Audi S1 y S1 Sportback

By | 21:48 Comentarios
El pequeñin de Audi se mete al gimnasio y se pone fuerte para representar el escalón de acceso a la gama "S" del fabricante alemán. Además, viene acompañado de una pequeña polémica en redes sociales y foros provocada por su denominación, heredada de uno de los coches de competición más grandes de la historia del automóvil.

Audi S1 y S1 Sportback

Cuando apareció el Audi A1 por primera vez, muchos criticaron a la marca por lanzar un coche como este, más aún, utilizando la plataforma de un Seat Ibiza (que también usa el Volkswagen Polo y nadie dijo nada). Muchos digerón que no es un autentico Audi, que es solo para vender y vender, sin tener en cuenta que una marca premium no debería tener este tipo de modelos (¿?). Cosas que nunca entendí y que por supuesto, no compartía, excepto en el tema de "vender y vender", pues es lógico que una empresa quiera vender sus productor "por un tubo".

Tras tener la oportunidad de  probar el Audi A1 Sportback, me quedó claro que Audi se cuidó mucho en ofrecer una calidad a la altura de la marca, con un comportamiento 100% Audi y toques "chic" para destacarle de entre sus competidores, aunque no puede esconder su parentesco con los mencionados Ibiza y Polo.

Ahora se presenta el "más gordo" de la gama, el más potente, deportivo y radical hasta el momento; el Audi S1, que hereda la denominación de un mito de los rallyes y que ha provocado que le lluevan criticas por ello. Criticas que no entiendo para nada.

Audi S1 y S1 Sportback

Dejando estas cosas a un lado, pues no tienen la mínima importancia y no desmerecen lo que ha creado Audi, vamos a centrarnos en este "pequeñín" que esconde el polifacético 2.0 TFSi bajo su capó con nada menos que 231 CV y 370 Nm de par, puesta a punto especifica como mandas los cánones y una estética cañera que sigue los pasos del resto de la gama, aunque con tonos más vivos y deportivos.

El Audi S1 original, cosechó una reputación legendaria en la década de los 80, dominando el Campeonato Mundial de Rallyes, y Audi ha querido recuperar la denominación para el modelo más pequeño de su catalogo sin descuidar ni un detalle, pero lejos obviamente de aquella bestia con ruedas. Pero eso no quiere decir que los nuevos Audi S1 y S1 Sportback sean lentos, para nada.

Con consumos de 7 y 7,1 litros a los 100 km, anuncian un sprint en 5,8 segundos para el S1 y 5,9 para el S1 Sportback, con una velocidad punta limitada a 250 km/h. ¡¡Limitada!!. Aún y así, las emisiones homologadas son de 166 gramos para el cinco puertas y de 162 gramos de CO2 para el tres puertas.

Audi S1 y S1 Sportback

La potencia llega al asfalto mediante la tracción total quattro "marca de la casa" como es costumbre en todas las versiones "S" de Audi, con embrague multidisco hidráulico situado en el eje trasero. Incorpora un software de control específicamente programado para una conducción dinámica y además, cuenta también con bloqueo electrónico del diferencial y control selectivo del par para cada rueda como función integrada en el control electrónico de estabilidad ESC. Tiene dos etapas de desconexión y complementa el trabajo del embrague con la intervención del frenado selectivo adicional en la rueda interior de la curva.

Como cabe esperar, la suspensión se ha modificado para completar una puesta a punto específica, junto con la dirección asistida electromecánica con el fin de ofrecer una buena agilidad y un comportamiento eficaz pero controlable. Para potenciar aún más la agilidad, se montan cojinetes de pivote modificados en el eje delantero y en el eje trasero se sustituye el sistema utilizado en la gama por un diseño independiente de cuatro brazos.

El sistema Audi Drive Select se incluye de serie, así como los frenos con rotores de 310 mm de diámetro delante, las llantas de 17 pulgadas con neumáticos 215/40 o los faros de xenón plus de nuevo diseño, rematados en la zaga con pilotos LED con una nueva disposición horizontal.

Audi S1 y S1 Sportback

Estéticamente, nada que no se vea en las imágenes, destacando la trasera con los cuatro terminales de escape colocados dos a cada lado o el difusor, que le otorgan un aspecto muy racing. Dentro recibe también toques para que nadie se olvide del coche en el que se circula. Los asientos son específicos, el negro domina toda la escena, las esferas de la instrumentación son específicas con un tono gris oscuro y los pedales están recubiertos de acero inoxidable.

En opción, se puede optar por unos asientos aun mas deportivos con reposacabezas integrado, un paquete de diseño "quattro" que ofrece tonos más llamativos par algunas de las zonas del habitáculo (fotos) o la posibilidad de montar para el exterior pinzas de freno de color rojo con el logotipo "S1", llantas de 18 pulgadas o el paquete "quattro" con un aspecto más deportivo gracias a elementos como un alerón sobre el techo..

Estará disponible en el segundo trimestre de 2.014, con cuatro nuevos colores, dos de ellos exclusivos para el nuevo Audi S1.





0 comentarios: