Lamborghini Aventador by Underground Racing

By | 19:00 Comentarios
Desde las américas nos llega uno de los Lamborghini Aventador más potentes que conocemos, creado por Underground Racing.

Lamborghini Aventador by Underground Racing

Underground Racing es una empresa estadounidense, especializada en desarrollar sistemas de sobrealimentación para modelos de Lamborghini, Audi y Ferrari, que acaban de presenta su ultimo proyecto.

Se trata de un Lamboghini Aventador super vitaminado, que ofrece casi el triple de potencia que la desarrollada en origen, tras las modificaciones efectuadas y que lo han llevado a tener un motor casi completamente nuevo.

Lamborghini Aventador by Underground Racing

Para lograr triplicar el rendimiento del motor, el trabajo ha sido intenso. Lo primero que hacen en Underground Racing es desmontar totalmente el V12 de 6,5 litros original y comenzar a desechar piezas, como el bloque de cilindros, los pistones, arboles de leva o inyectores. Acto seguido, se instalan elementos desarrollados expresamente pensando en lo que les espera. Así, encontramos un bloque forjado más resistente, pistones especiales y arboles de leva un poco más cruzados por poner algunos ejemplos.

Junto a esto, se instala un sistema de sobrealimentación por dos turbos fabricados artesanalmente, con línea de escape de acero de calidad aeroespacial y dos intercooler de gran tamaño.

Lamborghini Aventador by Underground Racing

Con estas modificaciones se ofrecen dos niveles de potencia: Stage 1 y Race. En la primera, y no por ello más lenta, se ofrecen nada menos que 1.000 CV a las ruedas. Y se menciona el tema de que es medida a las ruedas para que no haya lugar a dudas ya que por norma general se mide al cigüeñal (unos 1.200 CV).

En cuanto al segundo nivel de potencia, cuenta a su vez con dos opciones pero sin modificar nada del motor. Me explico. Se puede utilizar gasolina convencional o bien, de competición con 116 octanos. Empleando gasolina normal, la potencia asciende hasta los 1.250 CV a las ruedas (unos 1.500 CV al cigüeñal). Si por el contrario la gasolina es de carreras, tendremos bajo el pie derecho unos cuantiosos 1.550 CV, que medidos al cigüeñal asciende hasta unos estratosféricos 1.800 CV.





0 comentarios: