circuito de Garda, favorecido por ser el único coche inscrito en la categoría de Fórmula libre. En 1949, Alfa Romeo se retiró temporalmente de las carreras y Ferrari contrató a Ascari y Villoresi y consiguió su primera victoria importante en el GP de Suiza en el circuito de Bremgarten.

Ese mismo año, se presentó una profunda evolución del 125 F1, que estuvo luchando con un motor que se demostró pesado y muy "bebedor". Además, el compresor absorbía mucha potencia. El motor contaba para la ocasión con dos árboles de levas en cabeza para cada bancada y el compresor contaba con dos cámaras en lugar de una, pero seguía siendo un Roots. La potencia aumentó hasta los 260 CV a 7.000 rpm. Para mejorar la autonomía, la capacidad del depósito fue aumentada hasta los 140 litros y el chasis fue alargado y ensanchado. Tras estos cambios, el coche aumentó de peso en 30 kilos llegando a los 730.

Con el nuevo monoplaza, Alberto Ascari consiguió la victoria en el GP de Italia. En 1950 recibió nuevas modificaciones. El cambio pasó a tener cuatro velocidades en lugar de cinco y se montó un diferencial autoblocante ZF. El peso volvió a los 700 kg. El motor también recibió mejoras y alcanzó los 280 CV a 8.000 rpm y montaron un nuevo punte trasero De Dion. Con las nuevas configuraciones Ascari quedó segundo en el GP de Mónaco de 1950, pero fue el último resultado reseñable del 125 F1, ya que desde el GP de Bélgica que se celebró el 18 de junio de 1950 Ferrari presentó los nuevos monoplazas con motor atmosférico "dando de lado" al Fórmula 1 alimentado por compresor.

0 comentarios: