Piss'd Off Pete by Blastolene

By | 19:28 Comentarios
Absurdo, sin sentido, locura, monstruoso, descabellado... estos son algunos de los adjetivos que me vienen a la cabeza al ver lo que os traigo hoy.



Se llama "Piss'd Off Pete" y ha sido creado por Blastolene, una "hermandad de artistas" que se dedican a crear trastos como este. Es más, son los creadores del "Tank Car" de Jay Leno. Son amantes de los motores gigantes, y tienen varios aparatos de "quitarse el sombrero", que poco a poco os iré enseñando. 

Este en particular, es un camión. Un Peterbilt de 1.960 modificado al extremo. Ha sido diseñado y construido por uno de los integrantes de esta"hermandad", Randy Grubb y se mostró en el SEMA de 2.009.


La utilidad o practicidad de este cacharro esta claro que no es su fuerte, pero allí donde vaya el espectáculo está servido. ¿Os lo imagináis por los centros urbanos españoles? Eso si que tiene que ser un auténtico show. no entraría por la mayoría de las callejuelas. Sin ir más lejos, en la calle de mi casa no entra ni de coña...

Las modificaciones afectan a la práctica totalidad. Para empezar pasa de tener ruedas gemelas, a tan solo una por eje. Eso si, de considerable tamaño. Se le realiza un "top chop"  dando una imagen de estar algo más cabreado, y se baja la cabina al máximo. De estar conduciendo a dos metros del suelo, pasas a estar a tan solo escasos centímetros. El motor se sustituye por un Detroit Diesel 12v71 que cambia de manera radical el aspecto del camión, y se transforma en la parte del hot rod que más miradas concentra, por su tamaño y por los escapes cromados, que más parecen las costillas del aparato. 


Investigando un poco, he podido enterarme de algunas cosas sobre el motor. Como se puede comprobar en las fotos, es un 12 cilindros en V, pero lo que no se ve es la cilindrada, que alcanza las 852 pulgadas cúbicas. Eso en centímetros cúbicos son 14.000 (aprox). La nomenclatura del motor, 12v71, significa 12 cilindros en V y 71 pulgadas cúbicas por cilindro y apareció por primera vez en 1.957. Pero lo mejor de todo, es su funcionamiento. Resulta ser un dos tiempos, como los motores que utilizan los pequeños dumpers de la obras españolas. Además, se le incorporan dos compresores y desarrolla 500 CV y 1.355 Nm de par. Vamos, que no va mal, más aun cuando al modificar se ha rebajado algo el peso. 

También se han cromado algunas piezas del chasis y de la suspensión, como las ballestas traseras. El eje trasero también está cromado y cuenta con un discreto pinstriping en la carcasa del diferencial. Y no os perdáis el deposito de combustible, igualmente cromado pero con unas formas bastante curiosas. 

El interior es bastante espartano, aunque cuenta con alforjas y asientos de cuero grabado. Y el resto es lo que veis. La carrocería está sin pintar, dejando todo el metal al descubierto y el eje delantero parece sacado de un Ford A, típico en las transformaciones hot rod. Eso si, yo me lo quedaría, está claro, pero no me quiero ni imaginar lo que tiene que ser cambiar las ruedas traseras. No por su tamaño (que también), sino por la cantidad de tuercas que tiene... menudo curro. 

En la galería de imágenes os dejo una foto de un Peterbilt sin modificar, y así podéis comprobar hasta donde llega la transformación. 





0 comentarios: