GAD C63 AMG Black Series 4MATIC

By | 15:00 Comentarios
Mercedes esta inmersa en cambios en su gama, lo sabemos a través de diversas fotos oficiales y otras no tanto que van rulando por internet. Mientras tanto, y acompañando las declaraciones del director de AMG, GAD Motors presenta una nueva creación.

GAD C63 AMG 4MATIC

El Mercedes C63 AMG Black Series es una de las maquinas con la estrella en el frontal más radical y macarras presentadas hasta el día de hoy. Está animada por un V8 de 6.3 litros y 517 CV, más que suficientes para que te metan en la cárcel por saltarte todas las normas sobre limites de velocidad que te puedas encontrar. Pero como siempre, hay quien quiere más, y para esos, GAD lanza su particular visión del modelo.

Siguiendo a las declaraciones del director de AMG, que nos dejaban bien claro que los motores atmosféricos de gran cilindrada están llegando a su fin (reportaje es nuestro magazine de noviembre), el V8 de 6,3 litros de serie pierde su lugar bajo el capo de este Black Series dejando sitio para la instalación del V8 de 5,5 litros biturbo de la misma AMG y que ya montan algunos modelos. Pero no se monta tal cual, ya que se ha sometido a una preparación para aumentar su caballaje. Con todo, se consigue extraer 850 CV y 1.350 Nm, suficientes ya no solo para que te prohíban circular por las vías publicas, sino para destrozar neumáticos en cuestión de segundos. Y eso que se mantiene la transmisión automática y siete relaciones de serie, conveniente y notablemente reforzada para no ser triturada, junto con la instalación del sistema de tracción total 4MATIC de Mercedes, de la que no sabemos si está de estricta serie o está modificada.

GAD C63 AMG 4MATIC

Con este cambio en el motor y con la forma de transmitir el potencial obtenido, se consigue acelerar de 0 a 100 en 3,1 segundos, de 0 a 200 en 8,8 segundos o de 0 a 300 en 23,5 segundos. Cifras bastante buenas, al igual que las obtenidas en las pruebas de frenada. Gracias al montaje de unos nuevos frenos cerámicos, se logra frenar de 100 a 0 en 22 metros y de 200 a 0 en 132. Y no olvidemos la suspensión KW que se coloca en lugar de la origen, que también ayuda en estos menesteres.

Estéticamente no hay cambios, pero si quieres, se ofrecen elementos para su personalización. Pero creo que con un precio de 180.000 euros para la preparación, más el coste del coche, pocas ganas tienen que quedar de modificar nada más.





0 comentarios: