Prueba Mini Cooper D Cabrio

By | 19:26 Comentarios
Para celebrar las tres generaciones y los más de 50 años del Mini Cooper, Movilnorte nos ha dejado darnos unas vueltas en un Mini Cooper D Cabrio.

Que se pude decir del Mini... han corrido ríos de tinta de este pequeño, pero matón "cochecillo". Prácticamente nada nuevo se puede decir de un modelo que ha creado una legión inmensa de seguidores por todo el mundo.

Desde que John Cooper "metió" mano al innovador coche de Issigonis, hay una máxima que siempre ha precedido desde 1.961, cuando salio el primer Copper de fabrica: es como conducir un kart. Y tras más de 50 años esas palabras siguen siendo su principal carta de presentación.

Y es que desde 1.961 y hasta el año 2.000, periodo en el que se ha fabricado el Mini clásico, nunca se tuvo en mente la potencia, sino el máximo aprovechamiento del espacio. Fue Cooper, diseñador de Fórmula 1, quien vio el potencial del modelo, dotándole de algo más de potencia, llegando hasta los 63 CV, y potenciando el comportamiento de kart.

Son tres las generaciones del Mini Cooper, llegando en la segunda la tecnología y los motores diésel, ya que no es obligatorio tener un motor de gasolina para divertirse. En la actual generación del Mini, los motores diésel ocupan casi todos los escalones con 90. 112 y 143 CV para los Mini One D, Mini Cooper D y el Mini Cooper SD. En nuestro casi, se trata del Mini Cooper D con 112 CV, con carrocería descapotable. 

No me voy a parar a describir su tacto de kart, ni sus acabados, ni nada que tenga que ver con las cosas que mil veces se han dicho, y que son totalmente ciertas. Esta vez me voy a centrar más en el placer de conducir un Mini Cabrio, porque si un Mini ya es divertido, el cabrio lo es más. 

El habitáculo, como cabe esperar es muy pequeño. Personas de mas de 1.75 lo tendrán bastante complicado para acomodarse, y las plazas traseras son prácticamente testimoniales, ya que además, el respaldo esta muy recto, tanto que a mi me resulto incomodo. Por su parte, la postura al volante es claramente dinámica. Muy cerca del suelo, piernas estiradas y brazos ligeramente flexionados, con un volante del tamaño justo y un cambio que no puedes para de usar. 

Conducir un descapotable es un mundo a parte. A mi parecer, no hace falta motores muy potentes para divertirse y disfrutar. Las sensaciones que otorga la falta de techo suplen de sobra la falta de un motor potente, y creer lo que is digo, pues con 112 CV no es precisamente el coche más rápido del planeta. Si, responde muy bien, y el coche se mueve con soltura, pero no es rápido. Es un coche "normal" en cuanto a potencia y prestaciones. 

Pero repito, la ausencia de techo suple con creces este echo, que en ningún momento debe resultar una pega, ni mucho menos. Yo elegiría el Cooper S con 184 CV por ejemplo, pero a mucha gente le basa y le sobra con este motor. El motor responde en todo el régimen de revoluciones, notando un aumento del empuje a partir de las 2.000, pero nada exagerado. Los pedales están muy bien colocados y el cambio, es una delicia. 

Lo mejor con este coche es trazar curvas y más curvas. Es adictivo enlazar una detrás de la otra, con el viento en la cara y un comportamiento genial, divertidísimo. no es el coche más practico en cuanto a espacio del mercado, pero e cuanto a conducción es de los mejores. Me sorprendió que no hubo crujidos ni flexiones aparentes en el chasis. Cierto es que no lo puse al limite, pero es que además, permitía estar de charla sin levantar la voz. 

Con el techo cerrado la sensación es de estar en un coche cerrado normal y corriente, sin pegas por ruido o por comodidad. Se puede recoger la parte delantera del techo a modo de "techo solar" por si no quieres retirarlo del todo. 

Como habréis comprobado, no he mencionado en ningún momento el equipamiento ni los extras, pero si tenemos en cuenta las posibilidades de personalización que la marca ofrece, no tiene sentido centrarnos en algo así cuando podemos configurar el coche a nuestro gusto. 






Agradecimientos a Movilnorte y Álvaro del Romero, responsable CRM por la ayuda prestada, así como a Oscar Sahelices jefe de ventas de Mini.

0 comentarios: