Audi realiza pequeños retoques en el R8

By | 13:13 Comentarios
El Audi R8 recibe una revisión en numerosos detalles manteniendo la espectacular estética que siempre ha tenido y estrena nueva versión tope de gama, el R8 V10 Plus.



El nuevo Audi R8, recibe ligeros retoques estéticos y sigue manteniendo las versiones V8 y V10, así como las dos posibilidades de carrocería: coupe y spyder. En las variantes con motor de 10 cilindros, los "sideblades" son algo más grandes, las rejillas de ventilación próximas a la luneta posterior tienen una apariencia en aluminio, mientras que en las versiones V8 están acabadas en negro mate. Ofrece en opción iluminación en LED para el vano motor. Incorpora faros LED en toda la gama, con luces diurnas también en LED que hacen las veces de intermitentes. Además, también integran luces estáticas de giro. 

Los pilotos traseros son igualmente de LED, pero estrenan unos innovadores indicadores de dirección con visualización dinámica. Su luz se desplaza cuando entran en funcionamiento, siempre hacia el exterior, en la direccion en la que el conductor quiere girar. Se ha reposicionado el difusor trasero algo más alto, y existe la posibilidad de que sea en CFRP (material plástico reforzado con fibra de carbono). 


El renovado R8 se beneficia, como no puede ser de otra manera, de la experiencia de Audi en la fabricación en materiales ligeros. Así, la carrocería es de aluminio fabricada según el proceso de construcción "Audi Space Frame" (ASF) y pesa tan solo 210 kg, siendo 6 kilos mas pesada en el spyder. El R8 coupe con mecánica V8 para la bascula en 1.560 kg, siendo 1.660 kg para el spyder. Existe en opción, la posibilidad de montar un splitter delantero fabricado en CFRP.

El R8 Spyder, también recibe algunas piezas en CFRP, como ciertas zonas del compartimento de la capota y zonas laterales. La estructura de la capota se realiza en una aleación de aluminio y magnesio, y el techo se abre y se cierra de manera electrohidráulica en solo 19 segundos, pudiendo realizar la maniobra hasta una velocidad de 50 km/h. La luneta trasera térmica hace las veces de deflector. 

El nuevo tope de gama, el R8 V10 Plus, recibe algunas modificaciones casi inapreciables a la vista. Monta carcasa de los espejos y "sideblades" en CFRP, rejillas de ventilación en negro mate, iluminación LED para el vano motor de serie y revestimiento parcial del mismo en CFRP. Elimina material insonorizante, monta baquets con estructura también en CFRP, frenos cerámicos, llantas de aleación de diseño especifico y algunas otras zonas de la carrocería en CFRP, como el difusor trasero, de serie en este material para el V10 Plus. El peso se queda en 1.570 kg. 


Recibe también mejoras aerodinámicas, con una optimización de los bajos del coche, incluyendo tomas NACA junto con dos difusores delanteros. 

Los motores siguen siendo el V8 de 4.163 cc y el V10 de 5.204 cc, montados a mano. Estrena caja de cambios DSG de siete relaciones, que permite reducir las emisiones hasta en 22 gramos por kilómetro y rebajar en tres décimas de segundo la aceleración de 0 a 100 km/h. Se ha montado un cigüeñal de aleación de aluminio y silicio y la lubricación es por cárter seco, pudiendo posicionar el motor algo mas bajo. La bomba de aceite es de caudal variable, en función de la carga del acelerador. Todos disponen de inyección directa, arboles de leva ajustables y un sistema de escape diseñado para trabajar en bajas presiones. Estrena también el cambio de doble embrague S-Tronic de siete relaciones, que permite rebajar emisiones en 22 gramos por kilómetro y reducir en tres décimas la aceleración de 0 a 100. 

El V8 de 4.2 litros ofrece 430 CV y 430 Nm entre 4.500 y 6.000 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y alcanza los 302 km/h. En caso de montar el cambio S-Tronic, la aceleración la hace en 4,3 segundos y alcanza los 300 km/h. Con la carrocería Spyder las cifras se quedan en 4,8 y 300 km/h, para la aceleración 0 a 100 km/h con cambio manual y 4,5 con la misma velocidad punta para la versión equipada con cambio S-Tronic. 


El motor V10 ofrece 525 CV y 530 Nm de par a 6.500 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanza los 316 km/h con cambio manual. Equipado con el S-Tronic de siete velocidades, la aceleración 0 a 100 la realiza en 3,6 segundos y alcanza los 311 km/h. El Spyder también pierde unas décimas como con el V8, y realiza en 0 a 100 en 4,1 segundos y alcanza los 313 con cambio manual y tarda 3,8 llegando hasta los 313 con cambio S-Tronic. 

El nuevo V10 Plus, solo disponible con carrocería coupe, ofrece 550 CV y 540 Nm de par a 6.500 rpm. Las cifras son las mejores de la gama con 3,8 segundos para el 0 a 100 y 319 km/h de punta con cambio manual, siendo de 3,5 y 317 para los equipados con S-Tronic. 

Comentar que el cambio manual es de serie en las variantes V8 con el S-Tronic en opción, siendo al contrario en los V10, con el S-Tronic de serie y el manual en opción. 


El R8 V10 Plus también recibe modificaciones en las suspensiones, con muelles y amortiguadores con una calibración especifica, manteniendo la estructura de paralelogramo deformable con brazos de aluminio forjado del resto de la gama. También tiene una caída diferente en el eje delantero y suspensión adaptiva "Audi Magnetic Ride" de serie, siendo una opción para las V8. 

Las llantas de los V8 son de 18 pulgadas llegando a 19 para los V10, con diseño especifico y pulido en alto brillo y aspecto titanio para el V10 Plus. Detrás de ellas se pueden ver los nuevos discos de frenos, fabricados en acero y perforado, con el perímetro ondulado que ayuda a una rebaja del peso de 2 kilos. Las pinzas son de aluminio y de ocho pistones delante y cuatro detrás. EL V10 Plus cuenta con frenos cerámicos de serie, siendo opcionales en le resto. Además, el control de estabilidad ESC ofrece un modo de funcionamiento deportivo y puede ser desconectado por completo. 

El retocado R8, llegara a los concesionarios durante el ultimo trimestre del año 2.012 y el precio partirá desde los 137.000 euros. 




0 comentarios: