Kia desvela el concept Provo

By | 20:18 Comentarios
Kia desvela el concept Provo, un hatchback tipo coupe con aspecto muy musculoso enfocado al segmento B.


No todo van a ser coches de altas o muy altas prestaciones, ya sean concepts o modelo de produccion, en el Salón de Ginebra también hay sitios para modelos más modestos, al menos en cuanto a su objetivo, por que de estética nuestro protagonista parece mucho más. Me refiero al Kia Provo concept, un prototipo con el que ka marca coreana muestra las intenciones de futuro de cara al segmento B. 

Ha sido diseñado pura y simplemente para la diversión. Cada curva, cada pliegue y cada linea están pensadas para conseguir un solo propósito: cautivar, deleitar y divertir a su propietario. Ha sido creado también para proporcionar una nueva interpretación de los coupes deportivos utilizando las últimas tecnologías y materiales a los que Kia tiene acceso. 

Su diseño y desarrollo se ha llevado a cabo exclusivamente en los estudios de Frankfurt, pensando en los gustos de los conductores europeos. Mide 3,88 metros de largo, 1,77 de ancho y 1,35 de alto. Luce tras una única pieza de cristal la última interpretación de la parrilla "nariz de tigre" conectada directamente a los faros, inspirados por Peter Schreyer, Director de Diseño de Kia. Estos, están compuestos por más de 850 pequeños LED programables, que se pueden usar como luces de día, luz de carretera e incluso, con una configuración de competición.


El parabrisas envolvente esconde los pilares A y las puertas sin marco. La carrocería está pintada en un tono grisáceo denominado "Storm Metal", con relieves y detalles en contraste de color naranja, combinando con fibra de carbono vista y materiales como el aluminio con acabado muy brillante. Para terminar con el diseño de este concept realmente llamativo, unas llantas de 19 pulgadas con un dibujo espectacular y calzadas con neumáticos 225/40. 

El habitáculo también ha sido objeto de un diseño muy personal y muy conceptual, ya que se les dejo vía libre a los diseñadores. Utiliza colores muy oscuros para que el conductor se centre principalmente en la conducción, pero procurando que los aspectos funcionales encajen con los conductores de hoy en día. 

El salpicadero es de una única pieza de fibra de carbono, pero que no se extiende hasta el suelo con el objeto de dejar libre y despejado el espacio para los pies. Cuenta con un panel de instrumentos sin muchos adornos, pero con unos grandes diales que ofrece información de manera analógica en una pantalla digital. En otra pantalla central se muestran los indicadores secundarios, ademas de poder programarse. En el túnel se encuentran los últimos mandos para el arranque y la parada, para el cambio o el interfaz multimedia. 


Ofrece la posibilidad de seleccionar entre una variedad de pantallas, así como controlar las funciones de info-entretenimiento. Son tres modos los disponibles: normal, viaje y pista. 

En el modo normal, se muestra un velocímetro, tacómetro y las instrucciones del navegador. En el modo viaje, se centra en un gran mapa a escala, muestra instrucciones de ruta y un velocímetro. En el modo pista, solo se muestra un gran tacómetro, el mapa de la pista y un cronometro.

Otra de las características del interior es el asiento delantero de una sola pieza, que cubre todo lo ancho el coche, tapizado de cuero de alta calidad. Los respaldo están montados sobre guías rotativas de aluminio, por lo que en lugar de plegarse hacia delante, giran hacia el centro para facilitar el acceso a las plazas traseras. Los asientos no se regulan, siendo los pedales y el volante lo que ofrece regulación eléctrica. 

La mecánica encargada de ponerle en movimiento, es el 1.6 Turbo GDi con 204 CV y un sistema híbrido inteligente 4WD, con un motor eléctrico que suministra potencia suplementaria a las ruedas traseras cuando es necesario, y que ademas, permite una circulación totalmente eléctrica. Acopla el primer motor DCT de doble embrague de Kia, que cuenta con siete relaciones. 




0 comentarios: