Bentley Continental GT Speed Convertible

By | 17:40 Comentarios
El Continental GT Speed Convertible, el nuevo insignia de altas prestaciones, hará su presentación mundial el 14 de enero en la Feria Internacional del Automóvil de Norteamérica, que se celebra en Detroit.



Detroit estará lleno de novedades interesantes, que poco a poco hemos ido conociendo. Bentley también estará presente con su nuevo Continental GT Speed Convertible, el tope de gama, al menos hasta el momento.

Comparte planta motriz con la versión coupe, el decir, el W12 de 6 litros con dos turbos y 625 CV con un par de 800 Nm desde 2.000 rpm hasta las 5.000, que le permiten ofrecen unas muy buenas prestaciones. Así  realiza el 0 a 100 en 4,4 segundos, y el 0 a 160 en 9,7, permitiendo además, una velocidad punta de 325 km/h. 

Incorpora el sistema de gestión de motor ME17 de última generación. Es capaz de realizar 180 millones de operaciones de calculo por segundo. Proporciona mayor control del turbocompresor y una gestión mejorada del par, facilitando una mejor conducción. 


Al igual que el resto de Continental GT, incorpora un sistema de recuperación de energía, que permite junto al cambio que cuenta con ocho relaciones, mejorar el consumo en un 15%, que también afecta a las emisiones, mejorando en igual medida.

Ese cambio de ocho relaciones, cuenta con un modo "sport" que proporciona una respuesta más precisa del acelerador, sube de marcha más tarde y ejecuta con mayor rapidez en "cambio de marchas en bloque" (por ejemplo, de 8ª a 4ª directamente.).

La carrocería de esta nueva versión del descapotable de Bentley, es más rígida a la torsión (22.500 Nm/grado). La suspensión delantera es de doble horquilla de aluminio y la configuración trapezoidal con varillas de conexión múltiple en la suspensión trasera, incorpora muelles y amortiguadores de la suspensión neumática revisados. 


El sistema autonbivelante esta ajustado 10 mm más bajo, y los cojinetes de la suspensión también son más rígidos para una manejabilidad más precisa y comunicativa. Así mismo, las barras estabilizadoras se han revisado. 

También se optimiza el control electrónico de estabilidad ESC, adaptándolo a las nuevas exigencias, conservando el modo dinámico que permite un mayor deslizamiento de las ruedas a mayores velocidades. 

Estéticamente, se le distingue por la rejilla de la calandra, las entradas de aire del paragolpes con acabado cromado de tinte oscuro, el emblema de la "B" alada con fondo negro, llantas de aleación "Speed" en 21 pulgadas exclusivas del modelo, con dos acabados: plateado o tinte oscuro. 


La parte trasera luce dos salidas de escape elípticas con el interior estriado y bajo el capo encontramos una toma de admisión en color negro, exclusivo también de los modelos "Speed". 

El habitáculo es prácticamente artesanal, incorporando de serie la "Mulliner Driving Specification", que combina el lujo con un carácter claramente deportivo. O eso aseguran desde la firma británica. Los umbrales de las puertas lucen la inscripción "Speed", y el interior está cubierto por completo de piel de la mejor calidad, con guateado de rombos. 

De serie ofrece el sistema de infotainment mas reciente de Bentley, que varia según región de comercialización. De todas formas, incluye refinamientos como la representación cartográfica de puntos de interés, teniendo en opción el disponer de imágenes de paisajes obtenidas mediante satélite o información del trafico en tiempo real.


La capota cuenta con cuatro capas y se ha sometido a exhaustivas pruebas, como sufrir temperaturas que van desde los 30 grados bajo cero a los 50 sobre cero. Es capaz incluso de resistir lluvias monzónicas. También se ofrece un "calientacuellos" para rodar descapotado aunque la temperatura no sea la optima. 

cuenta de serie con los altavoces BMR (Balanced Mode Radiator) de panel plano, con agudos u medios integrados. 

En opción, se puede optar por el sistema audiófilo Naim for Bentley, con altavoces hechos a medida, y ocho modos de procesamiento digital de la señal. También en la lista de opciones sobre salen los discos de frenos  de carbono/carburo de silicio taladrados con 420 mm de diámetro delante y 365 detrás. 

Un descapotable de 2.495 kg que consume una media de 14,9 litros a los 100 y emite 347 gramos de CO2 por kilómetro. 




0 comentarios: