Pebble Beach... El escaparate de la elegancia.

By | 6:46 Comentarios
El gran concurso de elegancia Pebble Beach, es un evento anual que se encarga de organizar una auténtica pasarela de bellezas sobre ruedas, y es que es ahí donde concurren todos esos autos que son el deleite de puristas, cargeeks y cuanto automaníaco que se respete desean.


Hoy en día cualquier auto alemán, ingles o italiano puede dar ese estatus que muchos ambicionan, pero, y ¿la elegancia? Digo, una cosa es llegar en un Ferrari o un Lamborghini nuevos a una exposición, pero definitiva mente es de otro nivel llegar en un auto clásico, que representa una gran historia no solo para su marca si no también para la historia de la industria automotriz, y es en este concurso/exposición donde no lucirás con alguno de esos autos italianos, por que los protagonistas son autos clásicos que ya no se fabrican, y que encima no cualquier persona con mucha "pasta" puede tener.

En la edición 2013 del Pebble Beach Concours d'Elegance (como se lo conoce oficialmente) se eligió a un auto americano como el "mejor del Concurso" y es precisamente de ese auto del que les quiero hablar.

Packard Twelve Dietrich Victoria Convertible 1934 (chasis 1108) es el Best of Show. Un auto americano cuya marca alguna vez intento competir con los Rolls Royce; un vehiculo enorme, y la historia del ejemplar que ahora nos atañe indica que se compró para ser un taxi, y que fue pintado en rojo y amarillo ¡¡con brocha!! esto en la época de la pos-guerra, valgame Dios que pasaba por la mente de quien hizo semejante atrocidad; pero bueno no se preocupen, el auto fue restaurado de pies a cabeza, o como nos ocupa el caso, de neumáticos a toldo, con un gran trabajo por parte de RM Restorations quienes invirtieron cerca de 10.000 horas para lograr el cometido, y valla que lo lograron.

Este Packard cuenta con una maquina V12 de 7.3 litros y 162 CV, con una transmisión de 3 velocidades, que es capaz de llevar a todo el conjunto hasta los 158 km/h (nada mal para un viejo de casi 80 años cierto). Además del exquisito diseño del auto, que recalco, era con la idea de encarar a los Rolls Royce.

0 comentarios: