Buick recuerda el tanque "Hellcat"

By | 17:14 Comentarios
Las lineas de producción de Buick han estado activas durante mas de 110 años consecutivos, pero por un corto periodo, durante la Segunda Guerra Mundial, los vehículos producidos parecían decididamente diferentes. 



Corría el mes de febrero de 1.942 cuando el ultimo coche destinado al uso civil dejo la linea de montaje de Buick. La Segunda Guerra Mundial que estalló en septiembre del 39 "salpicaba" a Estados Unidos obligando al país a centrar sus esfuerzo en cuestiones menos agradables. Como muchas otras empresas y fabricas, Buick tuvo que pasar de fabricar vehículos civiles, a centrar su atención en la ingeniería y producción de material bélico, motores de aviación y el carro de combate M18, más conocido como "Hellcat". 

El "Hellcat" era uno de los tanques más rápidos de la Segunda Guerra Mundial, capaz de alcanzar más de 60 millas por hora (100 km/h). Según Bill Gross, historiador que ha restaurado el M18  que ahora se exhibe en el Museo Sloan Flint, fue considerado como "el coche de carreras de la Segunda Guerra Mundial". Se trataba de un "caza tanques", de un destructor, que contaba con soluciones únicas. 



Se origino en el estudio de diseño de Harley Earl, cuyo equipo de trabajo también desarrollo la pintura de camuflaje. Diseñaron incluso el logo "Hellcat" en la esquina y en los parches usados por la tripulación del M18, que lucia un gato salvaje mordiendo la silueta de un tanque flanqueado por las palabras "seek, strike, destroy" (buscar, golpear, destruir), que hacían alusión a su misión de localizar y destruir tanques enemigos. 

Los ingenieros de Buick trajeron al "Hellcat" a la vida partiendo de bocetos que los diseñadores habían realizado. Además, se desarrollo una innovadora suspensión por barra de torsión que le confería muchísima estabilidad. Además, era capaz de rodar a más de 60 millas por hora (100 kilómetros hora) a pesar de pesar cerca de 20 toneladas. 



Tenia un motor de 9 cilindros en estrella (tipo radial) de origen aeronáutico, que le otorgaba 450 CV, acoplado a una transmisión Hydramatic de tres relaciones. El tanque se desarrollo como siempre hizo la marca con sus vehículos civiles y se le sometió a diferentes test de validación en el General Motor Proving Ground. Se realizaron pruebas de velocidad en una pista oval, peraltada y asfaltada, así como pruebas de calidad de rodaje en tramos con baches y zanjas especialmente desarrollados. 

Por su puesto, el M18 "Hellcat" también requirió de pruebas especificas para comprobar sus capacidades de vadeo, trepar por paredes pequeñas y paso a través de estructuras. 

La producción comenzó a mediados de 1.943 y finalizo en octubre de 1.944. El proyecto fue tan secreto que la historia del "nuevo" destructor apareció en los periódicos solo un mes antes del fin de la producción. Se produjeron un total de 2.507 M18 "Hellcat". 



Además, junto a el, los empleados de Buick produjeron cerca de 20.000 sistemas de propulsión, 9,7 millones de proyectiles de 20 milímetros, medio millón de vainas y una serie de otros efectos de guerra durante la contienda. 

0 comentarios: