Mercedes S 63 AMG

By | 17:00 Comentarios
Mercedes presenta la versión más potente de la nueva Clase S, el modelo más potente del segmento, con el motor más potente de la gama BlueDirect. EL S 63 AMG.

Mercedes-Benz S 63 AMG (W222) 2013

La próxima edición del Salón del Automóvil de Frankfurt, será testigo del debut mundial de la variante más deportiva, lujosa y cara del Mercedes Clase S. Un coche que luce una imagen de superioridad clara y patente. El máximo lujo según AMG.

Como toda variante AMG, cuenta con elementos de carrocería especiíficos, que sin modificar apenas la linea del recientemente presentado Clase S, si le otorgan un aspecto más rotundo, elegante pero deportivo, claramente "prepotente".

Una prepotencia que se ve reforzada por el motor que ocupa su vano delantero. Se trata de la versión más potente de la gama BlueDirect, que con 8 cilindros en "V", 5.461 centímetros cúbicos y dos turbos, desarrolla 585 CV a 5.500 rpm y un par de 900 Nm entre 2.250 y 3.750 rpm. Este motor incorpora inyección directa con inyectores piezoeléctricos, cárter de aluminio, intercooler aire-agua, un sistema de escape con válvulas controladas electrónicamente y una transmisión d doble embrague y siete marchas "AMG Speedshift MCT".

Mercedes-Benz S 63 AMG (W222) 2013

Como todos los motores AMG, este V8 biturbo se ensambla a mano en Affalterbach, de acuerdo con la filosofía "un hombre, un motor", luciendo la ineludible placa firmada por el especialista encargado de su montaje.

El nuevo S 63 AMG, se ofrecerá en dos versiones, continuando con la tendencia de la marca estrenada en el E 63 AMG. Podra elegirse con propulsión o con la tracción total 4Matic. La versión de propulsión anuncia un consumo de 10,1 litros y unas emisiones de 237 gramos de CO2, y la 4Matic emite 242 gramos de CO2 consumiendo 10,3 litros a los 100 km.

Dichos consumos han sido posibles, no solo gracias al nuevo desarrollo del motor que le hace más eficiente, sino a la construcción ligera basada en el "Performance Lightweight AMG", que afecta a las nuevas llantas AMG de aleación ligera en 19 pulgadas, una batería de iones de litio que ahorra 20 kg por si sola, sistema de frenos de alto rendimiento en materiales compuestos, una carrocería fabricada con aluminio (incluido el techo) y el hueco de la rueda de repuesto fabricado en fibra de carbono, que ahorra otros cuatro kilos. En total, se consigue un ahorro 100 kg respecto a la anterior generación. Por supuesto, el sistema stop/start también contribuye.

Mercedes-Benz S 63 AMG (W222) 2013

Así mismo, el nuevo S 63 AMG, contará con un equipo de suspensiones diferente según el sistema de tracción elegido. El S 63 AMG con la tracción total 4Matic, montará la suspensión Airmatic, siendo el sistema Magic Body Control el equipo elegido para el modelo de propulsión. Ambos sistemas son adaptivos y se ajustan a las condiciones de la carretera.

El habitáculo también incorpora elementos específicos, como los asientos deportivos AMG con ajuste eléctrico, volante de cuero perforado en la zona de agarre con levas de aluminio para el cambio, distintivos AMG en las pantallas TFT de la instrumentación, y el emblema AMG repartido por diversos lugares del habitáculo como los asientos, el reposabrazos central delantero o el salpicadero.

Como verisión deportiva que es, la instrumentación incorpora indicadores para la temperatura del aceite del motor y de la transmisión, umbrales de las puertas específicos AMG, pedalier de acero e iluminación ambiental también específica.

Mercedes-Benz S 63 AMG (W222) 2013

La lista de equipamiento tiene los mismos elementos que el Clase S "estándar", tanto de confort como multimedia y de seguridad sin olvidar el paquete choffer o el sistema de audio Burmester High-End 3D Surround, pero la lista de opciones tendrá cosas específicas. Se podrá elegir un nuevo juego de llantas de aleación forjadas de 20 pulgadas, con acabados mate, brillante y gris titanio. También hay unos frenos cerámicos AMG con discos delanteros de 420 mm y pinzas rojas y un paquete exterior de fibra de carbono y otro para el interior del mismo materiales o un volante de cuero nappa, entre otras muchas cosas.

Como ejemplo de sus altas prestaciones, gracias a su motor y al empleo de la gran experiencia en este tipo de berlinas del equipo de desarrollo, es capaz de llegar a los 100 km/h en 4,4 segundos en el caso del modelo de propulsión. Si el elegido es el 4Matic, el ejercicio se realiza en 4 segundo exactos, debido a su reparto de par de 33/67 delate y detras respectivamente. Según Mercedes, con este reparto de potencia no solo se consigue una buena aceleración, sino que además, permite mantener hasta cierto punto el carácter de todos los AMG, y desaparece "el irritante subviraje".

Las ventas comenzarán en septiembre, con un precio que parte de los 149.880,50 euros para el modelo de batalla corta, siendo 152.617,50 euros el precio de partida para la batalla larga, solo disponible con el sistema 4Matic. (Precios para Alemania)





0 comentarios: