Kawasaki "Kamikaze" Cafe Racer

By | 12:00 Comentarios
Desde Alemania, nos llega esta Kawasaki "cafeteada", una H1 que se radicaliza y se vuelve más guerrera todavía.

Kawasaki "Kamikaze" Cafe Racer

Tobias Guckel, el propietario de TGS Motorcycles, uno de los principales especialistas alemanes que lleva 25 años en el negocio desde Rappenhof, ha cogido una "simple" Kawasaki H1 y ha creado lo que ves en las fotos. Una cafe racer totalmente setentera tanto por formas como por colores. Tobias es de esos a los que les gusta coger motor "viejas" y hacerlas renacer.

La Kawasaki H1 me parece una base genial para "cafetear". Su motor tricilíndrico de "2T" y 500 centímetros cúbicos es relativamente potente, es muy sencillo y simple y seguro que puedes potenciarlo de manera igualmente sencilla. Pero para Tobias no era suficiente, así que le montó el motor de una H2, la "hermana mayor" con 750 centímetros cúbicos repartidos igualmente entre tres cilindros y ciclo "dos tiempos". Este motor, sin modificaciones, ofrece 74 CV.

Kawasaki "Kamikaze" Cafe Racer

Y ya que le ponemos un motor más potente, vamos a ponerle a esta Kawasaki "Kamikaze" Cafe Racer una parte ciclo a juego con el propulsor, aunque en este apartado Tobias no ha escatimado, escogiendo componentes preparados para domar mucho más caballaje. La horquilla junto al basculante, los frenos y las llantas proceden de una Suzuki GSX-R 1.000, con lo que se tiene la certeza de que el comportamiento será mucho mejor que cuando la moto se lanzo allá por el año 69.

Mención a parte merece el escape, a mi parecer, una obra de arte. Se trata de una línea realizada de forma artesanal por Jolly Moto, que mantiene la característica disposición de dos escapes por la derecha y otro solitario por la izquierda que lucía la moto de serie.

Kawasaki "Kamikaze" Cafe Racer

Los más observadores y los que conozcan la Kawasaki H1 al dedillo, se habrán dado cuenta de que la carrocería no es la original,o al menos, parte de ella. El colín ha sido realizado a mano ex profeso, así como la óptica trasera. El depósito de gasolina es el de origen, al igual que el faro delantero. La pintura obviamente, es personalizada.

Una buena forma de rejuvenecer una máquina, cuando ya no se puede salvar casi nada y únicamente, la dejarías para donante de piezas.






0 comentarios: