Nueva gama Mitsubishi ASX 2.013

By | 14:12 Comentarios
La marca japonesa Mitsubishi, renueva su crossover compacto, con ligeros retoques estéticos, mejoras en calidad y cambios mecánicos.

Mitsubishi_ASX_2013

El Mitsubishi ASX es un modelo que pasa un tanto desapercibido. Muchos de sus competidores como el Nissan Qashqai, se llevan más atenciones y son más vistos por las calles. Pero ésto no quiere decir que los japoneses se rindan, y le someten a una ligera puesta a punto.

Que se vea poco por las calles no quiere decir que sea un fracaso, además, su estética está muy bien aceptada por la gente, por lo que se ha tirado del "si es bueno, no lo cambies". Así, vemos discretos cambios en el frontal, con un paragolpes de rasgos más suaves que recibe una nueva calandra "Jet Fighter", algo más elegante y moderna. Las luces diurnas tienen nuevos alojamientos y los antiniebla cuentan ahora con marcos cromados. Siguiendo la tónica imperante, la aerodinámica de todo el conjunto ha sido mejorada.
A pesar de estos cambios, el frontal mantiene el diseño básico en forma de cuña, inspirado en las toberas de los modernos aviones de combate, visto en el Concept-CX.

Atrás también se efectúan cambios, aunque igual de ligeros que en el frontal. Los contornos son diferentes, los pilotos adoptan tecnología LED y los terminales de escape son ahora cromados. Por otra parte, los intermitentes laterales pasan a estar integrados en los retrovisores.

Mitsubishi_ASX_2013_11

El habitáculo también ha sido objeto de modificación. Se mejora la calidad interior con material acolchado suave al tacto y se rediseña, todos los elementos para ofrecer mayor disfrute y mayor confort durante la conducción. Sin menos cabo de la funcionalidad por su puesto.

Igualmente, las tapicerías de los asientos se actualizan, así como la de los paneles de las puertas. El volante cuenta con un nuevo diseño, de tres radios y mandos multifunción tapizado en cuero. El selector para el sistema de tracción total 4WD, abandona su accionamiento por mando giratorio y lo sustituye por un botón.
Como cabria esperar, el equipo de audio y multimedia se actualiza, tomando prestados de su hermano el Outlander diversos elementos como la pantalla táctil de 6,1 pulgadas o el reproductor CD/MP3 con seis altavoces.Se remata con indicadores de alto contraste con display LCD a color, así como con multitud de cromados.

Técnicamente, adopta suspensión delantera McPherson, y arquitectura Multilink trasera revisada, con barra estabilizadora. Los frenos por su parte, equipan discos ventilados delante con 302 mm de diámetro y sólidos detrás con 294 mm. Incorporan asistencia en frenadas de emergencia.

Mitsubishi_ASX_2013_5

La transmisión a las cuatro ruedas equipa el sistema "All Whell Control" en las versiones con el motor más potente (los motores los detallo más adelante). Ofrece tres modalidades de funcionamiento: Modo "2WD", modo "4WD" y modo "4WD Lock".

Con el modo "2WD" activado, el coche se comporta como un tracción delantera, siendo el eje delantero el encargado de digerir toda la potencia y el par. Su función es garantizar una conducción ágil y ahorro de combustible. Si optamos por activar el modo "4WD", se conecta la tracción total, con un reparto de par que puede ir desde el 98% a las ruedas delanteras y el 2% a las traseras, hasta un 50& a cada eje. Éste reparto está controlado para lograr una mayor progresión sobre tierra o piso mojado, nevadas o superficies deslizantes. Seleccionando el último modo, el "4WD Lock", se transfiere a las ruedas traseras una proporción de 1,5 para mejorar las prestaciones off-road sobre superficies de baja adherencia.

En cuanto a la gama de motores, se compondrá por una mecánica de gasolina, el 160 MPI y dos diésel, los 180 y 200 DI-D. Todos cuentan de serie con la tecnología "ClearTec" para reducir al máximo las emisiones, compuesta por el dispositivo "Auto Star & Go", dirección eléctrica EPS, sistema de control de regeneración y neumáticos de baja resistencia a la rodadura.

Mitsubishi_ASX_2013_8

La versión 160 MPI se basa en un moderno y compacto bloque de aluminio con 1.600 centímetros cúbicos de cuatro cilindros en linea y dieciséis válvulas "MIVEC". Desarrolla 117 CV y 154 Nm de par, anunciando un consumo de 5,9 litros y unas emisiones de CO2 de 135 gramos por kilómetro. Únicamente disponible con tracción delantera y cambio manual de cinco relaciones.

Las versiones 180 y 200 DI-D por su parte, comparten elementos básicos como el bloque de aluminio fundido, las tapas de balancines de resina o el sistema de inyección con raíl común capaz de otorgar una presión de hasta 2.000 bares. Han sido desarrollados entre Mitsubishi Motors Corporation (MMC) y Mitsubishi Heavy Industries (MHI). Destacan por el bajo ratio de compresión, con 14,9:1, responsable de sus niveles NVH (ruidos, vibraciones, asperezas...), bajas emisiones, fiabilidad, suave conducción y prestaciones.

El más pequeño de los dos, el 180 DI-D, ofrece 116 CV y 270 Nm de par. Emplea una transmisión manual de seis desarrollos, y su consumo homologado es de 5,5 litros, con unas emisiones de 145 gramos de CO2, estando solo disponible con tracción delantera. El 200 DI-D por su parte, entrega 150 CV y 300 Nm de par. Se asocia a la misma transmisión de seis marchas que el 180 DI-D, que se puede unir a un sistema de tracción delantera o al sistema de tracción total. Si se opta por la primera opción, el consumo que anuncia Mitsubishi es de 5,5 litros, con emisiones de 145 gramos de CO2. Si se prefiere la tracción total, el consumo asciende hasta los 5,7 litros y las emisiones hasta los 150 gramos de CO2.

Mitsubishi_ASX_2013_7

Así mismo, el nuevo Mitsubishi ASX adopta todas las medidas para limitar el efecto de los impactos a partir de la tecnología "RISE" (Reinforced Impact Safety Evolution), exclusiva de la marca. Integra e interconecta elementos estructurales para dispersar la energía producto de un choque, controlando la deformación.

Otros elementos que se contemplan son un pedalier con zona programada deformable, asientos que reducen el latigazo cervical, un diseño de capó para protección de peatones en caso de atropello, control de estabilidad activo ASTC, asistente en pendientes HSA, distribuidor electrónico de frenada, asistente de freno de emergencia BAS, priorización de frenos BOS y sistema de señalización de parada de emergencia ESS.

Las terminaciones de acabado serán tres: Challenge, que se ofrece con todos los motores, Motion, que solo estará disponible para los diésel y Kaiteki, el más equipado y únicamente para el motor más potente.





0 comentarios: