Todo sobre el nuevo Mercedes SLS AMG Black Series

By | 14:38 Comentarios
Mercedes presenta el nuevo miembro de la familia Black Series, la gama más radical del fabricante de la estrella. Nos referimos al SLS Black Series, que introduce nuevos elementos aerodinámicos, y cambios en el propulsor para obtener más rendimiento. 



El SLS AMG Black Series, es el quinto modelo de esta gama tan radical de Mercedes, tras los SLK 55 AMG Black Series de 2.006, CLK 63 AMG Black Series de 2.007, el SL 65 AMG Black Series lanzado en 2.008 y el C63 coupe AMG Black Series presentado en 2.011. 

Según Mercedes, es un estudio de transferencia 100% de la tecnología y la ingeniería desarrollada en competición, inspirando y tomando como fuente de ideas, el SLS AMG GT3. Disfruta de nuevos desarrollos en las áreas del motor, transmisión, suspensiones y aerodinámica, favoreciendo mayores prestaciones. 

Así, el motor aumenta su potencia en 60 CV, a través de los siguientes cambios: el régimen máximo ahora es de 8.000 rpm, las válvulas y los arboles de leva se han revisado totalmente, se adaptas los taques con un recubrimiento especial para vehículos de competición. Se modifican las canalizaciones de aire de admisión, el cigüeñal cuenta con nuevos orificios de lubricación, nuevos cojinetes, bomba de aceite y nuevos tornillos de alta resistencia para las bielas. Se introducen nuevos soportes de gas para el motor, que elimina las reacciones no deseadas que se producen bajo carga. Y también se han revisado el sistema de refrigeración del agua y del aceite. 


A pesar de los cambios sigue siendo el mismo V8 de 6.208 cc que el equipado en el SLS AMG "normal", pero ahora desarrolla 631 CV a 7.400 epm con 634 Nm de par. El sistema de escape está fabricado por primera vez en titanio, con la sección central y los silenciadores nuevos, con un sonido, según asegura Mercedes, más llamativo. Es 0,2 segundos más rápido en la aceleración 0 a 100, parando el crono en 3,6 segundos y alcanza los 315 km/h. El consumo, llega a 13,7 litros a los 100 km de media, y las emisiones son de 321 gramos por kilómetro de CO2. Por supuesto, y al igual que en el SLS estándar, se monta a mano en Affalterbach y cuenta con una placa que luce la firma del responsable del montaje. 

Pero estas prestaciones no son solo gracias al motor, ya que Mercedes a hecho uso de la estrategia "AMG Performance Lightweight" de construcción ligera. El capo, panel trasero tras los asientos, tirantes diagonales en la parte inferior y el tubo del eje de transmisión son enteramente de CFRP (material plástico reforzado con fibra de carbono). En el cambio y en la estructura del coche, también se han sustituido partes de aluminio por piezas de CFRP y la batería es de iones de litio. En total se han rebajado 70 kg, quedándose en 1.550 kg, por lo que la relación peso/potencia es de 3,45 kg por caballo. 


Chasis y suspensión "AMG Ride Control", cuentan con desarrollos específicos. El esquema de suspensiones sigue siendo de brazos oscilantes dobles en aluminio se mantiene, pero cuenta con tarados más rígidos y dos modos: sport y sport +. El ancho de vías aumenta en 13 mm delante y 24 detrás, para poder montar los nuevos neumáticos de mayor sección, con 275/35 delante y 325/30 detrás con llantas de 19 pulgadas delante y 20 detrás especificas del modelo, con diseño de 10 radios pintadas en negro mate con acabado brillante. 

El cambio acoplado al propulsor, no nos olvidemos de él, es automático de doble embrague "AMG Speed Shift" de siete relaciones, colocado 10 mm más bajo y utiliza los nuevos soportes de gas montados en el motor. Los frenos por su parte, son de material compuesto con 402 mm de diámetro delante y 360 mm detrás. Esto reduce el peso en un 40% y mejora las masas no suspendidas ahorrando 16 kg.

Pero no terminan ahí los cambios, contando con un diferencial autoblocante con nueva electrónica integrado en la carcasa de la caja de cambios. El ESP tiene 3 etapas de funcionamiento: ESP on, ESP sport y ESP off ademas de ofrecer una función "Race Star" para mejores salidas desde parado. 


El exterior del coche recibe nuevos elementos aerodinámicos, con un nuevo faldón delantero con splitter y alerón integrados, así como pequeños aletines en los laterales en fibra de carbono. Detrás cuenta con un nuevo difusor con las salidas de escape integradas, flicks de carbono para aumentar la carga sin ofrecer mayor resistencia al avance. Los faldones laterales también son nuevos al igual que el alerón trasero regulable, con soportes de aluminio. El capo tienen una toma de aire frontal, que a parte de ofrecer las cantidades de aire necesarias para alimentar y refrigerar el motor, también ofrece carga aerodinámica. 

En cuanto al interior, encontramos dos opciones: alcántara y cuero negro y alcántara y cuero negro y rojo, donde los paneles centrales de las puertas, las aplicaciones en la consola central y por encima de la guantera están acabadas en rojo. Incorpora volante AMG Peformance con la zona de agarre tapizado en alcántara y partes metálicas con acabado de alto brillo. Los asientos son nuevos y 15 kg más ligeros, con emblemas AMG en relieve en los reposacabezas, y costuras en rojo, al igual que en el salpicadero, consola central y parte superior del tablero. 


El sistema Comand APS, pasa a montarse en opción, contando con una placa de fibra de carbono de serie, ahorrando otros 6 kg al peso del conjunto. También en opción se encuentra el equipo de sonido Bang & Olusen BeoSound de sonido envolvente. Ha sido desarrollado por Mercedes y la división AMG junto al fabricante, y cuenta con 11 altavoces y 1.000 W de potencia. Incorpora tweeters iluminados de 50 W y un subwoofer de 250 W en la bandeja trasera, distribuyendo el sonido según la posición de los asientos. 

El nuevo SLS AMG Black Series, iniciará su comercialización en junio de 2.013, pero aún desconocemos los precios. 




0 comentarios: