CRD#1 Evo

By | 20:00 Comentarios
Tres años después del lanzamiento de la CRD#1, Cafe Racer Dreams presenta la evolución de una moto que significa mucho para la empresa.

_ARL6069_Final

LA CRD#1 fue la primera realización de la empresa madrileña Cafe Racer Dreams, un constructor de motos tipo cafe racer que ahora, presenta la evolución de aquella moto que les puso en el candelero.

Cafe Racer Dreams asegura que esta moto es un espejo de lo sucedido en la marca durante todo el tiempo que llevan funcionando. Un camino que afirman, ha sido firme y sin descanso, buscando el mejor producto posible, empleando los mejores materiales a su alcance, mucho cuidado en los acabados y mucha ilusión.

Algo que se puede apreciar en la CRD#1 Evo. Se trata de una Honda CB 900 Bol D'or de 1.983, que recibe un tratamiento 100% cafe racer, incorporando elementos de calidad probada.

_ARL6115_Final

Elementos como puede ser el tren delantero de una Ducati Monster, suministrada por los chicos de Ducati Madrid. Incluye hasta los frenos, con discos y pinzas Brembo. El semicarenado de lineas clásicas (precioso por cierto), es original de una Ducati 900 SS clásica, con un faro delantero negro que Cafe Racer Dreams ofrece en su "Online Store".

La parte trasera de la moto cuenta con un nuevo subchasis, que incluye asiento de nuevo cuño y piloto trasero creados por la gente de Cafe Racer Dreams. La suspensión trasera queda a cargo de dos amortiguadores Öhlins, con muelles de la misma marca. También de Öhlins es el aceite de la horquilla.

Por su parte, el manillar es un Renthal "ultra low" el cual ha sido modificado ligeramente y se monta dado la vuelta. La instrumentación y las piñas de mando son Motogadget. El porta cuentakilómetros es artesanal, fabricado por Cafe Racer Dreams en aluminio.

_ARL6107

Las modificaciones también afectan a la situación de la batería, que pasa a estar escondida bajo el basculante, el deposito de gasolina, que es el original, se ha cambiado un poco de posición y todo el sistema eléctrico se ha simplificado.

En cuanto al motor, sigue siendo el mismo cuatro cilindros de 900 centímetros cúbicos original, pero monta unos carburadores Keihin CR Competición, filtro de potencia K&N y un sistema de escape diseñado por la propia Cafe Racer Dreams pero fabricado por Roberto de Escapes GR.

No nos olvidemos de los pulidos, los guardabarros, el porta matriculas, la pintura y los cromados que también son obra de estos madrileños, Pery y Efra, artífices de que Cafe Racer Dreams esté donde está ahora.



Efra
Pery









0 comentarios: