Shelby GT500CR by Classic Recreation

By | 19:13 Comentarios
El Shelby Mustang es uno de los coches más famosos de Shelby y por consiguiente también de Ford, pero las unidades construidas son pocas, y muchas menos si lo que quieres es un descapotable. Pero Classic Recreations tiene la solución, el Shelby GT500CR Convertible.


Claro, estaras pensando que no es un Shelby autentico, que es una recreación muy bonita y muy conseguida pero nada más, y la verdad es que te estarás colando "hasta el fondo", ya que esta recreación se realiza con piezas originales Shelby y una vez terminada, se inscribe en el registro que existe sobre los modelo de la Cobra, el Shelby Worldwide Registry, por lo que se le considera un autentico y genuino Shelby GT500. 

Como base, en Classic Recreations utilizan un Mustang Convertible del '67 o del '68, al cual se le realiza una reconstrucción completa y a mano, en el centro que la empresa tiene en Oklahoma, EE.UU. Se sustituyen los paneles de la carrocería por piezas de fibra de vidrio fabricadas por Shelby, faros traseros secuenciales Shelby, llantas Shelby 427 de 17 pulgadas, paneles de puertas y salpicadero "Deluxe" de 1.967. Se monta un volante Woodgrain de aluminio con el aro de madera, asientos Highback con la firma de Carrol Shelby y arneses de cinco puntos, emblemas "Shelby GT500CR" y tapón de gasolina "Le Mans Racing"... en fin, mil y un componentes de origen 100% Shelby que transforman un "simple" Mustang convertible en todo un Cobra. 


Pero claro, un autentico Shelby tiene un potente y "gorgoteante" V8 bajo el capo delantero, por eso Classic Recreation se ha cubierto las espaldas ofreciendo además dos opciones, ambas con el bloque de 427 pulgadas cubicas, es decir, 7 litros de cilindrada. 

La versión menos potente, la "model 545 specs", ofrece como bien dice su denominación, 545 CV. Este bloque incorpora inyección Mass Flow, bomba de gasolina eléctrica, encendido MSD, radiador de aluminio Becool Croossflow y sistema de escape BBK recubierto de cerámica con silenciadores Magnaflow. La otra versión es la "Model 900S", pero esta no llega a 900 CV, que ya os veo venir. Se queda "tan solo" en 770 CV, gracias al montaje de un supercargador F-1R "ProCharger" que sopla a 17 PSI (1,17 bares aprox.). Ya empieza a parecerse a un Shelby, ¿a que si?.


Pero claro, el modelo que toma como base no esta diseñado para soportar tal caudal de caballos, así que necesariamente se refuerza el chasis, se montan suspensiones coilover, nuevas barras estabilizadoras y frenos Baer de grandes dimensiones (13 pulgadas en el "545" y 14 en el "900S").

Ahora ya parece más fácil hacerse con un Shelby descapotable, más aún, con un Shelby descapotable del '67 o '68, los bonitos, los que molan. Pero hay un pequeñisimo problema, y es que cuesta como un Shelby original. Más de 130.000 euros. La calidad se pagan dicen, y la autenticidad también. 





0 comentarios: