El "classic" Mini felicita al Porsche 911 por su 50 aniversario

By | 19:49 Comentarios
El Porsche 911 es un coche mítico, con muchos seguidores y un deportivo a respetar. Algo que se confirma con las felicitaciones recibidas por parte de Mini en el 50 aniversario del modelo alemán.

P90124920_highRes

50 años son los que cumple el Porsche 911. 50 años de un deportivo con unas características que le hacen uno de los coches con mas personalidad del mercado. Le confieren unas características propias que por ahora nadie ha podido imitar. En septiembre de 2.013 se hará efectivo este "cumpleaños", y el "classic" Mini ha querido festejarlo y claro esta, mandar sus felicitación a la marca alemana por tan buen deportivo.

Este hecho es algo que confirma lo que muchos seguidores y multitud de medios especializados piensan del Posche 911: Es uno de los mejores. Y aunque a primera vista los dos modelos parecen tener poco en común, más bien prácticamente nada (por no decir nada de nada), ambos son objetos de culto y comparten muchos puntos, que ameritan unas felicitaciones especialmente cordiales.

Uno de los hechos que comparten estos dos automóviles, son las trabas que tuvieron a la hora de encontrar un nombre para cada modelo. El 911 se presento en 1.963 como "901", pero la marca francesa Peugeot ya tenia registrado el numero "0" en la identificación de tres cifras para sus modelos. Así que cuando se lanzó al mercado, lo hizo como "911". Ahora, mirando con perspectiva, la inclusión del número "1" fue un acierto, pues en su segmento sigue siendo el "numero 1" ha día de hoy. Y es que ya van siete generación del Porsche por excelencia, del que se han vendido 800.000 unidades en todo el mundo. Un autentico récord en el segmento. Y lo que esta por venir.

P90124909_highRes

Del Mini por su parte, se puede decir que nacieron mellizos. La British Motor Corporation (BMC), desveló un coche pequeño y de carácter revolucionario el 26 de agosto de 1.959. El público presenció la aparición de dos modelos: el Morris Mini-Minor y el Austin Seven. No hace falta ser un lince para darse cuenta de cual fue el nombre ganador. En cuanto a la ventas, hasta el año 2.000, fecha en la que finalizó la producción del Mini clásico, se habían vendido 5 millones 300 mil unidades, convirtiéndose en el coche de origen británico más vendido.

Sus creadores, Sir Alec Issigonis por parte del Mini, y Ferdinand Alexander Porche, nunca imaginaron que con sus propuestas habian sentado las bases para el surgimiento de iconos automovilisticos inmortales.

Otro rasgos bastante importante compartido por ambos coches, es la obligatoriedad de un continuo desarrollo que les permita seguir siempre en la "cresta" durante muchos años. Aunque no todos los cambios suelen ser bien acogidos. El cambio en la refrigeración del motor del Porsche 911, que pasó de ser por aire a ser por liquido, no les sentó muy bien a los puristas. Aunque hay que decir que es un cambio inevitable para unas prestaciones como las que ofrece actualmente el modelo alemán.

P90124934_highRes

En el caso de Mini, las criticas llegaron en la era BMW, cuando se aumento el confort y el lujo, algo que se ha demostrado como un autentico acierto, y que le ha dado al modelo más exclusividad y valor añadido al que ya de por si tenía y que muchos clientes han sabido apreciar.

La competición siempre fue algo esencial para ambas marcas. El 911 en versión para circuitos, es el coche de carreras más exitoso que jamás se ha fabricado. La marca ha logrado conquistar las pruebas más importantes del mundo. Pero si retrocedemos al los años '70, es imposible no acordarse del pequeño "matagigantes" en uno de los rallyes más importantes y difíciles, el Rallye de Mónaco. Y es que el Mini se hizo con la victoria por primera vez en 1.963, el mismo año que se presento el primer Porche 911 (¡buena casualidad!). Pero el palmares no se quedo ahí, ya que se volvió a coronar campeón en 1.964, 65 y 67.

Decenios después, se produjo una comparación directa entre ambos coches, entre David y Goliat. El presidente de Mini para Estados Unidos en aquellas fechas, McDowell, tuvo una genial idea: reto a Porsche en el circuito Road Atlanta en 2.010. Aunque puso una condición: no utilizar el circuito normal, sino un trazado en la parte central asfaltada, de lo contrario habría sido una lucha desigual. El trazada prescindía de largas rectas para que el pequeño coche británico tuviera una oportunidad. Así que un Mini Cooper S de 184 CV, se enfrento a un Porsche 911 Carrera de 345 CV.

P90124919_highRes

El resultado fue de dos segundos a favor del Porsche 911. Aunque si lo pensáis detenidamente, no es tan mal resultado para el Mini como parece. Además, no faltaron a la cita los amantes de las estadísticas, que calcularon que cada segundo de ventaja costaba al cliente 38.000 dolares estadounidenses.

Dos modelos aparentemente muy diferentes, pero que cuentan con ciertas similitudes en su historia. Un icono felicita a otro icono. Felicidades Porsche, felicidades 911.





0 comentarios: