Detroit Electrics resurge con un nuevo modelo, el SP01

By | 14:35 Comentarios
Es el coche eléctrico puro más rápido del mercado, y celebra el regreso de una marca que lleva desde 1.939 sin fabricar ningún vehículo. Detroit Electrics presenta el SP01.



A principios del siglo pasado, la industria de los vehículos eléctricos florecía con especial intensidad en tierras americanas, más concretamente en Detroit. Una de las empresas más fuertes era Detroit Electrics, que fabricó cerca de 13.000 vehículos hasta 1.939. Ahora, tras más de 70 años de ausencia, presenta un nuevo modelo tras ser rescatada del olvido por Albert Lam, antiguo CEO del Grupo Lotus.

Con sede en su ciudad natal original, la sede corporativa de la nueva Detroit Electrics se encuentra en el piso 18 del emblemático edificio Fisher y cuenta con unas instalaciones para producción en el condado de Wayne, Michigan (USA), con una capacidad para fabricar 2.500 coches anuales ofreciendo 180 puestos de trabajo directos e indirectos. Renace con una nueva visión. La de producir un vehículo eléctrico que integra la más avanzada tecnología en movilidad eléctrica y el mayor disfrute a los mandos posible. Además, el nuevo modelo liderara una diversa familia de coches eléctricos de alto rendimiento que están programados para entrar en producción a finales de 2.014.

El nuevo producto de Detroit Electrics, viene amparado por un motor potente, una buena autonomía y una base muy probada, tomada prestada del Lotus Elise. Así, encontramos una plataforma de aluminio rediseñada, capaz de soportar los envites de un motor con 400 CV. Mantiene la batalla de 2.300 mm con las suspensiones independientes de doble horquilla, montando muelles Eibach y amortiguadores Bilstein.


La carrocería, a pesar de recordar claramente al modelo de Lotus, ha sido revisada por Jerry Chung, Diseñador Jefe de Detroit Electrics. Se fabrica a medida enteramente con fibra de carbono por URT Group, una empresa líder en este sector y en el ámbito de la competición. Se ha prestado un especial cuidado a la refrigeración, con nuevas tomas de aire frontales para proporcionar el aire suficiente al grupo motor/baterías y al habitáculo. Igualmente, se ha mimado la aerodinámica, con la incorporación de un difusor trasero de fibra de carbono y un techo duro fabricado en el mismo material.

Gracias al empleo de materiales ligeros, el conjunto pesa tan solo 1.090 kg. Algo poco común en un modelo eléctrico por el peso de las baterías. En este caso, dichas baterías son de polímeros de litio con un peso de 300 kg y ofrecen una potencia de 37 kWh, con una autonomía de 288 km en el ciclo de pruebas Europeo NEDC. Están situadas entre la transmisión y el mamparo cortafuego del habitáculo y el otro paquete de baterías encima del motor eléctrico que se puede ver a través de las aberturas practicadas sobre el capo trasero. Esta última ofrece una función especial, que comentare más adelante, ahora, vamos a pasar al motor.

Se trata de un motor eléctrico asincróno de corriente alterna hecho por entero en Estados Unidos y refrigerado por aire. Ofrece una potencia de 201 Cv (150 KW) a 7.000-8.000 rpm. El par, como en todo motor de estas características es instantáneo y alcanza los 225 Nm. Se posiciona detrás de la cabina, junto a un cambio muy inusual, por no decir que es único en este sentido, manual de cuatro relaciones. Por el mencionado par instantáneo, Detroit Electrics ha decidido bloquear la 5 marcha (también hablan de una sexta) pero que si el cliente puede, es posible volver a hacerla funcional para poder exprimir todas las posibilidades del motor. Es curioso también que incorpora un embrague, que tan solo se usa para cambiar las relaciones de la mencionada transmisión, ya que ni siquiera para arrancar o para una parada corta como un cruce es necesario usarlo, ya que el motor no se cala. Incluso Detroit Electrics nos comenta en su boletín sobre su manejo, del que afirma que no es necesario abusar de él. Explican, que la primera relación es idónea para circular a 30 km/h por ciudad, usando la segunda para rodar cómodamente a 60 km/h y, a partir de ahí, engranar el resto de relaciones.


Pero además, ofrecen otro cambio de marchas, en este caso automático denominado "Powershift Twinspeed" dos velocidades, especialmente desarrollada para vehículo eléctricos o híbridos. La primera marcha ofrece una fuerte aceleración, la segunda, rodar a velocidad elevada de manera desahogada.

Volviendo a las baterías y el motor, hay que comentar que disponen de una centralita que se encarga de gestionar su funcionamiento y un modulo especial de administración térmica desarrollado por Detroit Electrics, ademas de un sistema de telemetría para el control total de la salud del motor y las baterías. Las baterías por su parte, han sido objeto de gran parte de la atención de los ingenieros, que no han querido ofrecer lo mismo que el resto de modelos eléctricos. El segundo conjunto de baterías, sirve como reserva y son capaces de proveer de energía a una casa entera, gracias a una tecnología patentada por la marca llamada "360 Powerback". Esta unidad también puede detectar cualquier fallo en el sistema o cualquier perdida de potencia y avisar al propietario a través de una aplicación para el teléfono de la que hablaremos más adelante, llamada AMSI (Application Managed Smartphone Infotainment).

Es posible cargar las baterías en 4,3 horas o con el sistema de frenada regenerativa, que ha sido diseñado para simular el efecto de retención de un motor de combustión cuan do se deja de acelerar. Además, se puede regular la fuerza de frenado hasta un máximo de 35 KW, para evitar que se bloqueen las ruedas. Sin olvidarnos de los frenos en si, monta discos AP Racing delanteros de 282 mm, siendo de origen Brembo en el eje trasero con el mismo diámetro.


Ahora si, toca hablar del "AMSI" antes mencionado. Consiste en un sistema de infoentretenimiento con conexión al teléfono. Permite gestionar los sistemas del coche, incluyendo claro esta, reproductor de música, navegación por satélite, ajustar el frenado regenerativo y la iluminación, los sistemas de para el estado del nivel de carga y la autonomía restante, así como el sistema de telemetría. Igualmente, se puede utilizar como unidad de control remoto vía GSM, que permite al usuario localizar el vehículo, conectar el sistema de climatización y comprobar el estado de la carga.

Todo esto se encuentra encerrado en un coche de 3.880 mm de longitud, 1.751 mm de anchura y 1.117 mm de alto, capaz de alcanzar los 249 km/h u de acelerar de 0 a 100 en 3,7 segundos. ¿Su precio? 135.000 dolares sin impuesto.

Por ahora, no se sabe los mercados a los que llegara, pero Detroit Electrics comenta que su homologación está bajo la normativa de "series cortas" en Europa, que también es aceptada en Japón, mientras que en Norteamérica, se guiará por la regular FMVSS pero con una aplicación para varias excepciones, por lo que entendemos que a Europa, Estados Unidos y Japón si que llegara. Se ofrecerá con tres años de garantía y 30.000 millas para las baterías, con una opción de ampliarlo hasta cinco años y 50.000 millas. 






0 comentarios: