Nuevo BMW Serie 7

By | 1:35 Comentarios

BMW le ha dado un repaso a su buque insignia, el Serie 7, que es casi un coche nuevo aunque por estética no lo parezca.

Recibe avances importante en cuestión de mecánicas, suspensiones y chasis así como de carrocería y electrónica, pero vamos a ir por partes que los datos son muchos. Algo que no nos extraña siendo "lo máximo" de la marca alemana.

Lo primero que ha buscado BMW ha sido reducción de consumos, y para eso, lo mejor es rebajar el peso. Por ello, utiliza aceros, materiales plásticos altamente resistentes y materiales compuesto de última "hornada". Además, se ha incorporado un alto porcentaje de aluminio en motores, chasis y carrocería, como en las aletas delanteras, apoyo de las patas telescópicas delanteras, puertas y techo. Con esto, aumenta su rigidez un 60% y la resistencia a la torsión un 20%. El siguiente pasa para rebajar los consumos, es una cuidada aerodinámica, y BMW se ha empleado en este aspecto, más si tenemos en cuenta el tamaño del coche. Cuenta con una entrada de aire integrada en el faldón delantero modificado, en la derecha e izquierda, en los extremos cerca de los faros delanteros, tiene dos entradas de aire muy estrechas puestas en vertical que crean las llamadas "cortinas de aire". Esta solución logra mejorar el flujo aerodinámico al desviar el aire hacia el costado de las ruedas delanteras si se conduce a altas velocidades. También cuenta con los bajos del coche carenados casi por completo. 

Los motores también reciben mejoras para reducir el consumo, objetivo de prácticamente todos los fabricantes. Más concretamente las modificaciones las reciben los 750i, 740i, 740d y 730d, que más adelante os contaremos. Ahora nos centraremos en los motores que estrena este nuevo Serie 7 de BMW. Comenzaremos por el nuevo tope de gama, el 760i. Este cuenta con 5. 972 cc repartidos entre 12 cilindros posicionados en V, desarrolla 544 CV disponibles desde apenas 1. 500 rpm y un par de 570 Nm. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y alcanza los 250 km/h con corte electrónico. A pesar de las buenas prestaciones, el consumo no es alto, 12,8 litros, que para el motor y la potencia declarada no es en absoluto elevado. Además, las emisiones se quedan en 299 g de dióxido de carbono. 

Otro de los propulsores que estrena esta berlina de representación es el 750d xDrive. Una mecánica de seis cilindros en linea con tecnología TwinPower Turbo y 2. 993 cc. Por primera vez, cuenta con tres turbos. El primero "sopla" desde casi el ralentí, el segundo comienza a trabajar apenas superadas las 1. 500 rpm y el tercero se pone en marcha cerca de las 2. 700 rpm consiguiendo una respuesta casi instantánea y que el conocido "lag" del turbo sea inexistente, algo cada día más normal. Incorpora inyectores piezoeléctricos capaces d ofrecer 2. 200 bares de presión y de realizar tres inyecciones previas, una principal y otra posterior en cada cilindro consiguiendo una combustión optima del combustible. Rinde nada menos de 381 CV y 740 Nm desde 2. 000 rpm, acelera de 0 a 100 en 4.9 segundos y consume tan solo 6,4 litros. Es más, con la tecnología BMW BluePermorfance cumple con la norma UE6. Esta acoplado a una tracción total controlada electrónicamente que reparte la potencia entre los ejes según necesidades, como es lógico. 


Otro de los motores que estrena es el ActiveHybrid 7 de segunda generación. Utiliza una variante del 740i de seis cilindros en linea, con tecnología BMW TwinPower Turbo y 320 CV que viene a sustituir al anterior de ocho cilindros. Le asiste un motor eléctrico sincronizado de 40 kw (55 CV) y el cambio automático de ocho relaciones adaptado para este grupo propulsor híbrido. La electrónica también es especifica para gestionar de forma inteligente la energía. Combinados generan 354 CV y 500 Nm y acelera de 0 a 100 en 5,7 segundos. El consumo se ha reducido un 14% respecto a la primera generación y declara 6,8 litros y unas emisiones de 158 gramos de dióxido de carbono. 

El resto de mecánicas son actualizaciones de los ya conocidos en la gama. En gasolina tenemos el 750i y 740i, que mejoran los consumo un 25% el primero y un 21% el segundo. El 750i alcanzo los 450 CV, que supone un 10% mas, y los 650 Nm que aumenta un 8,5%. En el caso del 740i la potencia llega a los 320 CV y el par a los 450 Nm desde apenas 1. 300 rpm. 

En diésel están disponible los 740d y 730d, que mejorar sus registros de consumo en un 17% frente a las anteriores versiones de estos propulsores. El primero aumenta su caballaje hasta los 313 CV, lo que supone 5 más, subiendo el par 30 Nm más, hasta los 630. El segundo, aumenta algo más de 13 CV su potencia, alcanzando los 258 CV y el par en 20 Nm, llegando a generar 560 Nm. 

Todos los motores van acoplados a la caja de cambios automática de ocho relaciones, incluyen Start/Stop, regeneración de energía en frenadas y la segunda generación del Driving Experience Control con modo ECO Pro. 
Se ha modificado la suspensión, con un eje delantero basado en el tren delantero de doble brazo transversal, fabricado en aluminio. El trasero monta el eje Integral IV patentado y fabricado también en aluminio. Se han reducido las vibraciones con articulaciones esféricas modificadas, amortiguadores hidráulicos más rígidos, nuevos apoyos de goma y reglaje retocado de la elastocinemática. El sistema de freno recibe discos con pinzas flotantes que incluyen ABS, DSC (Dynamic Stability Control), ASC (control automático de estabilidad), DTC (control dinámico de tracción), CBC ( Cornering Brake Control) y control dinámico de frenos (DBC). 

El interior también recibe algunas modificaciones, como nuevos colores para el cuero Dakota y Nappa, asientos delanteros rediseñados, mejores materiales, opción de pedir asientos traseros individuales, tablero de instrumentos "Black Panel" con pantalla de 10, 25 pulgadas, "Control Display", nuevo equipo de sonido Bang & Olufsen high End Surround Sound System con 1. 600 vatios y 16 altavoces, entre ellos uno central, iluminado y escamoteable.

El equipamiento de serie, como imaginareis, es inmenso. Cuenta con asistente de luces largar a cortas, faros completos LED, función Speed Limit Info con indicación de prohibición de adelantar, navegador "Professional" con control por voz y posibilidad de redactar textos sencillos mediante voz, así como de leer con voz artificial dichos texto o cualquier SMS o email. Por supuesto cuenta con posibilidad de conexión a internet. Incluye dirección electromecánica EPS (Electronic Power Steering), que solo se activa cuando es necesario con función Servotronic de serie. En opción se puede montar la dirección integral activa en los modelos de propulsión (los xDrive no pueden montarlo), que cuenta con dirección delantera activa y eje trasero direccional que procesa la información correspondiente a la velocidad de giro de las ruedas, los movimientos del volante, el giro del coche sobre su propio eje vertical aceleración lateral actuando sobre el eje delantero con relaciones variables.

Como se puede comprobar, BMW ha hecho bien los deberes. Nos dejamos algunas cosas, pero ya contaba con ellas la anterior generación o conocidos de otros modelos como los modos de conducción del sistema "Driven Experience Control".




0 comentarios: