Maserati facilita más datos del nuevo Ghibli

By | 17:29 Comentarios
Maserati publica más datos del Ghibli, un modelo que ya conocíamos exteriormente y además, que será el primer coche con motor diésel de la marca del tridente.


El primer Ghibli se lanzó en 1.967, nacido de la pluma del joven Giorgietto Giugiaro. En 2.013, Maserati lanza el nuevo Ghibli, cuya mayor novedad, que además está haciendo correr ríos de tinta, es el primer motor diésel de la marca, del que hablaremos al final.

Ahora, nos centramos en su estética, que luce un frontal con la típica calandra de Maserati, cuyas aletas verticales cóncavas se inspiran en el Gran Turismo y en un icono del pasado, la berlinetta A6 CGS. El tradicional pilar trasero triangular y el acristalamiento con puertas sin marco ayudan a otorgarle un aspecto de coupe estilizado, entrando de lleno en el segmento de las berlinas con aires de coupe. Sus medidas son 4.971 mm de largo, 1.945 mm de ancho y 1.461 mm de alto, lo que le hace el más alto de la categoría. La batalla alcanza los 2.998 mm y tiene un maletero bastante respetable de 500 litros.

Los faros son bi-xenón con función "Daytime Running Light", es decir, luces diurnas. Por supuesto, con tecnología LED. Los indicadores de dirección también son LED, que retoman el motivo de las tres salidas de aire tradicionales de Maserati situadas detrás de la ruedas delanteras, las cuales hacen un pequeño guiño a la tradición de la marca, junto con el clásico logotipo de Maserati, conocido como "Saetta".


Igualmente, se ha prestado gran atención a los asientos, con formas envolventes para ofrecer una buena sujeción en conducción deportiva, pero sin menoscabo de la comodidad. Están tapizados en cuero con trama natural que lo vuelve muy suave al tacto. También se puede revestir el salpicadero y las puertas con inéditas combinaciones de dos colores para resaltar el aspecto deportivo o elegante.

La gama del nuevo Maserati Ghibli, se articula entorno a tres versiones: Ghibli, Ghibli S y Ghibli Diesel. Todos ellos con motores V6 de tres litros, sobrealimentados por dos turbos los de gasolina y por uno solo en el caso del diésel.

El primero de ello, el Ghibli “a secas” y el Ghibli S, montan un V6 de 2.979 centímetros cúbicos, con bloque y culatas de aluminio. Se trata de un motor compacto y ligero en beneficio de la maniobrabilidad, desarrollado por Maserati Powertrain y fabricado en las instalaciones de Ferrari en Maranello. En el Ghibli ofrece 330 CV a 5.000 rpm (350 CV USA), 450 Nm de par entre 1.750 y 4.500 rpm que presionando el botón “sport”, se eleva hasta 500 Nm. El consumo de este motor se cifra en 9,6 litros con unas emisiones de 223 gramos de CO2. Acelera de 0 a 100 en 5,6 segundos y alcanza os 263 km/h.


En cuanto al Ghibli S, la potencia es de 410 CV a 5.500 rpm, el par llega hasta los 550 Nm entre 4.500 y 5.000 rpm. En caso de pulsar el botón “sport”, el par se mantiene intacto, es decir, 550 Nm, pero esta vez disponibles desde 1.750 rpm. El consumo anunciado es de 10,4 litros y las emisiones son de 242 gramos de CO2. Acelera de 0 a 100 en 5 segundos y es capaz de rodar a 285 km/h. Para esta versión existe la posibilidad de montar la tracción total Q4, con la que la aceleración estándar se realiza 0,2 segundos más rápido. Con la tracción integral, el par se manda por defecto al eje trasero, pudiendo enviar potencia al eje delantero si fuera necesario, aunque la marca asegura que nunca será necesario más del 35%.

Y llegamos al Ghibli Diésel, la novedad realmente importante. Se trata así mismo, de un V6 con una cilindrada de 2.987 centímetros cúbicos que genera 275 CV a 4.000 rpm (250 CV en Italia), acompañados de un par de 570 Nm entre 2.000 y 2.600 rpm. También ofrece botón sport, en cuyo caso el par asciende hasta los 600 Nm en el mismo rango de revoluciones. La mayor referencia de este motor es el consumo, anunciando 6 litros a los 100, el mas bajo de un Maserati hasta la fecha. Acelera de 0 a 100 en 6,3 segundos, alcanza los 250 km/h y tiene unas emisiones de 158 gramos de CO2.

El Ghibli Diésel será presumiblemente el modelo más vendido y demandado. Se trata del primer diésel de la compañía, que asegura que el motor ha sido desarrollado por Maserati Powertrain, aunque sabemos por descontado, que Fiat tiene un motor de características parecidas, por lo que no sería raro que hubieran partido de ese propulsor.


Todos los motores están acoplados a un cambio automático de ocho relaciones de ZF, con cinco modos de funcionamiento: Auto, Auto Sport, Manual normal, Manual Sport e I.C.E. (Increased Control and Efficiency).

Incorpora una arquitectura de suspensiones extremadamente refinada. Delante monta paralelogramo con doble brazo oscilante de aluminio, en posición elevada para ofrecer un manejo más preciso. Para el eje trasero se ha elegido un sistema multibrazo de cinco brazos, idóneo para aunar el confort y las prestaciones. Bajo pedido, se puede adquirir una versión evolucionada del sistema electrónico Skyhook, con nuevos amortiguadores de aluminio con variación continua.

Para ofrecer una conducción que se espera de un Maserati, integra una dirección asistida hidráulica diseñada expresamente para ofrecer un mejor tacto, con una caja de dirección de aluminio creada específicamente en función de la geometría de la suspensión delantera.


Pero esto no es todo, ya que según Maserati, redefine el concepto de personalización en el segmento de las berlinas deportivas. Se ofrecen tres niveles en cuanto a tapicería de cuero, incrustaciones en negro, madera de bierzo de poro abierto o ébano pulido, fibra de carbono, pedalier y apoyo para el pie izquierdo en acero cepillado, múltiples colores para el cuero…

Entre los sistemas de infoentretenimiento, destaca la pantalla de 8,4 pulgadas del Maserati Touch Control que permite controlar la mayoría de los dispositivos de a bordo y el equipo Hi-Fi opcional, realizado en colaboración con los especialistas de Bowers & Wilkins, con 15 altavoces, amplificador de 1.280 vatios y sistema Quantum Logic Surround. 





0 comentarios: