Jaguar XJ-220

By | 13:31 Comentarios
Jaguar XJ Supersport
Jaguar lleva varios años muy fructíferos. Primero fue la puesta en escena y posterior venta del actual XK, siendo un completo éxito de ventas. Luego vino el XF, y de nuevo éxito de ventas. El último en llegar ha sido el nuevo XJ, que esperamos sea otro éxito en el tema comercial, ya que cuenta con un estilo 100% Jaguar, pero actualizado y con una personalidad arrolladora.

Pero si todo lo que hemos comentado no significa nada para ti, también debemos recordar que en el año 2011, uno de los modelos más míticos y carismáticos del panorama automovilístico cumplió 50 años. ¿Adivinas cuál es? Eso es, el Jaguar E-Type. Es más, aún no se ha terminado de celebrar el aniversario del "zapatilla" y ya tenemos que celebrar otro. Si, has leído bien, tenemos que celebrar otro cumpleaños en el seno de productos de Jaguar. Esta vez le toca el turno a uno de los coches más espectaculares y rápidos (de hecho es el más rápido de todos los Jaguar fabricados) que se pueden encontrar tanto en las calles, como en los circuitos. Nos referimos al Jaguar XJ-220.

Espectacular por donde se mire, el Jaguar XJ-220 ha cumplido 20 años al comienzo de 2012. Nadie pensaría que un coche con esa línea tiene 20 años, o lo que es lo mismo, que data de 1992. ¿Qué os parece si conocemos su historia?

Un coche así solo puede tener una concepción digamos, singular. Un grupo de ingenieros, amantes de su trabajo y amantes de los coches deportivos, llevaron a cabo el diseño y desarrollo de un coche en sus ratos libres. Se hacían llamar "El Club de los Sábados" y como se puede imaginar hacían "horas extra" para diseñar y construir (en este caso), coches por pura diversión. Así llego 1.984, y empezaron a aparecer coches como el Ferrari F40, un coche de carreras con matrícula y permiso para circular por las calles. O también el Porsche 959, que causó sensación por la tecnología que incorporaba y su tracción a las cuatro ruedas. Debido a esto y como ingenieros que son, no pudieron evitar pensar en crear un coche que pudiera rivalizar con estos "supercoches" que estaban apareciendo.

Prototipo XPO102 del XJ 220 
Lo primero fue pensar en el motor, y Jaguar disponía de uno realmente potente, procedente de Le Mans. Así, cogieron el V12 del XJR 12 adaptándolo a su uso por calle. Para ello se recurrió a la ayuda de los responsables del mencionado modelo de competición,  Tom Walkinshow (TWR) y Jaguar Sport, que podía rendir más de 500 CV. Otro de los objetivos era dotar al coche con la máxima tecnología, cosas que sus contrincantes no tuvieran: carrocería de aluminio, cuatro ruedas directrices, aerodinámica activa, suspensiones adaptivas... y un objetivo final: debería ser capaz de superar las 220 millas por hora, o lo que es lo mismo, 354 km/h.

El prototipo contaba con una carrocería de lineas suaves, casi como un monovolumen, ya que la linea del frontal llegaba a la zaga de un solo trazo. Tenía un longitud de 5,13 metros. Enorme para un deportivo... Se fabricó de forma totalmente artesanal en una nueva factoría de Bloxham, Oxfordshire y se presentó en el Salón de Birmingham en 1988. Contaba con todo lo anteriormente dicho: carrocería de aluminio, cuatro ruedas directrices, aerodinámica activa con efecto suelo, suspensiones adaptivas, puertas de tijera y el motor V12 con más de 500 CV que movía una tracción total permanente. El coche causó tanto impacto, y resultó tan impresionante que en apenas una hora recibieron más de 1.500 reservas para tan solo 220 unidades anunciadas, que finalmente y viendo la aceptación pasaron a 350. Nunca se alcanzó esa cifra.

Se especuló mucho sobre estas reservas. Muchos dijeron que se trataba en gran parte de especuladores buscando sacar rentabilidad. Y eso que tuvieron que abonar 50.000 libras a modo de depósito. También se dice que en el primer día, Jaguar había recaudado más de 17 millones de libras en concepto de reservas. Otra de las cosas sobre las que se llegó a especular fue con la publicidad. Se comenta que únicamente en publicidad gratuita, se pudo obtener una rentabilidad similar a la inversión de 14 millones de libras. No está mal...

Jaguar XJ-220 en la exposición "Superdeportivos"
Pero en 1.989, Jaguar sufre problemas económicos y entra en la órbita de Ford. Y con esto, llegaron los recortes. Nuestro protagonista no se libró, y le fue retirada la tracción total, las ruedas directrices, la suspensión activa, el motor V12 y se hizo más pequeño pasando de los 5.13 a los 4,93 metros de longitud. Todo para que el proyecto resultara viable. Se aprovecharon piezas de Ford, como los pilotos traseros, provenientes de un Escort.  Respecto a esto de la viabilidad, se comenta también "entre bastidores", que Jaguar nunca planteó fabricar el XJ-220. Es más, hay rumores que apuntan a que la decisión de fabricarlo se tomó una semana antes del Salón de Birmingham.

Así, el Jaguar XJ-220 ya no era lo que se prometía, ni siquiera alcanzó los 354 km/H. En septiembre de 1990 logró alcanzar las 186 millas por hora en varios test de pruebas. Jamás alcanzó las 220 millas por hora, que dicho sea de paso, de ahí radica su nombre. Se comenzó la producción en 1992. Montaba un V6 biturbo de 3,5 litros que le otorgaba una potencia de 543 CV y permitían alcanzar los 342,8 km/h (213 mph) y la increíble linea que todos conocemos. Se empezaron a entregar por riguroso orden de reserva, aunque hubo clientes que retiraron su depósito e incluso denunciaron a Jaguar para recuperar el dinero, o en su defecto, que cumplieran con lo prometido en el concept que ellos vieron. Nunca se alcanzó la cifra de 350 unidades como ya hemos comentado, tan solo 275. La primera unidad se entregó en junio de 1992 a cambio de 470.000 libras. Este coche se convirtió en el más rápido de todos lo modelos de producción de Jaguar (a día de hoy sigue siendo el Jaguar más rápido) y también el coche de producción más rápido del mundo hasta la llegada del McLaren F1. Tuvo versiones de competición que ganaron en LeMans en varias ocasiones y mantuvo el récord de vuelta en Nurburgring durante varios años con un tiempo de 7 minutos 47 segundos.

Un espectacular deportivo que no fue lo que prometía al 100%, pero que al menos sí fue y es rápido, muy rápido, como Jaguar prometió. Un modelo que no estaba pensado para producirlo en serie, de ahí su relativo "fracaso".


Agradecimientos a Jaguar España por la ayuda prestada.





0 comentarios: