Citroën estará en el Campeonato del Mundo de Turismos con el C-Elysée

By | 9:00 Comentarios
Citroën anuncia que Sebastien Loeb pilotará un C-Elysée en el World Touring Car Championship la próxima temporada.


La temporada 2.014 del Campeonato del Mundo de Turismos, contará con la presencia de Citroën, quien "echa mano" de su piloto estrella, Sebatien Loeb, para poner en pista el C-Elysée WTCC, el modelo que defenderá el nombre de la marca francesa por los circuitos de todo el mundo.

El C-Elysée es una berlina del segmento "C", destinada a los mercados emergentes, un coche diseñado para resultar robusto, practico y fácil de mantener. Pero tras su retoque para rendir en pista, nadie afirmaría su condición de coche "low cost".

“La elección del C-Elysée como modelo base de nuestro vehículo del WTCC demuestra nuestra voluntad de utilizar la competición como apoyo activo a nuestro desarrollo comercial”, señala Frédéric Banzet, director general de Citroën. “Con pruebas en Iberoamérica, Marruecos, China o Rusia, el calendario del WTCC es verdaderamente mundial y el hecho de que compita un C-Elysée, motor clave de nuestro crecimiento, ante un público apasionado por el deporte del automóvil, supondrá un gran refuerzo”.

“Desde un punto de vista estrictamente técnico, la elección de una carrocería de tres cuerpos es ideal en lo que a aerodinámica se refiere. Como consecuencia de ello, la elección del C-Elysée es muy apropiada para nosotros”, agrega Xavier Mestelan-Pinon, Director técnico de Citroën Racing. “Más allá de todo esto, hemos podido implantar los diferentes componentes con facilidad. Puesto que se trata de nuestro primer vehículo para ser utilizado en circuitos, debemos cuestionarnos constantemente las decisiones que estamos tomando, y eso es lo que hace que nuestro desafío sea todavía más emocionante”.


La carrocería se tira literalmente al suelo, se incluyen llantas de 18 pulgadas, los pasos de rueda están decididamente ensanchados, introduce una aerodinámica muy cuidada con grandes tomas de aire delanteras, junto con splitter, estribos, difusor, enorme alerón trasero... todo diseñado pensando en el máximo rendimiento en pista. 

Por supuesto, no faltan la jaula de seguridad con especificaciones FIA, frenos de gran diámetro con pinza de cuatro pistones delante y el empleo de materiales de composite que dejan el peso total del conjunto en 1.100 kg. 

Bajo el capó, el mismo motor que se usa en el DS3 WRC. Se trata de un cuatro cilindros de 1.598 centímetros cúbicos turboalimentado, capaz de entregar 380 CV a 6.000 rpm y un par de 400 Nm a 4.500 rpm, gracias a una brida de sobrealimentación mayor. Equipa una transmisión secuencial de seis relaciones Sadev con embrague bidisco de carbono y tracción delantera. 

Iniciará un programa de pruebas para su desarrollo, tras haber rodado por primera vez hace unos días. Citroën asegura que hará su aparición publica el próximo Salón del Automóvil de Frnakfurt, en septiembre. 

0 comentarios: