Ford B-Max, a prueba de niños

By | 16:48 Comentarios
Un equipo de ingenieros ha sometido al Ford B-Max a varios test de laboratorio que simulan el tratamiento más arduo que pueden darle niños y mascotas.


Ford ha sometido al B-Max a una intensa serie de pruebas para garantizar que los materiales que forman el modelo, sean lo más resistentes posible al desgaste producido por niños y mascotas. Y es que todos sabemos hasta donde pueden poner a prueba los niños y mascotas los materiales y los objetos que caen a su alrededor

Así, las pruebas han consistido en empapar los materiales del interior para estimar la resistencia a las manchas, se han realizado pruebas con un artilugio afilado y se ha usado velcro para reproducir el enganche en las telas de las bolsas y la ropa de las "pequeñas fieras" que ocupan los asientos traseros. Varias muestras de cueros y telas usados para el interior, han sufrido una serie de ensayos que consistían en sumergir los materiales en líquidos durante 24 horas, o untarlos con tierra y grasa. Se ha probado igualmente la resistencia al daño que pueden ocasionar el roce de las cremalleras,y cierres de las bolsas y ropa de los niños.

Se ha llevado a cabo un "test de pinchos", con un bola repleta de puntas afiladas, cepillando las telas 600 veces y con ello reproducir el efecto de los desgarrones de cremalleras y corchetes. Así mismo, se ha realizado un test especial con velcro, de manera repetida.


También se ha comprobado la resistencia a los golpes, con pruebas realizadas a temperaturas de hasta -30 grados, momento en el cual, el plástico se hace más frágil. Para ello, se ha usado una pelota de goma, diez veces más pesada que un balón de fútbol oficial, para asegurar que los plásticos soportan golpes y choques.

Las telas se frotaron 60.000 veces en un test que duro 17 horas seguidas, y con los pinchos de metal se rasparon los plásticos para comprobar su resistencia a los arañazos y roces. Además, y para no dejar cabo suelto, se realizo una prueba sobre las alfombrillas especialmente diseñada, con unos discos abrasivos especiales.

Mark Montgomery, ingeniero de materiales de Ford Europa comentó: "Estas pruebas garantizan que hemos hecho todo lo posible para asegurarnos de que cuando la familia sube al coche por milésima vez, el vehículo se mantiene en las mismas condiciones que en la primera."

0 comentarios: