Prueba: Mini Cooper S Paceman

By | 16:08 Comentarios
El Mini Paceman ya está disponible en los concesionarios y no hemos tardado en ponernos al volante del nuevo modelo de la marca británica.

Mini continúa ampliando su gama de modelos, y entra de lleno en la categoría de los SUV coupe. Tomando como base el Countryman, se han "sacado de la manga" un coche que en las fotos personalmente, no me decía nada de nada. Era un SUV coupe más, con una estética un poco discutible. Cuando el modelo se puso en los concesionarios, rápidamente contactamos con nuestro amigos de Movilnorte para que nos dejaran uno, y aquí lo tenemos.

En vivo y en directo, la impresión sobre su estética cambia bastante. Me dio la impresión de estar más resuelto, con una linea atractiva y deportiva. Sobre todo en esta versión que Movilnorte nos cedió, el Cooper S Paceman, con el 1.6 Turbo de 184 CV bajo el capó. El frontal es idéntico al del Countryman, sin cambios aparentes, pero a partir del pilar B hacia atrás, el coche es completamente diferente, con pilotos más grandes y de diseño especifico.

Además, rematando su estética nuestra unidad contaba con el "paquete cromados" exterior, los faros con fondo negro únicamente disponibles con bi-xenón, los intermitentes laterales blancos, techo en color blanco en combinación con las franjas blancas del capó, espejos laterales cromados y las bonitas llantas "Y-Spoke Light" en 19 pulgadas. Todo disponible solo como opción, y que exceptuando los espejos cromados, serían las opciones adquiridas si me comprara un Paceman. 

Dentro, en el habitáculo, encontramos el mismo salpicadero que en el Countryman. No aprecie cambios a simple vista. Tan solo un detalle minúsculo, pero para mi, el mejor cambio que podían hacer. Los mandos de los elevalunas pasan de estar en la consola central, bajo el climatizador, a los paneles de las puertas. Quizá sea cosa de nuestra unidad al equipar el sistema de radio "Radio Visual Boost" con equipo Hi-Fi Harma-Kardon y el cambio automático Steptronic de seis marchas. Este último es posible que influya por el botón para el modo Sport, que se encuentra donde deberían estar los elevalunas. 

También contaba con la tapicería exclusiva tela/cuero "Hot Cross" exclusiva del Paceman y ofrecida como opcional. Otra de las cosas que equipaba nuestro Paceman era el paquete compartimentos para el carril continuo central. Para terminar con algunas de las opciones equipadas, mencionar el sensor de aparcamiento "PDC" y los cristales oscuros traseros. 

Antes de ponerme con las sensaciones de conducción, tengo que decir que cualquiera que haya tenido la oportunidad de conducir un Mini, sea cual sea el modelo, se encontrará en el nuevo Paceman como en casa. Es un Mini, no hay mejor manera de describirlo. Volante, salpicadero, pedales, asientos... todo recuerda a Mini tanto por su aspecto como por su tacto y diseño. 

En marcha ocurre más o menos lo mismo. La dirección, el tacto de los mandos, la sensación general de las suspensiones... todo recuerda inevitablemente a Mini. Y esto no es malo, todo lo contrario. Conseguir que un coche más grande y pesado tenga el mismo tacto y sensaciones es bastante respetable. Lo único que cambia es la posición de conducción, pero simplemente porque el asiento esta un poco más alto. 

Curveando se comporta perfectamente, el coche es muy agil, con una dirección rápida y con tacto. Las suspensiones son firmes pero no incomodas. Últimamente es algo que los fabricantes están realizando bastante bien, con buen control de la carrocería pero sin machacar al pasaje.

El Paceman que nos dejó Movilnorte contaba con el sistema de tracción total "ALL4", que ayudaba a salir de las curvas como un tiro, aprovechando los 184 CV del motor, que por cierto, suena de cine pero no molesta ni con las ventanas abiertas y en nuestro caso, tampoco con el techo abierto, pues equipaba el techo panorámico corredizo. Ambas cosas en opción.

Si sois lectores asiduos, sabréis que tengo una relación de amor-odio con los cambios automáticos. Estas transmisiones resultan cómodas y le dan al coche un tacto más premium y lujoso. Pero el resbalamiento del convertidor siempre me resulta un poco incomodo. En el Paceman me pasaba lo mismo, pero a cambio, tienes un inicio de marcha suave y cómodo, sin tirones. En marcha, las relaciones se intercambiaban sin que se apreciaran lo más mínimo cambiando a unas 2.000/2.200 rpm, lo que ayuda a contener el consumo. Conectando el modo Sport, la cosa cambia. El convertidor de par no resbala, con una respuesta inmediata al pedal del gas, pero cambiando unas 1.000 rpm más arriba en condiciones normales, con el consiguientemente aumento del consumo. Si aumentamos el ritmo, el cambio estira las marchas hasta cerca del corte, siendo divertidísimo estirar el motor entre curvas y frenando un poco tarde (sin pasarnos que estamos en vías públicas) para acelerar a tope y aprovechar la tracción total al salir de los virajes. 

Así mismo, también equipaba las levas del cambio en el volante, pero estas son de serie en el Cooper S con cambio Steptronic. Son las mismas que montaba BMW en sus coches, con levas bi-funcionales. Independientemente de la leva elegida, tirando de ella hacia ti se sube de marchar, pero si apretamos la especie de botón que asoma por encima de los radios centrales del volante, se reduce de marcha. Me costó un poco acostumbrarme, pero una vez "reprogramado", no había problemas y funcionaba muy bien y de manera suficientemente rápida. 

En general me gusta mucho el coche. El motor empuja con ganas, el coche es cómodo y bien construido. Lo puedes personalizar como cualquier otro Mini y la versión Cooper S, tiene una estética más agresiva y atractiva. El precio sin opciones es de 30.200 euros, y a pesa de no meterlo por caminos de tierra puedo asegurar que no le sentará muy bien. El tarado de suspensiones está claramente desarrollado para asfalto.

Como siempre, te recomiendo que lo pruebes si el coche te atrae, pues a mi me gustan las suspensiones firmes y a ti te pueden resultar incomodas. O puede que te guste más que a mi el cambio automático .. pero créeme si te digo que el coche te gustará seguro. 





Agradecimientos a Movilnorte y Álvaro del Romero, responsable CRM por la ayuda prestada, así como a Oscar Sahelices jefe de ventas de Mini.

0 comentarios: