Lamborghini Egoista

By | 16:38 Comentarios
Lamborghini presenta el Egoista, un concept "one-off" que llega como homenaje del Grupo Volkswagen a la marca italiana por su 50 aniversario.

Formato monoplaza, carlinga al más puro estilo de los cazas, estructura anti radar (radares militares, no de los radares de la policía)... así se presenta la última creación de Lamborghini. Un concept que recibe el nombre de Eogista, y viene a celebrar e 50 aniversario de la firma del toro.

No parecen tener suficiente en Sant'Agata con el lanzamiento del Veneno, del que solo habrá en la calle 3 unidades, ni tampoco con el Aventador "50 Anniversary", ambos llegados para celebrar el 50 aniversario de la marca de Ferruccio Lamborghini.

El Egoista es un concept único, sin visos de llegar a producción, con un aspecto caracterizado por las lineas rectas y una zaga desprovista de casi toda la chapa, en busca de más agresividad y por su puesto, ahorro de pesos. Un modelo que continúa con la linea estética del Veneno, y que ha sido creado por Walter De Silva, junto con Dambrosio y Stefan Selaff.

Según el propio De Silva, ha creado el Eogista "como si Ferruccio estuviera diciendo: quiero el motor en la parte trasera y no quiero acompañante. Lo quiero para mi". Para ello, se ha empleado fibra de carbono y aluminio, por lo que hay zonas donde no se debe pisar, señaladas como en los aviones de combate. La estructura está realizada en material anti radar, al igual que las llantas de aleación, que incorporan aletas de fibra de carbono para mejorar la aerodinámica.

Para su diseño se ha inspirado en los cazas de combate, algo recurrente y que ya hemos mencionado. El habitáculo es monoplaza, con la misma inspiración y se accede a el mediante una cúpula con cristales anaranjados que se acciona mediante un dispositivo mecánico. Incopora aerodinámica activa con flaps móviles y conductos de refrigeración y toma de aire de apertura dinámica. 

Todo el interior esta constituido por fibra de carbono y aluminio, con una instrumentación totalmente digital y un asiento que mas parece de un avión de combate (nuevamente) con arnés de cuatro puntos, con acolchado en los laterales para proteger las piernas. Justo en cima de la instrumetación, hay un dispositivo que da la impresión de ser el punto de mira del sistema de armamento. El volante es espectacular, de forma rectangular y diversos mando integrados.  

Tras el asiento, se encuentra el motor. Un V10 de 5,2 litros y 600 CV, pero no se ha comunicado si se trata de un tracción total ni la transmisión equipada, pero se pueden apreciar en las imágenes las paletas tras el volante, por lo que suponemos que monta el cambio automático de accionamiento secuencial.

Su estética puede gustar más o menos, pero desde luego, no deja indiferente a nadie.




0 comentarios: