Koenigsegg One:1. 1.341 CV para 1.341 Kg

By | 19:20 Comentarios
Primeras imágenes acompañadas de un puñado de datos. Eso es lo que Koenigsegg nos facilita de su nuevo "aparato", el Koenigsegg One:1. Modelo que se presenta coincidiendo el 20 aniversario de la marca.

Koenigsegg One:1

Koenigsegg es un fabricante especial. Suele ir por libre y sus ideas suelen ser bastante salvajes. Su último modelo es el Agera R, un brutal deportivo con motor V8 de cinco litros y 1.140 CV con una estética que no deja indiferente a nadie, con unas líneas muy características y que son muy fáciles de reconocer.

Y no es una empresa nueva, para nada. Este año celebra su vigésimo aniversario y lo hace a su estilo, brutalizando todavía más sus productos. Así, nos encontramos con el Koenigsegg One:1. Denominación que hace referencia a su relación peso-potencia. Se presenta en Ginebra en pocos días y por ahora, nos dejan las primeras imágenes y algunos datos.

Tomando como base el mencionado Agera R, el Koenigsegg One:1 recibe un aumento de potencia de 201 CV, una reducción del 20% en cuanto a peso y diversas modificaciones para que este misil con ruedas, capaz de rozar los 440 km/h, no se desmande.

Koenigsegg One:1

El V8 de cinco litros sobrealimentado se coloca en los 1.341 CV y el peso, se queda en 1.341 kg, ofreciendo la mágica cifra del "1" en la relación peso-potencia. No mencionan, al menos por ahora, como se ha llegado a esa cifra de potencia, pero si como han logrado la rebaja de peso y como no pida ser de otra manera, se ha conseguido mediante el uso reiterado de fibra de carbono, destacando el chasis, un 20% más rígido que el usado en el Agera R y las llantas.

Si comentan que se ha realizado un profundo rediseño aerodinámico, con un fondo completamente carenado, un nuevo difusor así como diversos flaps en el frontal. El alerón trasero es activo, con un sistema de empuje por varillas de fibra de carbono y amortiguador de baja frecuencia (silentblock) que permite que el ala varié su ángulo entre -6 y 25 grados, según trabaje como aerofreno o se busque el máximo agarre. En el frontal también hay elementos móviles, como unos flaps colocados a derecha e izquierda bajo el alerón delantero. También se han practicado respiraderos sobre las ruedas que reducen la resistencia (drag) y aumentan el agarre (dowforce), así como una revisión completa de la zona de los pasos de rueda para reducir igualmente la resistencia. En conjunto, Koenigsegg afirma que se logran 650 kg a 250 km/h.

Koenigsegg One:1

Otras modificaciones en la carrocería han sido en las entradas de aire situadas delante de las ruedas, las cuales han sido rediseñadas para incrementar el flujo de aire hacia los intercooler. La suspensión también se ha revisado con amortiguadores activos, muelles con biseles de fibra de carbono y algunas modificaciones en el eje trasero "TripleX".

En cuanto a los frenos, provenientes del Agera R, son unos discos cerámicos de 397 mm con pinzas de seis pistones delante y 380 mm detrás con pinzas de cuatro pistones.

Con todo ésto, la marca afirman lograr cerca de 436 km/h alcanzando los 400 km/h en tan solo 20 segundos saliendo desde parado. Si te parece poco, el Koenigsegg One:1 es capaz, y siempre según datos del fabricante, de detenerse desde 400 km/h en tan solo 10 segundos, generando aproximadamente 2 G de fuerzas, empleando 28 metros en pararse por completo desde los 100 km/h.

Koenigsegg One:1

La electrónica también está presente. Ofrece la posibilidad de adaptar el chasis y la aerodinámica de manera predictiva empleando para ello conexión 3G o GPS y se podrán guardar los tiempos por vuelta en circuito junto con la telemetría mediante una aplicación para iPhone. Además, esta aplicación podrá ir sufriendo actualizaciones que se descargarían en el terminal.

Respecto al habitáculo, tan solo se ha facilitado una imagen en la que se aprecia un tapizado que parece ser alcántara, con guateado de rombos en algunos lugares y costuras en contraste, destacando la profusión de fibra de carbono y unos asientos tipo baquet que según la marca, tienen estructura de fibra de carbono y ventilación, diseñados por la propia Koenigsegg.

Para rematar con esta primera andanada de información, aseguran que han empleado impresión 3D para fabricar numerosos componentes como algunas partes mecánicas o la linea completa del escape.




0 comentarios: