Väth potencia al máximo el Mercedes CLS 63 AMG Shooting Brake

By | 12:00 Comentarios
Väth prepara el Mercedes CLS 63 AMG Shooting Brake de manera extrema, convirtiéndolo en uno de los familiares más potentes del panorama.

Vath-Mercedes-Benz-CLS-63-AMG-Shooting-Brake-2

En Väth Automobiletechnik han perdido el norte, o eso parece al observar detenidamente la ficha técnica de su último trabajo, que se centra en la preparación del Mercedes CLS 63 AMG Shooting Brake de una manera bastante extrema.

A simple vista no lo parece, ya que desde el preparador han decidido que con algunos pequeños y discretos retoques tendría suficiente. Por ello, tan solo sufre cambios en el frontal, con nuevas piezas de fibra de  carbono y un difusor trasero también de fibra de carbono, diseñados para ofrecer mejoras aerodinámicas.

Vath-Mercedes-Benz-CLS-63-AMG-Shooting-Brake-5

Unas mejoras que le hacen cierta falta, teniendo en cuenta lo que han hecho bajo el capo. Recordemos que el CLS 63 AMG monta el V8 Biturbo de 5,5 litros con dos variantes, 525 o 557 CV. Pues bien, Väth equipado el paquete "V63R, que incluye diversas modificaciones, que hace que las potencias ofrecidas de serie, se queden en "poca chicha".

Dicho paquete consiste en unos turbos mas grandes, modificaciones en el escape y en la gestión del motor y un rediseño completo y especifico de los sistemas de refreigeración del motor, combustible y del aceite de transmisión. Todo, para ofrecer una cifra de 846 CV, con un par limitado a 1.180 Nm para no desintegrar la transmisión. Lo único que desde la empresa no facilitan prestaciones, tan solo aseguran que con los neumáticos adecuados puede llegar a rozar los 350 km/h.

Vath-Mercedes-Benz-CLS-63-AMG-Shooting-Brake-8

Pero como siempre, y mucho mas aun con semejante "cuadra" bajo el pie derecho, es necesario unas buenas "riendas". Por eso, montan un nuevo equipo de suspensiones con muelles más rígidos con dos opciones de altura para la carrocería. La primera rebaja 20 mm la altura del casco respecto al suelo, la segunda son 40 los milímetros que se recortan.

Por otra parte, el sistema de frenos también es nuevo, con discos delanteros de 405 mm y pinza de seis pistones, que por lo visto, solo se pueden equipar con llantas de 20 pulgadas (como las de la imagen, que cuestan 1.542 euros).

Vath-Mercedes-Benz-CLS-63-AMG-Shooting-Brake-10

La brutal preparación se completa con un nuevo volante de piel, un velocímetro tarado hasta los 360 km/h (y que cuesta la friolera de 1.535 euros...) e inserciones de fibra de carbono por todo el habitáculo.

Este tipo de preparaciones, y sobre este tipo de coches, suelen salir algo caras. Aunque esta de Väth se pone a la cabeza, con unos precios de 6.009 euros para el equipo de frenos, 2.011 euros para el difusor o 3.927 euros para las inserciones de fibra de carbono del habitáculo, por poner algunos ejemplos.




0 comentarios: