Nuevo túnel de viento climático de Daimler-Benz

By | 18:43 Comentarios
Mercedes ha construido un nuevo túnel de viento climático, y ha contado todas sus bondades a través de la edición digital de la revista "Mercedes Magzine".



El desarrollo de un nuevo modelo cuenta con una complicada, variada e intensa gama de pruebas, que se llevan a cabo en mil y un lugares del planeta. Desde los desiertos del Sahara hasta las frías y heladas carreras del Finlandia o Suecia. 

Pero no siempre se puede tener la variedad climática que se desea, en el momento que se desea. Además, en el comportamiento de un vehículo también afecta el aire que circula alrededor del coche. Y eso no se puede ver. Por eso, el túnel de viento supuso un autentico avance en estos temas, y es raro la marca que no lo usa para perfilar detalles y características de sus modelos. 

Mercedes, comenzó a construir el suyo propio en primavera de 2.011. Tendría una serie de características muy especiales, que le permitirían reproducir no solo el aire que rodea a cualquier coche, sino temperaturas extremas, tormentas tropicales y vientos de más de 100 km/h. 


Pues bien, dos años después de comenzar su construcción, los ingenieros de la marca, ya han comenzado a trabajar con él. Como prometió Mercedes, este túnel de viento climático es capaz de reproducir muchísimas condiciones. Tiene ocho metros de largo y 2.5 metros de ancho, la potencia asciende hasta los 1.200 vatios por metro cuadrado, y simula la accion de los rayos solares gracias a 32 lamparas que calientan el banco de ensayos. 

El nuevo túnel de viento climático puede regular de forma progresiva la intensidad de la precipitación, pudiendo simulardesde una ligera llovizna hasta un autentico aguacero digno de las zonas tropicales. Se pueden regular incluso el tamaño de las gotas. Con esto se permite verificar la hermeticidad de los coches y el funcionamiento de los limpiaparabrisas. 

En el tema de temperaturas por ejemplo, se puede conseguir que el termómetro marque hasta 40 grados bajo cero para poder poner a pruebas cosas como la calefacción. Si se llega a alcanzar una temperatura por debajo del punto de congelación del agua, la instalación conmuta "luz fría" pues las lamparas de neón no soportan la congelación y en esos momentos, el agua previamente refrigerada se convierte en nieve y el piso metálico es tan resbaladizo como una pista de hielo. También pueden llegar hasta los 60 grados centígrados.


Para generar viento, cuenta con un enorme ventilador de varios metros de altura, que puede generar corrientes de hasta 265 km/h. Está apoyado sobre enormes muelles de acero para evitar la transmisión de vibraciones a los equipos electrónicos de la instalación. 

Se pueden configurar a voluntad i innumerables parámetros y en seis cámaras de acondicionamiento, parecidas a enormes neveras, se preparan los coches para las respectivas pruebas. Este túnel de viento climático (en realidad son dos) ha costado 52 millones de euros y se ha tardado en construir dos años, estando situado en la planta de Sindelfingen. 

Instalaciones como estas son ideales para verificar multitud de componentes, desde los limpiaparabrisas hasta los frenos. Sirve de puente entre las pruebas en ordenar y las pruebas reales con vehículos por carreteras y circuitos, algo a lo que por ahora, no es posible renunciar. Pero gracias a estas instalaciones, pueden reducirse el numero de kilómetros recorridos, beneficiando también el medio ambiente. Al menos, así lo creen en Daimler-Benz.  

0 comentarios: