50 años del Porsche 911

By | 17:51 Comentarios
Son ya 50 años los que cumple uno de los mitos más grandes en la historia del automovilismo. Y es que el 911 es referente en la industria automotriz, además de ser el corazón de la firma alemana.


Muy pocos son los autos que pueden presumir de una trayectoria tan larga, una tradición alrededor de él, pero sobre todo del respeto que infunde su nombre. El 911 es la piedra angular de Porsche, tan es así que desde el Cayenne hasta el Panamera llevan parte de la filosofía del 911. Con más de 820.000 unidades fabricadas, el 911 es el deportivo más exitoso de todos los tiempos.

Con 7 generaciones encima y con el respaldo de los mejores ingenieros de Zaffenhausen y Weissach que han logrado reinventar al mito y siempre demostrando la fuerza innovadora de Porsche, dando como resultado una amalgama de contradicciones que están perfectamente armonizadas como lo son la deportividad y la practicidad para el uso diario, la tradición y la innovación que viene con cada nueva generación, la exclusividad y la aceptación social, el diseño vanguardista de cada una de las generaciones,  pero siempre basado en la funcionalidad. Por todo lo anterior no es de extrañar que cada una de las generaciones del 911 escriba por sí mismo una historia de éxito.

Ferry Porsche describe como nadie las cualidades del 911: “El 911 es el único auto que podría conducir a un safari en África o en Le Mans, al teatro o a través del tráfico de Nueva York”


Además de su inconfundible diseño, su tradición y sus líneas clásicas, la tecnología es otra de las características del 911, tan es así que el desarrollo tecnológico del 911 nace en las pistas, por ello el 911 se consagra al principio del rendimiento desde su inicio, y por lo cual su laboratorio de pruebas más importante es el automovilismo.
Desde el principio el hogar del 911 son los circuitos, en donde se a forjado una fama de ganador, y es que casi dos terceras partes de 30,000 victorias de Porsche, son del 911.

Pues según nos informa Porsche, en 2013 el tema central de la compañía será el 911 y esto lo hará presentando al 911 como lo que es, un mito de las pistas y como un deportivo icónico.

Todo comenzará con el Salón del Automóvil “Classic Retro” en Sttutgart. Luego del 7 al 10 de marzo el Museo Porsche comenzará con la primera de 4 exposiciones a lo largo del año, en las que se incluirán hitos de la historia del 911, como lo son uno de los primeros Porsche 911 Turbo Coupé, un Cabriolet de 1981, un 911 GT1 en su versión de calle y una versión de pre-serie del Type 757 T7. Este último un diseño del Profesor Ferdinand Alexander Porsche y que fue un hito en el camino al diseño del 911.


La compañía enviará de igual forma un Porsche 911 de 1967, de gira a través de los 5 continentes, y se presentará en diferentes escenarios como en Pebble Beach CA, Shangai, Goodwood UK, Paris y Australia. Para nosotros los aficionados Porsche nos deja este link www.porsche.com/follow-911 para que podamos seguir el camino de este clásico. 

Luego, de nueva cuenta el Museo Porsche tendrá una exposición llamada “50 años del Porsche 911” y que estará del 4 de junio al 29 de septiembre, la exposición tratará de manera cronologica la historia y desarrollo del 911. Para la primavera la casa editorial de Porsche publicará un ejemplar titulado “911 x 911”.

Nacido como sucesor nato del Porsche 356, el 911 se ganó el corazón de los entusiastas del automovilismo desde el principio. Fue presentado en el IAA Frankfurt Motor Show en 1963 como el 901, pero como todos sabemos una disputa con Peugeot por los derechos del nombre 901, provoco que se cambiara a 911 en 1964.


Con un motor de 6 cilindros opuestos (bóxer) refrigerado por aire y con 130 cv, lograba una impresionante velocidad máxima de 201 km/h, y si en ese momento no se necesitaba ir tan rápido, Porsche ofrecía el 912 cuya diferencia era el motor, el cual cambiaba por un 4 cilindros. Para 1966 Porsche presenta el 911 S, con 160 cv y que incorpora llantas de aleación de Fuchs. El 911 Targa hace su debut a finales de 1966 como el cabrio mas seguro del mundo. En el ´67 se une a alineación el sportamatic semiautomático con caja de 4 velocidades. Con el 911 T y las versiones E y S Porsche se convirtió en el primer fabricante alemán en cumplir con las estrictas normas de regulación estadounidenses.

Con el tiempo el 911 se volvía más fuerte, ya que para 1969 la cilindrada aumenta a 2.2 litros y para 1971 a 2.4 litros. Para 1972 el 911 Carrera RS generaba 210 cv y con un peso de 1000 kg. lo convertían en lo máximo dentro de los autos de ensueño, aun en nuestros días. Su característica Cola de pato fue la primera del mundo en un vehiculo de serie.

Después de 10 años en el mercado el 911 fue objeto del primer cambio generacional por parte de los ingenieros de Porsche. Contaba con unos parachoques prominentes, que cuyo objetivo era cumplir con las normas de choque de EE.UU. protección para los ocupantes con la adición de cinturones de seguridad de 3 puntos y reposacabezas.


Para 1974 llego el máximo hito en la historia de 911, el Porsche 911 Turbo, con un motor de 3.0 litros y 260 cv y su característico y enorme alerón, conocido por muchos como “cola de ballena”. Con la mezcla de lujo, rendimiento y deportividad el Turbo se convirtió en la mística de Porsche. El siguiente salto en cuanto a rendimiento vino en 1977 con la adición de un intercooler y el aumento de la cilindrada a 3.3 litros que mandaban al Turbo a los escalofriantes 305 cv que lo hacían el mejor de su clase. En 1983 el 911 naturalmente aspirado sucede al SC, con un motor de 3.2 litros y con 234 cv, que lo convirtieron en una joya para los coleccionistas. Para 1982 se ofrece el 911 en versión cabriolet. Para 1989 se lanza el 911 Carrera Speedster, cuya imagen evocaba al legendario 356 de los 50´s.

En 1988 Porsche presento un nuevo 911, el Carrera 4. Después de 15 años de producción el 911 fue renovado, dando lugar a un cambio generacional que derivo en el 911 (964), y que contaba con un 85% de piezas nuevas, lo que daba un nuevo y radical 911.

Con un nuevo motor boxer de 6 cilindros y 3.6 litros que generaba la friolera de 253 cv. Externamente el 964 se diferenciaba de su predecesor por sus parachoques más prominentes, una línea más aerodinámica y el hecho de que su alerón trasero se desplegaba automáticamente, en sí mismo era muy similar al anterior, pero internamente sucedía lo contrario. El 964 fue diseñado para cautivar a los amantes de la marca no solo con rendimiento deportivo, sino también con la comodidad que ofrecía, ya que venía con ABS, dirección asistida, tiptronic, bolsas de aire y un chasis completamente nuevo.

Hablando del chasis, hay que mencionar que contaba con una suspensión nueva, que constaba de unos brazos más ligeros y resortes helicoidales, que venían en lugar de la anterior de con barra de torsión. En esa época también llego el AWD en el Carrera 4, además de las versiones Coupé, Carrera 2, Cabrío y Targa; a partir de 1990 los clientes también podían pedir la versión Turbo del 911-964. Este último contaba de inicio con la probada mecánica del B6 de 3.3 litros, aunque en 1996 decidieron darle mas poder y aumentar la cilindrada a los 3.6 litros, que en el Turbo lograba una potencia de 360 cv.


Hoy día las versiones con más demanda del 911-964 entre los coleccionistas son: el 964 Carrera RS, el 911 Turbo S y 911 Carrera Speedster 2.

El 993 es para muchos el púnico y verdadero amor de los 911, y es que el diseño del mismo y sus aptitudes en pista tienen mucho que ver para que sea considerado así.

El 993 se ganó rápidamente una reputación de confiabilidad excepcional. El 991-993 contaba con un chasís de aluminio totalmente nuevo, que le dotaba de una agilidad nunca antes vista en la marca. El 993, además de ser el primero con chasís de aluminio, la versión Turbo también fue la primera en donde se empezó a utilizar el sistema Bi-Turbo; pero no era solo eso, ya que también se empezaron a utilizar por primera vez llantas con radios de aluminio hueco, no conforme con eso, también se aplicó por primera vez la tracción en las 4 ruedas en la versión Turbo. Para los más puristas se encontraba la versión 911 GT2 que estaba orientada al goce de las altas velocidades. Mientras tanto el 911 Traga contaba con un techo de cristal que se deslizaba tras la ventana trasera.

Todo lo anterior le da gran valor al 911-993, pero la verdadera razón de su aprecio por parte de los coleccionistas en el hecho de que fue el último refrigerado por aíre. 


El 911-996 fue el primero refrigerado por agua, pero además fue completamente rediseñado, aunque como siempre conservando el carácter de sus antecesores. Con 304 cv logrados gracias un motor B6 que contaba con 4 válvulas por cilindro, que además reducía considerablemente sus emisiones contaminantes, además de la reducción de ruido gracias a la refrigeración por agua, además de un consumo un poco mas bajo.

Como mencionaba anteriormente el 911-996 mantenía el carácter de sus antecesores y compartía el diseño, pero con un coeficiente aerodinámico mas bajo de 0.30Cx.

La principal característica del 996 era su obvio parecimiento al Boxter, además de sus faros delanteros con intermitentes integradas, que en un principio se tomaron como un rasgo algo “feo”. En el interior también se respiraba lo nuevo, ya que por primera vez el confort jugaba un papel importante en la conducción del 911. Con el 996 Porsche se dio a la tarea de acrecentar las variantes, empezando con el 911 GT3 lanzado al mercado en 1990 y que rememoraba las glorias del RS, por otro lado el 911 GT2 que fue el primero en ofrecer frenos cerámicos de serie y que en el 2000 fue lanzado como un deportivo extremo.


En julio de 2004 Porsche desvelo la siguiente generación del 911, bajo el código interno 997, lo hizo con 2 modelos el 911 Carrera y 911 Carrera S. En esta generación se regreso a los faros ovales y el diseño rememoraba a los antiguos 911, todo esto aderezado con un motor B6 de 3.6 que generaba 329cv, y un B6 3.8 litros en el Carrera S que generaba 359cv, el chasis también fue revisado y el Carrera S contaba con el  Porsche Active Suspension Management como equipamiento estándar. Para 2006 Porsche presento por fin el 911 Turbo, el primer auto con motor a gasolina y un turbo de geometría variable.

Para 2007 una actualización hizo a los 997 aún más eficientes, actualizaciones como una transmisión de doble embrague e inyección directa de combustible. Nunca antes Porsche había ampliado su catálogo y dado tantas modificaciones en un 911, todo para adaptarse a los diferentes conductores, Targa, Carrera, Cabrio, tracción trasera, tracción integral, Turbo, GTS, modelos especiales, versiones de carrera y versiones GT…Dieron como resultado la existencia de 24 versiones diferentes en la familia 911.

El 991 de 2011 representa el mayor salto tecnológico dentro de la historia evolutiva del 911, creciendo en rendimiento y eficacia y llevando los mismos a nuevos niveles. Una suspensión totalmente nueva, mayor distancia entre ejes, mayor ancho entre vías, llantas más grandes y un interior ergonómicamente optimizado, son solo algunos de los aspectos que mejoran al mítico 911 para esta generación, volviéndolo aún más deportivo y cómodo en su conducción. Técnicamente hablando el 991 es el pináculo del Porsche Intelligent Performance. Con un consumo bajo y un rendimiento alto, gracias a un motor de “apenas” 3.4 litros y que desarrolla 334 cv y que además está hecho de acero/aluminio que reduce significativamente el peso. Dentro de las demás innovaciones se encuentran el PDCC o Porsche Dynamic Chassis Control, y una totalmente nueva caja manual de 7 velocidades. Además de todo el nuevo diseño a sido recibido con aplausos por parte de la crítica, con un diseño plano y alargado, contornos interesantes y la precisión en el diseño de sus detalles , la 7° generación del 911 una vez más a demostrado y logrado redefinir el estándar para el diseño de automóviles.


Como todos los anteriores, el 991 es el mejor Porsche 911 de la historia, al menos hasta la siguiente generación.




0 comentarios: