'47 Cadillac Custom by Barry Weiss

By | 19:56 Comentarios
El mundo custom puede darnos autenticas aberraciones o autenticas maravillas. Creo que este último es nuestro caso de hoy. O al menos, así lo creo yo.


La verdad es que no se por donde empezar. Cada vez que veo las fotos me quedo atontado. ¡¡Que bonito!! Viendo las fotos también me viene a la cabeza la tontería y estupidez mental de las cabezas pensantes de este país, y su total oposición a este tipo de vehículos modificados. Para que os hagáis una idea, ahora cambiar unas llantas por otras de la industria auxiliar se considera reforma de importancia y tiene que pasar por ITV... aunque cumpla con las condiciones que se pedían hasta hoy, que era que fueran equivalentes, sin sobrepasar el diámetro total de la rueda en más de un 3%. 

Bueno, vamos a centrarnos que me voy por los cerros de ubeda y me olvido de lo importante aquí, el coche. 

Más que coche, espectáculo con ruedas. Se trata de un Cadillac 62 coupe del '47, al que se le ha realizado mucho trabajo. El techo se cortó, se modifico y se volvió a colocar haciendo un "top chop". Ya sabéis, recortar los pilares para quede más abajo, algo que obliga a modificar toda la cristalera del coche. 

Pero no solo se modifica el techo, sino también los guardabarros, los estribos, el capo, la tapa del maletero... casi la totalidad el coche con la intención de darle un aspecto chopper máximo. Y a todas luces que lo han conseguido. Rematando el coche, corona el frontal una parrilla y faros de un Mercedes y termina la trasera unos pilotos de Cadillac del '59. 

El interior por su parte, no cuadra. Es lo peor del coche y verdaderamente feo. No por que se hayan mantenido las lineas originales, sino por los colores elegidos para la tapicería y ese horripilante volante procedente de un Cadillac de los 70/80. Eso si, columna regulable en altura. 

Está todo tapizado en terciopelo negro, vinillo blanco y piel de cocodrilo con un techo con material lanudo. No me gusta. Desmerece frente al exterior. 

Lo que si no desmerece es lo que se esconde bajo el bulboso capo. Se trata de un V8 de GM Performance Divison, con 508 pulgadas cúbicas (¡¡¡8.225 centímetros cúbicos!!!!), que recibe la mezcla de aire y gasolina de un carburador Edelbrock. Está claro que el precio de la gasolina es lo que menos le preocupa al propietario de este aparato, más aún viviendo en Hollywood, California (E.E.U.U.). 

Para que la dinámica también sea un poco decente, al menos suficiente para poder disfrutar de semejante motor, se ha instalado un eje delantero independiente de origen Corvette y un eje trasero rígido, con sistema Air Ride de suspensión neumática. 

Quiero uno igual. 




0 comentarios: