Chevrolet Camaro Z/28. Tecnología de última generación y soluciones con ingenio

By | 10:30 Comentarios
El Chevrolet Camaro Z/28 es la máxima expresión de la gama Camaro y en Chevrolet se lo han tomado muy en serio durante su desarrollo. Se trata de uno de los coches americanos más racing, rápido y tecnológico (sin contar el Chevrolet Volt) que tiene la marca americana en su catalogo.

2014 Chevrolet Camaro Z/28

El Chevrolet Camaro representa la primera vez que un coche estadounidense pasa tanto tiempo de desarrollo en el circuito de Nürburgring como un coche europeo y le da la misma importancia a los resultados. No es ninguna broma. Chevrolet se ha tomado muy en serio la puesta a punto de este modelo y no ha escatimado en medios. El Chevrolet Camaro Z/28 ha recibido tantas atenciones o más, que el Corvette Z06.

Es el Camaro más potente y el más radical de todos los Camaro, prescindiendo de todo lo legalmente posible para hacerlo más rápido, como el aire acondicionado que se ofrece como opción y rebaja el peso en 12,9 "kilazos", se pierden otros 4,6 kg en material fonoabsorbente, 2,7 kg con el tapizado del maletero... permitiendo que el coche marque en bascula 1.733 kg. No esta mal para tener lo que tiene bajo el capó.

Todo eso que os acabo de contar son cosas que ya sabéis, al igual que la mecánica, aunque seguro que queréis recordarlo, así que bajo el capó hay un V8 "Small Block" de 7 litros de cilindrada, 511 Cv y 652 Nm de par que junto a su puesta a punto específica, gomas Pirelli P-Zero Trofeo R con una descomunal anchura de 305 mm en las cuatro ruedas (las delanteras más anchas que se montan en un coche de serie), a los frenos Brembo carbocerámicos y a las modificaciones aerodinámicas pertinentes, es capaz de lanzar al Camaro Z/28 por Nürburgring a tal velocidad que paró el crono en 7:37,47. Un "señor" tiempo.

2014 Chevrolet Camaro Z/28

¿Que a donde voy a parar con todo ésto que ya sabéis? Pues me sirve de pequeña introducción para contaros las últimas cosas que Chevrolet ha publicado, como el "Modo Vuelo" o "Flying Car Mode" que según la marca ayuda a que el tiempo por vuelta en el "Ring" sea cinco segundos más bajo.

Se trata de un sistema que trabaja con el control de tracción "Performance Traction Management". Más bien, es una función del mismo. Ha sido desarrollada como casi toda la puesta a punto del coche en Nürburgring y sirve para aprovechar al máximo el control de tracción. Unos sensores colocados en el frontal del coche, detectan cuando las ruedas pierden contacto con el suelo o están a punto de hacerlo por culpa de un cambio de rasante, desactivando el control de tracción momentáneamente para permitir que las ruedas sigan entregando potencia de manera ininterrumpida al volver a contactar con el asfalto, es decir, cuando aterrice tras el cambio de rasante.

Con ello, podemos aprovechar al máximo la electrónica y contar siempre con un "ángel de la guarda" que nos cubra las espaldas en caso de tener un fallo, que nunca esta de más a pesar de lo que piensan muchos. Chevrolet asegura que ha sido vital para conseguir el tiempo marcado en el "Infierno Verde".

2014 Chevrolet Camaro Z/28

Por otro lado, el Chevrolet Camaro Z/28 ha tenido que recurrir a soluciones derivadas directamente de las pistas de carreras y un poco al ingenio para corregir un pequeño fallo que han observado durante las sesiones de test en diferentes circuito.

Según cuentan, los neumáticos del Camaro Z/28 perdían tracción de manera notoria, al igual que los frenos Brembo perdían capacidad de detención. A través de diferentes grabaciones, pudieron percatarse que había unas vibraciones en las ruedas que no deberían estar ahí, y terminaron pensando que la llanta giraba dentro del neumático.

Para comprobarlo, hicieron una marca en las ruedas usando como referencia el vástago de la válvula de inflado e hicieron que el coche diera una vuelta. Al llegar, pudieron comprobar que el neumático se había desplazado lo menos 360 º.



Intentaron solucionarlo con una pintura especial que se aplica sobre el talón del neumático y que se usa en competición para evitar justo ese mismo efecto, pero por lo visto no fue suficiente. ¿Que se les ocurrió? Pasar por el chorro de arena a las llantas para darles una textura parecida a la pintura y así, conseguir el agarre entre caucho y llanta que necesitaban. Y funcionó.

En el vídeo que tenéis más arriba lo explican todo perfectamente aunque si no sabes ingles, no te enterarás mucho de los que dicen, pero si de las imágenes que muestran ciertos momentos bastante claros y que ayudan a ver lo que ocurría.

Como he comentado al principio, Chevrolet se ha tomado muy en serio el desarrollo del Chevrolet Camaro Z/28 y quiere competir de "tú a tú" con los deportivos europeos.





0 comentarios: