Conducción autónoma. El fin del coche tal y como lo conocemos

By | 12:10 Comentarios
El futuro del automóvil pasa por la electrónica, a nadie se el escapa. Pero estamos llegando a un punto en el cual, los amantes de la conducción tenemos mucho que perder. Ford, entre otras marcas, está investigando la conducción autónoma. El principio del fin.




El concepto básico de automóvil no ha cambiado en más de 100 años, pero la tecnología aplicada es casi de ciencia ficción. La electrónica es dueña y señora de el 95% de los sistemas incluidos en los coches actuales, ofreciendo cosas que hace un puñado de años solo se podían imaginar en las películas y si bien es cierto que en muchos casos, son necesarios, en otros muchos están de más.

Para mi suerte (o desgracia), he sido testigo de la popularización de muchísimos sistemas electrónicos, entre ellos muchos de seguridad. Desde el ABS, hasta el control de tracción y de estabilidad, pasando por los controles de frenado en curva, ayuda a la frenada de emergencia y cosas por el estilo han servido para salvar miles de vidas. Pero también he sido testigo de la aparición de lo que creo, han sido sistemas que han acrecentado más la torpeza y la poca atención en algunas maniobras, como los asistentes de arranque en pendiente o los sistemas que te dan indicaciones para aparcar el coche. Es como si los constructores nos tomaran por tontos y torpes individuos que no pueden garantizar su propia seguridad y movilidad. Aunque en esto, me recuerdan otros que todos conocemos por sus siglas. ¿Tan tontos somos que ya no sabemos usar un embrague ni unos espejos?

El colmo de los colmos llegó con los sistemas que aparcan el coche por si solos, dejándote a ti el manejo exclusivo de los pedales. Estos sistemas, incorporados por casi todas las marcas, permite aparcar en paralelo sin tocar el volante. Muy pintón y muy llamativo verlo, pero para mi, sistemas completamente innecesarios, pudiendo gastarse el coste de desarrollo en otros sistemas más interesantes, como uno que no deje girar o cambiar de carril si no pones el intermitente, que ya está bien.



Si el colmo de los colmos era el sistema de aparcamiento automático, el colmo de los colmos, de todos los colmos es el sistema que aparca el coche en perpendicular a la carretera (en batería) que además también permite sacar el coche de manera automática. ¿Nos estamos volviendo locos? ¿Tan inútiles somos?

Ahora bien, Ford (y otras muchas) piensa que somos aún más torpes, pues dicen que "el coche autónomo representa un paso vital hacia nuestra visión del futuro de la movilidad". Palabras de Stephen Odell, vicepresidente ejecutivo de Ford Europa, Oriente Medio y Asia. En control absoluto de los constructores sobre los movimientos y la capacidad de los mismos de todas las personas.

La firma americana está desarrollando un sistema de conducción autónoma basándose en los sistemas de aparcamiento automático que monta el nuevo Ford Focus y la anterior generación. Un sistema que se lleva investigando desde hace más de 10 años, donde también se estudian los inconvenientes sociales y legislativos porque, ¿quien es el culpable en caso de accidente? Yo desde luego no, que no conduzco... habla con mi coche. (¡JA!)

Dicho sistema emplea cuatro sensores infrarrojos de luz denominados LiDAR (Light Detection and Rading), que escanean el entorno, generando mapas 3D en tiempo real de los objetos situados en un radio de 70 metros, calculando la distancia entre el vehículo y esos objetos a un ritmo de 2,5 millones de veces por segundo. Algo completamente imposible para el cerebro humano, desde luego.




Evidentemente, esto supondría un cambio brutal en el automóvil tal y como lo conocemos. Es más, el coche que hoy día tenemos por nuestras calles dejaría de existir. No tendrían sentido los deportivos, ni los motores diésel o gasolina, incluso sería completamente estúpido ofrecer varios motores para elegir, ya que el sistema electrónico del coche sería quien decidiría muchas cosas y sabiendo como están los gobiernos con los limites de velocidad y el salvar vidas (que no llenar las arcas, no seáis mal pensados), estos coches ya vendrían con las pautas necesarias introducidas de fábrica, para cumplir la normativa de cada país. Vamos, que ya deciden por ti antes de comprarte el coche.

Lo único que quedaría, sería elegir una estética bonita y un buen interior cañón personalizado a tope, con todo lujo de detalles y si se puede, hasta con televisión de al menos 30 pulgadas, que de aquí  a la playa algo tendré que hacer si no conduzco, ¿no?.

Espero, muy en serio, no llegar a ver nunca el automóvil autónomo. Cada vez que pienso en ello me acuerdo de una serie de animación japonesa, "Ex Driver", donde los coches autónomos son los dueños de las carreteras y están los "Ex Driver", una especie de policías/controladores del tráfico que conducen coches convencionales (¿un Caterhan Seven o un Lacia Stratos son convencionales?) para mantener a raya y poder detener a todo coche que pierda el control.

0 comentarios: