Audi A3 Sportback g-tron

By | 15:48 Comentarios
Audi continúa con su trabajo enfocado hacia las bajas emisiones y hacia el desarrollo de su combustible sostenible y de emisiones neutras "Audi e-gas".



La marca de los cuatro aros esta empeñada en que sus modelos sean respetuosos con el medio ambiente, mediante la hibridación y el desarrollo de un combustible que procura unas emisiones neutras establecida en la producción del mismo. Ahora presenta un Audi A3 Sportback que recibe el apellido "g-tron", indicando su capacidad de funcionar con dos tipos de combustible: gas y gasolina. 

Además, hace gala de todo el saber de la marca, comenzando con la construcción ligera y pasando por los sistemas de infotainment o los sistemas de asistencia del conductor. Junto a esto, los últimos avances de la tecnología de propulsión con gas, incluyendo el almacenamiento del combustible. Para ello, cuenta con dos depósitos situados bajo el piso del maletero, capaces de contener 7 kg de gas a una presión de 200 bares y cada deposito pesa 27 kg menos que uno igual fabricado mediante tecnología convencional. 

Estos depósitos, tiene una regulador de presión electrónico de la presión del gas. Es un componente muy compacto y ligero que reduce la presión con la que el gas sale de los depósitos en dos fases, hasta situarlo entre los 5 y los 9 bares. De este modo, en el conducto común de gas y en las válvulas de insuflado se dispone siempre de la presión adecuada. Baja para una conducción eficiente en regímenes bajos y alta cuando el conductor demanda potencia y par. Además, cuando la presión baja de los 10 bares, la gestión del motor cambia de forma automática al modo de gasolina. 


El gas contenido en estos depósitos, alimenta un motor 1.4 TFSi con 110 CV y 200 Nm, que puede funcionar indistintamente en modo gasolina o gas, que bien podría ser gas natural comprimido o el "Audi e-gas" que se producirá próximamente en unas instalaciones que se están ultimando en Wertte, Alemania. 

El motor ha tenido que recibir modificaciones, que afectan principalmente a la culata, la sobrealimentación, el sistema de inyección y el catalizador. Es completamente bivalente. Ofrece las mismas cifras de par y potencia indiferentemente del combustible utilizado. 

La aceleración de 0 a 100 es de 11 segundos, alcanza los 190 km/h y el consumo no llega a 3,5 kg de gas y las emisiones a la salida del tubo no supera los 95 gramos de dióxido de carbono. 

Además, cuando rueda con e-gas no se emite ningún tipo de CO2 que antes no haya sido fijado en producción, por lo que estamos ante un "circuito cerrado", y el balance seria neutro. Si en el concepto global se incluyera el consumo de energía para la edificación de las instalaciones de e-gas y para la construcción de los aerogeneradores, las emisiones de CO2 seguirían estando por debajo de los 30 gramos por kilómetro de CO2. 


Con gas se recorren unos 400 km y otros 900 si se circula en modo gasolina, ofreciendo 1.300 km de autonomía. Dos indicadores en el cuadro, proporcionan al conductor la información relativa al nivel de llenado de los depósitos y del consumo instantáneo correspondiente al modo de funcionamiento elegido.

El motor siempre arranca primero en modo gasolina y cambia después a modo gas lo más rápidamente posible y de forma automática.




0 comentarios: