Prueba. Renault Twizy 80 Technic

By | 18:20 Comentarios
Nos pusimos al volante del Renault Twizy, con acabado Technic. Un coche enfocado claramente al ámbito urbano, pero que guarda algunas sorpresas.

DSCF7613

Tapisa, uno de nuestro colaboradores, puso a nuestra disposición una unidad del Twizy, un modelo eléctrico de Renault llamativo, pequeño y que a simple vista, no parece ofrecer lo que finalmente ofrece. Muchas sorpresas ha destapado esta prueba, al menos, para mi. Y es que no me esperaba nada de lo encontrado.

La verdad, cuando vi las primeras imágenes del coche, pensé que los directivos de Renault estaba chalados. ¿Pero que narices era eso?. No me convencía en absoluto. Es verdad que su rango de acción es claramente urbano, tanto por prestaciones como por autonomía, pero no esta exento de mucha diversión al volante. Y eso es lo que más me sorprendió.

Haciendo un repaso un poco por encima. Se trata de un coche biplaza en tándem, con motor eléctrico que se ofrece en dos versiones. Una de ellas denominada "45", que se puede conducir con licencia de ciclomotor, y la otra que es la probada, denominada "80", que ofrece 17 CV y como su nombre indica, una punta de 80 km/h. La batería se recarga enchufándolo a red domestica y tiene unos 100 km de autonomía.

DSCF7628

Bien, hasta aquí nada nuevo. Así que vamos a centrarnos en la prueba, que es lo interesante. Lo primero que resalta al acercarte a él, es lo pequeño que es. Dudas desde el primer momento que entren dos personas con cierta comodidad. Hasta que ves, que entrar, entran de sobra. Es más, yo mido 1,75 y no hay problema, pero la otra persona que vino conmigo, que era Guillermo, nuestro fotógrafo, con sus 1,90 de estatura, entraba sin problemas. Tanto delante como detrás.

Hicimos la prueba. Estuve conduciendo yo durante unos kilómetros, mientras hablaba con Guillermo, y la vedad, sino fuera por la mochila con los bartulos para las fotos, hubiera tenido sitio de sobra. Posteriormente hicimos al revés. El se puso al volante y yo me puse atrás, dándome cuenta de que el espacio no sobra, pero no vas apretado en ningún momento. El truco, esta en la posición del pasajero, con las piernas rodeando al conductor. Genial y sorprendente el sitio conseguido. Incluso nos preguntaban por la calle si entraban dos personas, quedándose con la boca abierta al ver salir a Gullermo...

La carrocería y el habitáculo están realizados en materiales plásticos, que si bien no terminan de dar un aspecto de máxima calidad, son bastante buenos. Uno de los problemas que encontré al circular con el coche fue que al ser todo plástico, y no llevar material insonorizante, el habitáculo es una "fiesta". Me explico. Desde fuera no se escucha prácticamente nada. Ves el coche pasar pero no le oyes. Desde dentro es todo lo contrario. Escuchas el motor desde que comienzas a andar, así como los crujidos de los plásticos, las piedrecitas golpeando los bajos e incluso a la gente que te ve llegar... y creerme, que hablan y mucho cuando te ven llegar. Si eres vergonzoso comprate otro coche, porque con este eres el centro de atención. Y no es para menos con la imagen que tiene el aparato.

DSCF7618

Todo este ruido en el habitáculo, creo que podía ser potenciado porque nuestra unidad montaba las puertas opcionales, con la parte inferior de plexiglas, haciendo de caja de resonancia. No es incomodo, pero si contrasta muchísimo con lo que ocurre viendo el coche desde fuera. Por cierto, como curiosidad, al abrir las puertas el coche parece un insecto, generando todo tipo de comentarios de la gente que pasa. Es un espectáculo.

Lo que tampoco se ve desde fuera, y ni siquiera te imaginas, es lo durísima que tiene la suspensión. Es un kart en todo su esplendor, pero con motor eléctrico. Es muy, pero que muy dura. Sorprende desde el primer momento. Tiene sus contras claro, como que tras cinco horas dando vueltas como estuvimos, terminamos machacados, pero te permite ir realmente rápido por las calles. Si has montado alguna vez en kart, solo tendrás que conducir como en uno de esos aparatos, y seras capaz de tomar las rotondas a mas de 65 km/h, con los neumáticos chillando como locos y sin que la carrocería se incline un ápice.

Divertidísimo creerme. Puedes trazar las curvas como si estuvieras en un circuito, abriendo la trayectoria al salir,  y como la dirección no está asistida tienes muy tacto y mucha información sobre lo que ocurre con sus minúsculas ruedas. ¡¡Me lo pase genial!!

DSCF7621

Otra cosa a destacar es el tacto del freno. Exactamente igual de duro que las suspensiones. Hay que apretar fuerte, pero funciona perfectamente. Desconozco el motivo de tanta dureza en el freno, pero me imagino que será por el sistema de recuperación de energía que monta, que por cierto, se nota mucho cuando trabaja. Sobre todo al levantar el pie del acelerador. Frena muchísimo el coche.

Tiene otras particularidades, como la falta de capacidad de carga, con solo dos guanteras a los lados del volante, aunque eso Renault lo ha solucionado con el Twizy Cargo, perdiendo la plaza trasera eso si. Pero para mi, es lo de menos, ya que a mi parecer este coche es perfecto para empresas de reparto o restaurantes con servicio a domicilio. Otra de las cosas que le vendría bien sería un aire acondicionado. En verano te cueces ahí dentro, sobre todo a medio día... no entra el aire al circular. Solo si vas en la plaza trasera te llega algo de corriente.

¿Me lo compraría para mi uso personal?. No, pero como he dicho antes, es perfecto para empresas de reparto. No necesitan más de 100 km de autonomía, ni que corra más de 80 km/h (85 de marcador vimos nosotros) y cuando termines el reparto, lo aparcas, lo pones a cargar y hasta el próximo pedido. Perfecto y barato de mantener.




Agradecimientos a Esther de la Fuente, responsable de marketing del Grupo Pita y a Fernando Pérez Cabanillas, asesor comercial de Tapisa, por la ayuda prestada

0 comentarios: