Coches virtuales... sencillamente brutales

By | 8:30 Comentarios
El Gran Turismo 6, la última edición del videojuego para Play Station 3 nos ha vuelto a poner los dientes largos con sus recreaciones digitales, entre las que destacan dos especialmente.


Cuando a ingenieros y diseñadores se les da manga ancha, suelen aparecer cosas como la puedes ver en la foto de arriba. Eso, una especie de mezcla entre un F1, un avión y un coche, se llama Red Bull X2.014 y es una creación que ha contado con la colaboración del señor Adrian Newey, el gurú de la aerodinámica en el equipo Red Bull de Fórmula 1.

Y es que resulta que como ocurrió con la anterior edición, el juego para Play Station creado por Poliphony Digital, se ha puesto en contacto con ciertos constructores para la creación de vehículos para que los usuarios de este videojuego disfruten de lo lindo.

El Red Bull X2.014 se puede catalogar como un F1 llevado al extremo. Ruedas cubiertas, cockpit también cubierto, aerodinámica sin limites, imagino que electrónica a tope...  todo vale para ser el más rápido, aunque muchos digan que no.


Se ha exprimido la aerodinámica hasta el limite de "copiar" al Brabham BT46 de Gordon Murray, e instala un ventilador en la zona trasera, aunque no se menciona su función. Si se dice, que tiene tres variantes. Obviamente, se entiende que en el juego. 

La primera es la "Fan Car" (X2.014F), seguida de la "Standard" (X2.014S) y de la "Junior" (X2.014J). Los creadores afirman que supera los 450 km/h y genera hasta 8,25 G en curva... para partirte el cuello, vamos. 

Pero no es la primera vez que Adrian Newey diseña un trasto para el Gran Turismo. Ya lo hizo en la entrega anterior con el X1. Otro Fórmula 1 llevado al límite, con un supuesto motor V6 de 1.483 CV a 15.000 rpm, 714 Nm a 12.000 rpm y un peso de tan solo 545 kg. En un simulador con los datos del coche, Vettel completo una vuelta a Suzuka en 1'11"540. 


Y como hablábamos de dos coches, aquí está el otro, salido de la perturbada mente de diseñadores americanos de Mercedes. Se llama AMG Vision GT, y aunque ya lo hemos sacado en nuestro magazine, me parece tan espectacular que se merecía sacarlo de nuevo.

Sencillamente, es impactante, brutal, desmesurado y espectacular. Curvas y más curvas... llantas que sobresalen de la carrocería, una altura mínima, un morro interminable, una anchura exagerada... superlativo. Si la gente de Mercedes es capaz de imaginarse ésto, ¿Por que no darle otro aire a sus coches de calle? Pero es que además, no es solo digital, sino que la marca ha creado uno a tamaño natural...

Bajo el capó hay un motor conocido, el mismo V8 que se puede encontrar en el E63 AMG S Model, es decir, el 5,5 litros biturbo y 585 CV. Para rematar la espectacularidad del coche, este motor expulsa los gases de la combustión por un escape con ocho salidas, una para cada cilindro.


Estos dos coches, suponen el mejor ejemplo de lo que pueden llegar a crear los ingenieros sin tener en cuenta los costes, la funcionalidad ni los limites del ser humano. Que pena que nunca pasen de ser meros conceptos que ni siquiera se pueden conducir en la realidad. Nos tendremos que comprar el juego (y la consola) para poder disfrutar de ellos... 

0 comentarios: