Bye, bye Gullwing... bye, bye.

By | 9:45 Comentarios
El Mercedes SLS AMG tiene los días contados, le pese a quien le pese. Entre rumores y fotos espía de su sustituto, ya no hay lugar a dudas.


Mercedes ya le ha puesto fecha de caducidad a uno de sus modelos más emblemáticos de los últimos años, o eso se comenta en la red de redes. El Mercedes SLS AMG se dejará de fabricar en junio de 2.014 según los rumores. Pero se marcha dejando huella, con una legión de seguidores brutal y demostrando que Mercedes sabe muy bien como hacer un GT de altos vuelos.


Aún me acuerdo del primer día que vi las fotos oficiales... ¡¡vaya tela!!. Fue lo primero que dije tras ver ese interminable morro y esa zaga; y es que debo confesar que soy fan incondicional de esos diseños tipo "zapatilla" liderado por el inigualable Jaguar E-Type. Desde que se presento en el Salón de Frankfurt de 2.009, su éxito ha sido arrollador a pesar del elevado precio. Y su imagen apenas ha recibido mínimos detalles inapreciables desde entonces, lo que deja claro la validez de sus líneas a pesar de los años y hace pensar que el cambio viene dado por mejoras técnicas y tecnológicas. Algo lógico después de seis años. Cuando el SLS se lanzó al mercado cubría el hueco dejado por el SLR McLaren, presentado hace ya diez años, aunque casi parece que fue ayer cuando llegaron "juntitos de la mano" el Porsche Carrera GT, el Ferrari Enzo y el mencionado SLR McLaren. Todos presumiendo de más de 600 CV bajo el pedal derecho.

El SLR tenía un V8 sobrealimentado con 626 CV y un cambio automático de cinco relaciones, que siempre fue algo criticado. En cambio, el SLS equipa un V8 pero de funcionamiento atmosférico que desarrollaba 571 CV, acoplado a una transmisión automática de seis relaciones y levas frente a los botones del SLR tras los radios del volante. Desde el primer momento, toda la prensa especializada lo puso por encima de su antecesor a pesar de la perdida de potencia. Era más rápido, más ágil, con mejor cambio de marchas; supuso  un claro acierto de Mercedes. Y el echo de ponerle las puertas tipo "Alas de gaviota" fue el revulsivo para el modelo, que automáticamente se le emparentó con el 300 SL de los 50-60. Pero ya le ha llegado la hora, o eso se comenta. Los rumores comenzaron hace tiempo en diversos medios a través de información donde se mencionaba un nuevo deportivo de la estrella, un "baby SLS" directo a competir con el todopoderoso Porsche 911, ocupando un escalón por debajo del "Alas de gaviota"; se le llamo SLC, según fuentes internas de la marca y tenía el código interno C190. El nombre de SLC no es nuevo en Mercedes, pues ya lo empleo entre 1.973 y 1.981para la versión coupe del SL "R107", por lo cual, recuperar la denominación para un modelo de la familia "SL" tiene hasta cierta lógica, aunque cada modelo sea de una categoría diferente. Poco después comenzaron a aparecer imágenes de coches de pruebas con muchísimo camuflaje y una nueva noticia; no solo estaría por debajo del SLS, sino que además venía a ser su sustituto. Mercedes pretende mantener su modelo estrella, el tope de gama, pero dirigirlo a un público más amplio en un segmento dominado por un modelo y una marca ya mencionado y que todos conocéis: el intocable Porsche 911. O eso es lo que parece según rumores.


Si hacemos caso a estos rumores, el "baby SLS" partiría de la plataforma de aluminio del actual "Alas de gaviota" debidamente modernizada, pero con un desarrollo que parte de cero, y bajo el capó se le ofrecerá hasta cuatro opciones. Todas ellas sin confirmar, al igual que el 90% (por no decir el 99%) de todos los datos que estoy manejando. Dichos motores serán, empezando por abajo, un V6 de 335 CV, un V8 atmosférico con dos variantes de 485 y 550 CV y un V8 biturbo de nuevo desarrollo con 585 CV para el Black Series. Algo que el actual SLS no ofrece y que podría llamar a muchos compradores. Pero antes de seguir, una pequeña reflexión. Mercedes ya cuenta con un V8 biturbo de 585 CV latiendo en las entrañas del E63 AMG, por lo que veo absurdo desarrollar un nuevo motor con las mismas características. O bien, es un bulo enorme, o bien, el motor que podría montar será precisamente el equipado por la berlina. También se han barajado precios. Navegando por internet he podido encontrar hasta cuatro cifras diferentes comprendidas entre los 80.000 y los 120.000 euros. Lejos, muy lejos de los 223.000 euros de los que parte el SLS. Estos cuatro precios, vistos en publicaciones diferentes, concuerdan con los cuatro motores especulados. Interesante cuanto menos, ya que, y como bien he comentado antes, llamaría la atención de muchos posibles clientes al tener la posibilidad de elegir entre diferentes motorizaciones y no como el SLS actual. Además, si la intención es quitarle clientes al Porsche 911, un modelo de entrada por 80.000 euros y con 335 CV sería un buen rival para el modelo de Stuttgart.

Otra de las cosas que hacen pensar en su desaparición el año que viene, son las fechas. Hasta ahora, cada 6 años Mercedes ha presentado un nuevo deportivo. El SLR apareció en 2.003 y el SLS en 2.009, y ahora, el sustituto en 2.015. Esto no tiene porque cumplirse, pero sabiendo lo "cuadriculados" que son los alemanes podría tener sentido.

A lo que si hay que decirle adiós son a las puertas de “Alas de gaviota” que tanto alboroto montan cada que vez que se abren en plena calle y una de las mayores características del modelo. Los escapes también cambian adoptando una forma trapezoidal y aparenta mantener los preciosos pilotos finos y alargados. Una de las zonas del coche que más me gusta ciertamente. Así mismo, según las imágenes la calandra delantera sigue contando con grandes proporciones aunque imagino que con los rasgos actuales de la marca. 


Todo parece que el sustituto del sensacional SLS AMG esta sufriendo un desarrollo intenso, con vueltas el en “Infierno Verde” incluidas, para poder estar listo para finales del año que viene. Así que llegados a este punto vamos a dar por cerrado el capitulo de rumorología, no sin antes comentar algo que he dejado para el final y que como siempre que ocurre, me hace reír. Antes de publicar este texto, la denominación “definitiva” era Mercedes AMG GT y no SLC como habían afirmado desde fuentes internas. Además, se habla de un descapotable y Mercedes ha dicho que no se trata de un sustituto, sino de un modelo por debajo del SLS. Incluso el CEO de AMG, Ola Kallenius ha insistido que quieren dejar un tiempo prudencial entre la retirada del SLS y su sustitución y que el nuevo modelo no significa la desaparición del SLS AMG.

No tengo ni idea de si el coche será un nuevo modelo dentro de la gama, o si ocupará el lugar del “Alas de gaviota” y muchos menos cual será su nombre. Solo puedo afirmar que forma parte de la ofensiva que prepara la marca, la cual quiere lanzar diez nuevos modelos antes de finalizar 2.015. Así que mientras tanto, seguiré disfrutando de la línea y el rugido del único coche al que un Fórmula 1 no puede adelantar. 

0 comentarios: