Genio y Figura - Ferrari Mythos Pininfarina

By | 19:03 Comentarios

Desde que empezamos la andadura de esta sección de ejercicios de estilo, ningún ejemplar firmado por una marca de lujo ha tenido su hueco. Esta semana vamos a romper con esa linea y para ello hemos elegido un prototipo que en el año 1989 vio la luz en el Salón de Tokio.

Nuestra primera marca de lujo en esta sección es Ferrari, y su creación, el  Mythos Pininfarina. Tomando como base el chasis tubular del Testarossa de los años 80, Pininfarina realizó un diseño
mucho más suave que el de los modelos que por aquella época tenía Ferrari en su haber. Una línea aerodinámica más fina e incluso delicada que la de los modelos de aquellos años, así como una carrocería más moderna que la de sus coetáneos.




Este modelo supuso una prueba en muchos sentidos, que llevaría a desarrollar los rasgos del F50. Por ejemplo, el estudio aerodinámico que se llevó a cabo estaba encaminado a resolver este aspecto en el futuro modelo que saldría unos años después, en 1995 (2 años antes del 50 aniversario de la marca, motivo por el cual se construyó y se dio el nombre al modelo).

Una carrocería hecha en su mayor parte de fibra de carbono y resinas ligeras es la responsable de albergar un motor bóxter V12 de 4.9 L (cuyo nombre de fábrica era F113B). El mismo que es capaz de desarrollar hasta 380 CV de potencia que son enviados al eje trasero mediante una transmisión manual de 5 velocidades. Aunque toma su base y su motor del Testarossa, el cuerpo del Mythos se ensancha unos centímetros respecto a aquel así como se hace algo más corto en longitud y altura. Para mejorar su estabilidad, el alerón está diseñado para cambiar su inclinación en el momento que se superan los 100 km/h.


Su ligereza (tan sólo pesa 1.250 kg) viene dada, además de por los livianos materiales de la carrocería que ya hemos comentado, por la eliminación de elementos como la capota o las ventanillas laterales. Desde Pininfarina comentaron que la decisión de no poner techo al prototipo viene del planteamiento de que en los verdaderos coches de carreras, éstas no están presentes, y éste prototipo tiene mucho de modelo de competición.


Aunque este prototipo nunca salió a producción como tal, sí fueron construidas algunas unidades a petición de particulares. El Sultán de Brunei, Hassanal Bolkiah encargó la producción de 2 ejemplares para unirlos a una colección privada que cuenta con 224 Ferrari (además de otras muchas unidades de lujo y exóticas). No está muy clara la cantidad pero sí parece que fueron construidas algunas unidades más de este prototipo clásico.

0 comentarios: