Porsche Doppelkuplung (PDK)

By | 16:05 Comentarios
Porsche presentó su cambio de doble embrague "PDK" (Porsche Doppelkuplung) en 2.008, en el 911 Carrera. Con el lanzamiento del 911 GT3, el cambio PDK cumple 5 años.


En 1.980, Porsche desarrolló una primicia mundial en tecnología para su uso en competición: la transmisión automática secuencial de doble embrague. Esta transmisión, se desarrollo para el 962, que compitió a partir de 1.984, y es probablemente uno de los coches de carreras más exitosos de todos los tiempos.

Con el 962, Porsche corrió las 24 Horas de Le Mans, y la transmisión de doble embrague que se había creado para el modelo, resistió a la carrera completa. No se paso esta tecnología a la producción en ese momento, porque la electrónica y las capacidades informáticas no estaban completamente maduras técnicamente para cumplir con los estándares de confort que se requieren en un vehículo de calle.


Los progresos realizados en el desarrollo de la electrónica de control, hicieron que Porsche asumiera el desarrollo de nuevo y presento la primera transmisión de este estilo para coches deportivos de producción en el 911 Carrera de 2.008. Sustituyo en la gama al cambio automático Triptronic S y ha sido especialmente desarrollado para coches de altas prestaciones. Desde el principio, fue capaz de cambiar un 60% más rápido que una caja automática convencional y facilitó los cambios sin interrupción de potencia y el ahorro de combustible.

El PDK fue recibido con elogios por los clientes desde el mismo inicio de su comercialización, llegando un año después a varios modelos del fabricante alemán, como son el Boxster y el Caymanm siempre como opción, tanto en estos como en el  911. Cuando el Panamera tuvo su estreno mundial en el año 2.009, los tres modelos con los que partió la gama, ya estaban equipados con el cambio PDK de serie.


La puesta en escena del nuevo Porsche 911 GT3, las capacidades del PDK han alcanzado un nuevo nivel. Los ingenieros han vuelto a trabajar a fondo en la parte mecánica y en materia de control, especialmente para el modelo, el más radical de la gama 911. La estrategia de cambio y el tiempo de respuesta han sido puestos a punto para obtener el máximo rendimiento, y son fundamentalmente diferentes a las capacidades del cambio PDK que incorporan el resto de hermanos de marca, con unos cambios de relación en menos de 100 milisegundos.

Gracias a la ayuda del cambio PDK, el nuevo Porsche 911 GT3, es capaz de acelerar de 0 a 100 en 3,5 segundos, llegando a los 200 en menos de 12, además de completar una vuelta en el circuito de Nürburgring en 7:30 minutos. 

0 comentarios: