Se subasta el Lotec Mercedes C 1.000, un coche único en el mundo

By | 10:00 2 comments
RK Motors Collector Car Auctions subastó entre el 31 de octubre y el 3 noviembre una auténtica joya, única en el mundo. El Lotec Mercedes C1.000.

Lotec Mercedes C1.000

En 1.995, un hombre de negocios de los Emiratos Arabes encargó un coche fuera de lo normal, que le costó la cifra de 3,5 millones de dolares. Un precio respetable en su día y hoy. Se trata del Lotec Mercedes C1.000, un "one-off" con 1.000 CV de potencia. Y recordad, que hablamos de un coche de 1.995.

Mercedes y Lotec se aliaron para fabricar el coche de ensueño de un empresario afincado en los Emiratos Árabes. Quería tener el deportivo más rápido del planeta y por las cifras, lo consiguió. Se tardaron varios años en su desarrollo, pero se logró un coche que es más rápido que el Veyron. Gracias a un motor Mercedes V8 de 5,7 litros sobrealimentado por dos turbos Garret, se obtenía 1.000 CV para mover tan solo 1.080 kg en seco, a través de una transmisión secuencial Hewland. No extraña por tanto, que acelere de 0 a 100 en 2,8 segundos y que alcance los 431 km/h. Y vuelvo a insistir que era un coche de 1.995, y además, más rápido que un Bugatti Veyron. Aunque claro, no tiene ni de lejos el lujo y los acabados de un Bugatti. Es prácticamente un coche de competición.

Lotec Mercedes C1.000

Su carrocería es de fibra de carbono, y su habitáculo no hace concesiones a la comodidad enfocándose única y exclusivamente a conducir a tope. Tiene un salpicadero minúsculo, a ras del parabrisas, en el que se encuentran dos relojes y una pantalla multifunción, pero lejos de las actuales, siendo del tipo de cristal liquido en blanco y negro. Para entrar hay que sortear un anchísimo umbral que luce orgulloso el material del que esta hecho todo el coche. Es estrecho, muy estrecho, con los asientos completamente pegados el uno al otro y con el puesto de conducción a la derecha. Sí dispone de aire acondicionado, pedales ajustables, columna de dirección regulable e incluso, aunque parezca mentira, de un pequeño hueco reservado para el equipaje.

Desde 1.995 tan solo ha recorrido 2.576 km, y salió a subasta con pujas que arrancaron en los 726.000 euros, cerca del millón de dolares. Aún y así, y contando con su rareza, algo lógico cuando se trata de una unidad única en el mundo, no encontró comprador. ¿Por que nadie se lo quedó? Pues no sabría decir, quizá sea por la ausencia de ayudas a la electrónica que lo hacen un poco delicado de conducir sin la experiencia necesaria, ya que por dinero no es, ya que se vendió en la misma subasta celebrada en Charlotte, Carolina del Norte, Estados Unidos, un Mercedes CLK GTR por la inestimable cifra de 1,2 millones de euros.




2 comentarios:

Aitor Jornet dijo...

pues si tubiese dinero me lo quedaba , pero de calle

Javier Martín dijo...

Amigo Aitor, es un coche de calle!!