W Motors Lykan Hypersport, el primer superdeportivo árabe

By | 15:48 Comentarios
En el Salón del Automóvil de Qatar verá la presentación oficial del primer superdeportivo de origen árabe, el W Motors Lykan Hypersport.


W Motors es una empresa fundada en el Libano y con sede en los Emiratos Árabes Unidos. Una empresa que sirve como claro ejemplo de la afición al lujo exagerado y suntuoso de aquella zona del planeta. Para el Salón de Qatar presenta un nuevo modelo, el Lykan Hypersport. Un superdeportivo que cumple con todos los requisitos para ser el vehículo perfecto para los jeques árabes.

Esto es por sus características, ciertamente lujosas e incluso un tanto horteras a nuestro parecer. Con una denominación que hace homenaje a una especie de lobo, nos trae un equipamiento cuanto menos, llamativo. 


Se ha desarrollado junto con Magna Steyr Torino como colaborador, y con los alemanes de RUF como socio. Usa un chasis construido principalmente en fibra de carbono procedente de Italia, donde también se fabrica el suntuoso interior. En este interior, y para que os hagáis una idea del lujo y la ostentosidad con la que cuenta este modelo, tiene piezas decorativas en oro, platino y diamantes. Exagerado cuanto menos. 

No podemos negar que el diseño de su carrocería es espectacular, "bebiendo" de las líneas de coches como el Lamborghini Aventador. En el exterior también encontramos señas de su origen árabe, tan aficionados al máximo lujo y a excentricidades, ya que los faros están incrustado de diamantes. 


Volviendo al interior y antes de que se nos olvide, encontramos asientos tapizados en piel cosida con hilo de oro, pantalla virtual 3D holográfica con manejo táctil y unas puertas de apertura inversa. 

Está animado por un motor de origen Porsche, con la típica configuración de seis cilindros boxer y 3,6 litros, que tras pasar por las manos de RUF desarrolla 750 CV y 1.000 Nm de para extraídos gracias a dos turbos. Con el, realiza el 0 a 100 en 2,8 segundos y alcanza una velocidad máxima declarada de 395 km/h. 


El precio es realmente prohibitivo, pidiendo la marca por cada uno de los siete coches que se producirán, 3,5 millones de dolares. Unos 2,5 millones de euros. Además, junto con el coche, W Motors regala un reloj Cyrus Klepcys valorado en 150.000 euros. 

Según el fundador de la marca, Sari El Khaill, han recibido pedidos de la India y de Rusia, pero primero serán atendidos los clientes de los países árabes. 




0 comentarios: