Mercedes G63 AMG 6x6

By | 15:47 Comentarios
La locura ha llegado a Mercedes, o eso parece al menos tras ver la nueva creación de la división AMG: un G63 AMG con seis ruedas.



 El Mercedes Clase G es un modelo con mas de tres décadas a sus espaldas que mantiene intacta su esencia de todo terreno duro y robusto, con muchísimos seguidores a lo largo y ancho del mundo. Pero nunca nos habíamos imaginado hasta donde podía llegar este modelo.

Antes de comentar algo sobre esta extravagancia, deberíamos irnos hasta el principio. Mercedes creo una versión especial del Clase G para las fuerzas armadas de Australia, que parece ser, fueron “cazadas” en un aeropuerto, recibiendo buenas criticas y comentarios. Tras esto, se han atrevido a sacar una versión comercial, con muchísimo más lujo y equipamiento.

Bien, ahora si podemos comentar algo sobre este Clase G tan especial. Especial porque cuenta con un eje más de la cuenta, haciendo un total de tres, pero que además, cuenta con un sistema de tracción total, es decir, que es un todo terreno con tracción “6X6”.


Con esta configuración, la longitud se va hasta lo 5,86 metros, con 2,2 de alto y 2,11 de ancho. Está animado por el conocido V8 de 5,5 litros biturbo de AMG con 544 CV y 760 Nm de par, que le permite llegar hasta los 100 en 6 segundos, pero que no le hace pasar de los 160 km/h, ya que la velocidad se haya limitada electrónicamente. El responsable de transmitir la potencia a los tres ejes es la caja de cambios 7G-Tronic, que envía el 40% del par al eje central, siendo de un 30% la cantidad que llega a cada uno de los otros dos. El consumo de este “ pequeñín” alcanza los 18 litros, teniendo un deposito capaz de albergar 159 litros.

El peso en vacío es de unos nada despreciables 3.775 kg, lo que impide conducirlo en España con el carnet para turismo, que solo alcanza hasta los 3.500 kg. Es pesado, mucho, pero es capaz de vadear ríos de hasta un metro de profundidad, con una altura al suelo de 460 mm y unas gigantescas llantas de 36 pulgadas.

El interior sigue siendo el mismo que el de cualquier otro Clase G, pero añade materiales más propios de las grandes berlinas de la marca, incluyendo hasta fibra de carbono en la consola central.


Es posible que Mercedes fabrique anualmente unas 20 o 30 unidades con un precio muy por encima de los 300.000 euros. Algo que para los jeques árabes, que ya estarán deseando que se ponga a la venta, no será un gran problema.

Por cierto, a modo de curiosidad, comentar que llenar el deposito de este aparato en Dubai solo cuesta 58 euros. 




0 comentarios: